Seguinos en nuestras redes

Economía

Se promulgó la ley de modificación al Impuesto a las Ganancias: qué puntos cambian

El mínimo no imponible se eleva a $ 150.000 de salario bruto mensual. Sólo pagarán siete de cada 100 empleados en relación de dependencia

Este martes se promulgó la Ley que exime del pago del Impuesto a las Ganancias a 1.267.000 asalariados, entre trabajadores y jubilados. “Este paso es muy importante en favor de la justicia social”, señaló Alberto Fernández.

Los cambios más relevantes son:

Se sube el piso del mínimo no imponible a $ 150.000 de salario bruto mensual.

En el caso de las jubilaciones, sólo tributarán quienes ganen más de 8 haberes mínimos.

El aguinaldo queda excluido.

Se elimina el tope de edad para deducir a los hijos/as por discapacidad.

Se exime al personal de salud de pagar el impuesto por horas extras o guardias (hasta septiembre).

Además, la norma excluye al aguinaldo de la determinación del impuesto y añade otros alicientes entre las deducciones.

Tal como adelantó El Cronista, la disposición es retroactiva a enero de 2021. No obstante, no exime de pagar Ganancias este año, que se abona sobre las ganancias de 2020, sino que se paga a mediados de 2022, aunque sí se devolverá lo descontado por los empleadores entre enero y marzo, lo que puede inyectar cerca $ 15.000 millones a la economía.

En la normativa, también se exime al personal de salud de pagar el impuesto por horas extras o guardias hasta septiembre, mientras se excluye del impuesto la provisión de herramientas educativas para hijos. La ley también establece una exención específica para el pago de suplementos particulares del personal militar.

Economía General

A días de las elecciones, el Gobierno dará $ 15.000 a artistas: “Resulta necesario contenerlos”

El pago se hará efectivo en la primera semana de octubre, horas antes de que los argentinos se acerquen a las urnas para votar legisladores; la semana pasada, la Justicia prohibió un subsidio que el Gobierno Nacional planeaba entregar a jóvenes por $ 5000

En un nuevo capítulo del plan de gastos que el Gobierno Nacional soltó a la calle tras la derrota en las PASO de septiembre pasado, el Estado entregará un bono de $ 15.000 a artistas, con el objetivo de “contenerlos” pese a que la situación epidemiológica ya permite la realización de shows y todo tipo de actividades artísticas.

El pago se realizará en la primera semana de octubre, a días de las elecciones generales.

En una resolución que lleva la firma del ministro de Cultura, Tristán Bauer, indicaron: “Si bien la situación epidemiológica ha mejorado como consecuencia del avance en el plan de vacunación nacional que el Estado argentino está llevando a cabo, aún persisten medidas y disposiciones de distanciamiento social, preventivo y obligatorio ante la aparición de nuevas variante del virus Sars Cov 2 que impactan en las actividades del sector cultural”.

Tristán Bauer, ministro de Cultura

Y agrega: “Por ello -se añade en el texto- resulta necesario contener a los trabajadores y trabajadoras del ámbito de la cultura mediante el otorgamiento de un quinto pago de pesos quince mil ($15.000) a todos los beneficiarios de la convocatoria al ‘Apoyo extraordinario cultura solidaria’ que mantengan su condición de vulnerabilidad”.

Esta medida se da a días de que la Justicia Electoral prohibiera la entrega de un subsidio de $ 5.000 a jóvenes de entre 18 y 24 años para que usen en diferentes actividades culturales por considerar que violaba el Código Electoral. El subssidio estaba apuntado a beneficiarios de todos los niveles del Programa de Respaldo a Estudiantes de Argentina (Progresar) y a titulares de la Asignación Universal por Hijo/a (AUH). Según el anuncio oficial, el crédito era para utilizar en cines, teatros, espectáculos musicales, ferias y festivales, librerías, entre otros lugares.

Continuar leyendo

Economía

“¿Con qué cara va a ir este muchacho a Washington?”: Melconian apuntó a Guzmán

Durante una charla con LN+, el economista cuestionó los dichos del ministro sobre qué hacer con la deuda con el FMI. “Eso es para la hinchada, pero es imperdonable”, dijo

Carlos Melconian apuntó duramente contra Martín Guzmán. El ministro de Economía deslizó que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional “no está cerrado”.

“No le puede hablar así a los chicos, con esto del Fondo, la soberanía y toda la milonga. Es para la hinchada eso”, advirtió, entrevistado por José del Rio, por LN+.

Sobre Guzmán, agregó: “Esto que dice -sobre el FMI- es imperdonable. Porque acá lo dice para la hinchada. Pero con qué cara va a ir a Washington a negociar? ¿Va a ir con este video? ¿Para qué agarrás el gobierno si después te la pasás dos años echándole la culpa al que se fue”.

Melconian diagnosticó que el dólar se espiraliza por un desorden político y le pidió al Gobierno tener cuidado con el “plan bomba”. “Ojo porque si armás un plan bomba, es muy temprano, y te puede explotar la granada a vos”, consideró.

Por otro lado, el protagonista opinó acerca del plan del Gobierno para congelar los precios. Consideró que “no sirve para nada” y que “cada cosa de estas es peor”, y cuestionó al secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, que impulsó esta medida.

“Cuando Feletti dice que encontró un ministro muy comprometido, todo el mundo sabe que a él no lo eligió el ministro (de Economía, Martín Guzmán), lo puso la vicepresidente. Es más, creo que ni el ministro del área de Feletti (Desarrollo Productivo) lo eligió”, deslizó.

Además, indicó: “El 14 de noviembre, cualquiera sea el resultado, el Gobierno se tiene que ordenar. En un acto de responsabilidad con el país. Todavía le van a faltar dos años y no puede seguir gobernando políticamente con este desorden, que es tolerable cuando no estás en el gobierno”.

Continuar leyendo

Economía

Las cuatro razones por las que el dólar blue no deja de subir y tocó un récord de $195

La divisa marginal subió cuatro pesos respecto al cierre del jueves, alcanzando un valor histórico, y la brecha cambiaria superó el 94%

La última rueda de la semana volvió a desarrollarse con la misma tendencia que las jornadas anteriores. En ese sentido, durante este viernes el dólar “blue” mantuvo el alza en sus operaciones y fue ofrecido a $195, un nuevo récord para el 2021 que iguala al anotado durante el mismo período el año pasado. Y la política no carece de responsabilidad en ello.

Es que a días de las elecciones y sin un panorama claro del Gobierno, el ámbito más libre de la economía, al estar por fuera de toda regulación, es gobernado únicamente por la ley de la oferta y la demanda. Es decir, que mientras los compradores superen a los vendedores, el precio aumentará. Aquí las razones de la tendencia alcista de la moneda paralela.

1- El dólar blue estaba rezagado

Tomando los valores inflacionarios y la consecuente disminución en la compra de dólares, el billete paralelo no había mostrado un salto tan brusco en lo que va de 2021. Es que a pesar de registrar en los últimos meses subas constantes, acumulando un 16,5%, lo hizo por debajo del 37% de inflación. Mientras tanto, el dólar “ahorro” controlado por el Banco Central creció 17,4%; los financieros contado con liquidación y MEP, avanzaron casi 28%.

2- Inflación, el pecado original

Cuando se esperaba cerrar el mes en un 3%, el mercado sorprendió al Gobierno con cincuenta centésimos por encima de esa cifra. Frente a este escenario, los pronósticos para octubre tampoco son alentadores, y por eso los ahorristas buscan cobertura. No resulta extraño entonces que, frente a la incertidumbre de cara a las elecciones, se registren movimientos alarmantes. Así lo explicó la economista María Castiglioni, de C&T Asesores Económicos a TN: “Muchas de las cuestiones que han tranquilizado las expectativas cambiarias, como el potencial acuerdo con el Fondo o que el Gobierno iría hacia un déficit más bajo y, por ende, hacia una menor necesidad de emisión, ya no están más. Hoy los anuncios son de más gasto público y son caldo de cultivo para alentar a una situación inestable”. La rueda seguirá girando en tanto el Gobierno siga sin encontrar una solución estructural, y los ahorristas vean en el dólar su capacidad de ahorro más factible, en lugar de invertir en bienes de capital.

3- Problemas de base

Federico Furiase, economista de Ank, habla de esa falla “estructural”. “El nivel de reservas del Banco Central es muy bajo y hay mucha incertidumbre. Todo eso desemboca en un mercado que se dolariza por donde puede”, apunta. De ahí la variedad de tipos de cambio que ya tocamos, al menos de oído.

A inicios de este mes, dice Fernando Marull, socio de la consultora FMyA, se endureció el cepo en el contado con liquidación y el MEP, y eso le sumó presión al paralelo.

“La nueva ronda de regulaciones hizo que muchas de las cotizaciones libres ya estén operando bien por arriba de los $190. El dólar Senebi llegó a operar en $200. El informal está arbitrando todas estas distorsiones, a las que se suman las mayores presiones dolarizadoras en la previa de las elecciones”, suma Lorena Giorgio, economista jefe de Equilibra.

4- Elecciones, la punta del iceberg

La incertidumbre política siempre tiene impacto en el plano económico. Naturalmente, las expectativas sobre la conducción del país son determinantes de ambas. Joaquín Waldman, jefe de investigación de Ecolatina, explica que el tipo de cambio en calendario electoral tiene que ver con que “el comportamiento de pisar el tipo de cambio en año electoral y que salte post-elecciones ya es conocido; por otra parte, porque van muchos meses en los que crece por debajo de la inflación y por último, por las regulaciones crecientes, que dan la pauta de que se ‘va complicando’”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR