Seguinos en nuestras redes

Ciencia

¿Realmente contaminan menos los plásticos biodegradables?

¿De qué sirve llevar nuestras bolsas de tela al supermercado en vez de comprar plásticas? Mirá

Aunque en algunos países, como Argentina, los consumidores ya están acostumbrados a ir al supermercao con sus propias bolsas, el uso de bolsas de plástico no parece estar disminuyendo a nivel mundial: cada año se usan en el mundo 500 mil millones de ellas.

En general esas bolsas se usan un rato y se desechan, lo que quiere decir que con esta práctica generamos toneladas de basura cada día.

Uno de los primeros ejemplos de una prohibición total del uso de bolsas de plástico se dio en Mauritania, país en el noroeste de África, cuya economía se basa principalmente en la agricultura y la ganadería. Allí se dieron cuenta que la mayoría de las bolsas desechadas terminaban por todos lados, causando que las vacas y ovejas se las comieran y murieran.

En algunos países, como México, esta prohibición no es nacional, sino que depende de los gobiernos locales: en la Ciudad de México y en Querétaro no se pueden usar bolsas de plástico, ni empaques desechables.

En Chile también se ha restringido el uso de bolsas de plástico, sobre todo en zonas cercanas a la costa, para evitar que terminen en el mar. Y en muchos lugares se permiten los materiales plásticos de empaque solamente si son biodegradables.

¿Qué pasa entonces con los plásticos llamados “biodegradables”? Si somos estrictos cualquier plástico es degradable, es decir que se descompone, pero para eso, necesita tiempo suficiente para que las enormes moléculas de polímero se rompan en otras más pequeñas.

El plástico es un material muy estable, pues los enlaces que forman las cadenas o redes de los polímeros son muy estables, es decir que no se rompen con facilidad. De hecho, ños plásticos comunes tardan al menos 100 años desintegrarse, lo que ha hecho que debido a la gran cantidad de plástico que usamos y desechamos haya ocasionado un enorme problema de residuos sólidos que tenemos en todo el mundo.

Muchas de las bolsas de plástico que llamamos biodegradables están hechas de un tipo de polímeros que se desintegran en un periodo aproximado de cinco años. Y aunque usamos ese término de forma amplia, en realidad no todos los polímeros que se degradan con rapidez son de ese tipo: algunos son fotodegradables y otros oxodegradables.

Los plásticos biodegradables son aquellos que se desintegran por la acción de microorganismos: bacterias, hongos y algas. En general están compuestos por biopolímeros, moléculas que provienen de plantas como el maíz, el trigo o papas.

Cuando son fotodegradables es porque se les añadió un aditivo que acelera la descomposición que causa la luz solar en el plástico.

A los plásticos oxodegradables se les añaden sustancias que aceleran su descomposición a través de procesos de oxidación, en los que interviene el oxígeno del aire.

En todos los casos la degradación implica que las cadenas de polímero de los plásticos se rompan en pedazos más pequeños, y esto resuelve una parte del problema: la gran cantidad de residuos sólidos. Pero, cuando un material se degrada, no quiere decir que desaparezca, sino que se partido en pedazos más pequeños -como pasa con los microplásticos-, o que se separó en moléculas más pequeñas.

Por eso cuando se diseñan estos plásticos degradables, es importante que los productos de la descomposición no sean compuestos dañinos que pudieran contaminar de otra manera el suelo o el agua.

En general los plásticos biodegradables, de manera ideal al final del proceso se transforman en moléculas orgánicas pequeñas, que se espera que sean inocuas, pero al final de cuentas se integran al ambiente.

Ciencia

Un científico encontró la formula para evitar el envejecimiento

El genetista David Sinclair reveló las claves que según él permitirían retrasar la vejez.

David Sinclair, genetista de Harvard, afirmó que en base a estudios de más de dos décadas llegó a la conclusión de que es posible retrasar el envejecimiento. Esto se podría lograr siguiendo unos hábitos sencillos que permiten que tengamos una vida más larga y saludable.

El científico considera que para combatir la vejez tenemos que cambiar radicalmente la forma en cómo la pensamos. En lugar de considerarlo como un proceso común y natural, habría que abordarlo como una enfermedad que se puede tratar o curar.

