Política

La Corte Suprema fallaría a favor de la Ciudad para mantener las clases presenciales

El máximo tribunal de Justicia del país se expedirá en el transcurso de la semana cuando entre en vigencia el DNU con las nuevas reglamentaciones que dispuso el Presidente para frenar el avance de la segunda ola.

lunes 3 de mayo de 2021 - 2:26 pm

Tras varias semanas de intensas disputas políticas sobre la presencialidad en las aulas en medio de la suba de contagios por Covid-19 y el aumento en el porcentaje de ocupación de camas en terapia intensiva en el territorio del AMBA, la Corte Suprema de Justicia de la Nación resolverá fallar a favor del gobierno porteño para mantener las clases en las aulas.

Según trascendió, la resolución de los magistrados Elena Highton de Nolasco, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti será publicada durante el transcurso de la semana cuando entre en vigencia el Decreto de Necesidad y Urgencia con las nuevas reglamentaciones que dispuso el Presidente para frenar el avance de la segunda ola.

“Va a haber un reconocimiento de la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires”, comentó Jessiva Bassi que integra el ciclo Lanata sin filtro, por Radio Mitre. En ese sentido, agregó: “Es un fallo unánime. Elena Highton de Nolasco se va a excusar porque ella había planteado en un principio su disidencia”.

 

 

A su vez, explico que “este fallo se va a conocer en el día de mañana y será muy importante porque marcará las decisiones que tome el Gobierno nacional respecto de la pandemia y las restricciones”.

El antecedente de la resolución se encontró en el dictamen del procurador general interino de la Nación, Eduardo Casal, quien durante la semana pasada hizo hincapié en la inconstitucional del DNU que suspendió entre el 19 al 30 de abril las clases presenciales en el AMBA.

“Considero que los argumentos expuestos en la norma impugnada no alcanzan para fundar un estado de necesidad que permita legitimar la suspensión de la concurrencia a los establecimientos educativos en todos sus niveles”, sostuvo Casal en su presentación de 49 páginas.

En ese sentido, el dictamen agregó que no está demostrado epidemiológicamente que la presencialidad en las escuelas afecte a la salud de la misma manera que se había asegurado desde el gobierno porteño. El Ejecutivo le había pedido a la Corte que rechazara la demanda.

“No ha sido debidamente acreditado que el dictado de clases presenciales haya sido la causa del agravamiento de la situación sanitaria a la que aludió el decreto impugnado, en cuyos considerandos se efectúan afirmaciones genéricas acerca de la necesidad de reducir la circulación de personas y el uso del transporte público, sin precisar adecuadamente la supuesta relación directa e inmediata entre las actividades de educación presencial y el crecimiento exponencial de casos en la región”, afirmó el procurador.

Así mismo, envió un mensaje para los gobiernos de la Nación y de la ciudad de Buenos Aires, en el que habló del “paradigma del federalismo concertado que debe primar en las relaciones interjurisdiccionales, especialmente si se presentan desacuerdos razonables o fricciones que la realidad impone y que no siempre se pueden evitar cuando coexisten dos gobiernos que actúan directamente sobre el mismo pueblo”.

“Estas consideraciones adquieren especial relevancia frente al contexto epidemiológico actual, cuando es público y notorio que, en los últimos días, la situación se ha agravado debido a la propia dinámica y cambiantes características de la situación de la epidemia”, concluyó.

COMENTARIOS