Mundo

Coronavirus: Brasil rechazó la importación de la vacuna Sputnik V por “falta de datos” y “fallas de fabricación”

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria indicó que no cuentan con información suficiente sobre efectos adversos; varios estados habían pedido 30 millones de dosis

martes 27 de abril de 2021 - 9:50 am

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil ha rechazado este lunes la solicitud de importación de la vacuna rusa contra la COVID-19 Sputnik V, desarrollada por el Instituto Gamaleya, tras un análisis en el que se ha apuntado a la falta de datos y al riesgo de enfermedades por fallos de fabricación.

Tras cinco horas de debate, la autoridad de vigilancia sanitaria ha negado la importación de la vacuna en una decisión unánime después de que 14 estados solicitarán autorización para ello, según recoge el medio brasileño G1.

Las gerencias de Medicamentos, Inspección y Seguimiento de Anvisa han emitido opiniones en contra de las importaciones, mientras que se ha señalado también que no se ha recibido un informe técnico que demuestre que la vacuna cumple con estándares de calidad.

Asimismo, Anvisa ha indicado que la mayoría de países que han autorizado su uso no tienen “tradición” en el análisis de medicamentos, mientras que en 23 de ellos la inoculación con las dosis aún no ha comenzado.

También se han señalado varios fallos de seguridad relacionados con el desarrollo del biológico, entre los que se ha avisado de que alguno puede causar enfermedad.

Además, Anvisa no ha podido visitar todas las plantas de fabricación de las vacunas durante su visita a Rusia (solo accedieron a tres de las siete fábricas) y no ha podido identificar a los fabricantes de la materia prima de la misma.

El relator del proceso, Alex Machacado, ha subrayado que el estado actual de la vacuna Sputnik V “es un mar de incertidumbres” y supone un escenario de riesgo “impresionante”.

La respuesta

En redes sociales, desde la cuenta de la vacuna se hicieron eco del rechazo anunciado en las últimas horas y acusaron al organismo del gobierno brasileño de Jair Bolsonaro de hacer política en medio de la crisis mundial.

“Los retrasos de Anvisa en la aprobación del Sputnik V son, lamentablemente, de naturaleza política y no tienen nada que ver con el acceso a la información o la ciencia”, escribieron en un posteo.

Luego señalaron la influencia del gobierno estadounidense en la gestión del mandatario de ultraderecha y agregaron: “El Departamento de Salud de Estados Unidos, en su informe anual de 2020 hace varios meses, declaró públicamente que el agregado de salud de Estados Unidos persuadió a Brasil para que rechazara la vacuna rusa”.

“Seguiremos adelante con nuestros contactos. Si falta información, será suministrada. No debería haber ninguna duda al respecto”, agregó por su parte el portavoz del Kremlim, Dmitri Peskov, esta mañana en su conferencia diaria ante la prensa.

COMENTARIOS