Según David Sinclair, si todos pasamos a cambiar la perspectiva existente sobre la vejez, la humanidad tendría grandes chances de ampliar su expectativa de vida. El genetista también afirmó que la medicina moderna ya se encuentra probando medicamentos para retrasar el envejecimiento.

Continuar leyendo

Ciencia

El manto de telarañas que cubrió los campos argentinos y uruguayos en 2015 ya no es un misterio

Un estudio científico reveló que se trataba de una estrategia de supervivencia de la especie para sortear las inundaciones

En 2015 los campos de la provincia de Buenos Aires, a la altura del kilómetro 157, que da paso a la ciudad de Lezama, amanecieron cubiertos por un manto blanco luego de una inundación. Lo mismo se replicó en Vergara, un pueblo al este de Uruguay. Seis años después, la ciencia encontró la explicación al fenómeno de las “babas del diablo”.

Las y los investigadores de ambos países emprendieron un estudio que finalmente se denominó “Massive spider web aggregations in South American grasslands after flooding” (Agrupaciones masivas de telarañas en pastizales sudamericanos después de las inundaciones).

Los autores del trabajo, según informó La Diaria, son Luis Piacentini, Cristian Grismado, Anita Aisenberg, Carlos Toscano-Gadea, Álvaro Laborda, Miguel Simó, Rodrigo Postiglioni, Luciano Peralta, Dan Proud, Martín Ramírez.

La hazaña que descubrieron consiste en que las telarañas son producidas por arácnidos que se asientan cerca de los ríos y que escapan de las inundaciones. El manto blanco fue obra de las arañas que iban dejando telas en el camino, a través de la técnica de “ballooning”, es decir, de una estrategia de supervivencia de la especie que implementa para poder huir de un posible depredador o de otra amenaza natural, como queda evidenciado en este caso.

Lo que hacen es trasladarse hasta el punto más alto que encuentren, esperar a que haya algo de viento, se paran en punta, levantan el abdomen y dejan caer un hilo de seda hasta que se levantan por los aires. La naturaleza no deja de sorprender. Es que gracias a esa forma de trasladarse, volando sin alas, las arañas pueden desplazarse cientos de kilómetros y elevarse más de mil metros.

Continuar leyendo

Ciencia

Sinopharm: las personas vacunadas necesitarían una tercera dosis a los cinco meses

Así lo consideró la patóloga argentina Marta Cohen quien resaltó la “eficacia” de esa formulación de origen chino

Según la médica argentina e investigadora en Reino Unido, Marta Cohen, las personas vacunadas contra el coronavirus con Sinopharm podrían necesitar una dosis de refuerzo a los cinco meses. En diálogo con Radio Mitre, también habló sobre la combinación de vacunas.

En el principio de la charla, se expresó a favor de la combinación de vacunas, teniendo en cuenta el contexto de escasez en muchas partes del mundo.

“Lo que viene es la combinación de vacunas, hay una gran falta de vacunación en el mundo. El 14% de la población mundial tiene el 51% de las vacunas”, explicó.

Por otro lado, también aseguró que la combinación es mejor en términos de efectividad, de acuerdo a los resultados que se están viendo: “Así como en Oxford-Pfizer la eficiencia fue mejor que Oxford-Oxford, también Sputnik-Moderna o Sputnik-Pfizer seguramente sea mejor como resultado final”.

Con respecto a la vacuna de Sinopharm y las de virus inactivo, remarcó que a pesar de ser eficientes, duraría menos su efecto en el tiempo.

“Todas las vacunas de virus inactivados, son eficaces pero de corta duración. La Sinopharm a los cinco meses hay que dar una tercera dosis, que sea del mismo laboratorio o, no sé si el gobierno lo está previendo, de otra vacuna”, aseguró.

“Es una decisión que tiene que hacer el Ministerio de Salud, que tiene que basarse, no en las pruebas porque no hay, no hay tiempo, sino en la evidencia y el conocimiento científico de los asesores”, agregó sobre esta cuestión.

Por último, remarcó los beneficios de las vacunas contra el coronavirus de ARN mensajero y cómo impactará en la ciencia esta nueva plataforma: “Las vacunas de ARN mensajero son fantásticas, van a revolucionar la farmacología y no solamente las vacunas, pero en el largo plazo no lo sabemos”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR