Actualidad

“Clandestina” en Nordelta: el dueño de la mansión es proveedor del Municipio de Tigre

El empresario de la construcción Víctor César Chirico, condenado a 3 años de prisión por "estrago culposo" tras el derrumbe mortal de una obra y ahora en el blanco de las críticas por una fiesta clandestina, recibió contratos millonarios durante la gestión de Pedro Heyde en la Secretaría de Obras y Servicios Públicos en Tigre

lunes 3 de mayo de 2021 - 7:52 pm

Víctor César Chirico, el empresario de la fiesta clandestina organizada este fin de semana en una mansión en el barrio privado de Nordelta, es un importante proveedor del municipio de Tigre, que lo contrató para avanzar con refacciones escolares.

En las últimas horas, se supo que Chirico, titular de Grupo Perfil Construcciones SRL, además fue condenado a tres años de prisión en suspenso por el delito de estrago culposo, tras un derrumbe fatal en 2018, durante una obra que le costó la vida a seis obreros.

El sábado por la noche, la Policía bonaerense desarticuló una fiesta clandestina en el exclusivo barrio privado Yacht de Nordelta en Tigre. En la misma había más de 70 invitados, banda de música, DJj y hasta un ex jugador de Boca.

Chirico es uno de los dueños de una empresa constructora que tenía a cargo la edificación de un Espacio Multicultural en Santa Teresita en el cual murieron 6 obreros por un derrumbe en 2018. En marzo de 2018, se conoció la triste noticia de que seis obreros murieron cuando se desplomó una losa de 20 por 30 metros en una obra en construcción en la localidad balnearia de Santa Teresita, situado en la avenida Costanera y 43 de esa localidad balnearia.

Además, la empresa que conduce cuenta con numerosas contrataciones en el municipio de Tigre, comandado por Julio Zamora. Las contrataciones se dieron en la Secretaría de Servicios Públicos, una de las áreas a cargo de su mano derecha, Pedro Heyde, quien ya ocupaba su cargo al momento de contratar a la empresa de Chirico.

Como se puede observar en los comprobantes adjuntados a continuación, los arreglos fueron realizados en escuelas locales.

La gestión Zamora viene de escándalo en escándalo, desde contrataciones a amigos y familiares, cooperativas ficticias, pasando por un detallado nepotismo.

 

COMENTARIOS