Mundo

Europa analiza que los vacunados con la Sputnik V o Sinopharm no puedan entrar al continente

La decisión implicaría a su vez dejar libre el paso de turistas estadounidenses que se hayan inoculado con dosis aprobadas por su agencia reguladora.

lunes 3 de mayo de 2021 - 5:20 pm

Con la pandemia de coronavirus ya asentada a nivel global, el último análisis que llevaron a cabo autoridades internacionales que podría materializar una polémica decisión a nivel mundial gira en torno a los turistas que estarían habilitados a ingresar a Europa. Según trascendió, la Unión Europea podría disponer que los vacunados con la Sputnik V o Sinopharm no puedan entrar al viejo continente.

Esta potencial decisión se enmarca en las resoluciones con las que se rige la federación, que hasta el momento no ha avalado las dosis desarrolladas por laboratorios rusos o chinos, así como han confirmado por la positiva a los Estados que han utilizado fármacos permitidos, como lo ha sido Estados Unidos.

“Los estadounidenses, hasta donde sé, usan vacunas aprobadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), eso permitiría la libre circulación por la Unión Europea”, consideró en una entrevista con el New York Times la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

En ese sentido, los norteamericanos no tendrían ningún problema ni inconveniente a la hora de ingresar al viejo continente.

El panorama de aprobación de la Sputnik V continúa siendo un eje incierto en pleno contexto de vacunación mundial. Mientras Rusia planea suministrar a la Unión Europea con más de 50 millones de dosis, Thierry Breton, quien encabeza el grupo de trabajo sobre vacunas de la Comisión de la UE, mostró reticencia varias veces a usar el inmunizante ruso. La revisión de la Sputnik V empezará el 10 de mayo.

Sin embargo, la Comisión Europea no está negociando actualmente contratos de suministro futuros como lo hizo con BioNTech-Pfizer y AstraZeneca a fines del año pasado. Pero República Checa, Alemania y Austria han anticipado que desean asegurarse dosis de Sputnik V una vez que EMA dé el visto bueno.

De implementarse, esta medida podría impactar gravemente en el turismo internacional así como también se registrarían serias consecuencias para la actividad empresarial global: “Una división global de las personas con base en la adopción de vacunas solo exacerbará y continuará los efectos económicos y políticos de la pandemia”, analizó Nicholas Thomas, profesor asociado de seguridad sanitaria en la Universidad de la Ciudad de Hong Kong en Bloomberg. En este sentido, Thomas consideró “el riesgo de que el mundo en base en el nacionalismo de vacunas en lugar de la necesidad médica”.

COMENTARIOS