Coronavirus

Nuevas restricciones: shoppings cerrados vs ferias sin control en el Conurbano

Como dos caras de una misma moneda, la situación comercial en el Área Metropolitana de Buenos Aires mostró dos facetas distintas en el primer día de implementación de medidas.

sábado 17 de abril de 2021 - 6:33 pm

Las restricciones en la circulación anunciadas por Alberto Fernández durante la noche del miércoles reavivaron el malestar de la “extensa cuarentena” en distintos sectores de la sociedad, entre ellos, el comercial, donde advierten diferencias en el cumplimiento de las mismas medidas.

Mientras los shoppings permanecen cerrados hasta el 30 de abril, las ferias al aire libre en el Conurbano operan sin control. En Lomas de Zamora, la Feria Olimpo convoca a centenares de trabajadores así como también de consumidores que se agolpan sin mantener las distancias y sin utilizar barbijos, en muchos casos.

“Acá hay que hacer como si el Covid no existiera. Tenemos que trabajar. No podemos seguir parados. Tengo necesidades, tengo una familia. ¿Cómo vivo si no? Yo entiendo las restricciones, las medidas, pero qué vamos a hacer, ¿de vuelta a casa?”, explica Eduardo, de 45 años, un vendedor apostado en su puesto de ropa bajo un sol que pica en la conocida feria del Área Metropolitana de Buenos Aires.

De la misma manera, tanto clientes como vendedores argumentan sobre cómo las necesidades de la gente se sobreponen al “miedo” de infectarse: “Cuando vimos que se venían medidas de vuelta nos dio un poco más de miedo que cierren acá, pero en el fondo sabíamos que eso no iba a pasar, los precios acá son buenos y la gente los necesita. Somos muchos que vivimos de esto, no lo podían cerrar”, le dijo Mario, otro vendedor de artículos electrónicos a Infobae.

Al respecto, una mujer de 35 años le advierte al mismo medio el temor que le genera la situación a la que se ve expuesta en esa zona: “La verdad es que nos da un poco miedo, pero venimos todos los sábados. Los precios que tenemos acá, en medio de esta crisis, son accesibles. No podría comprar lo que compro en ningún otro lado. La situación está muy complicada”.

Un Unicenter desértico, ante el cierre de shoppings que regirá hasta el 30 de abril

En la noche del miércoles en la que Alberto Fernández comunicó las restricciones, los argumentos esgrimidos giraron en torno a recuperar camas en el área de cuidados intensivos para destinarse a pacientes con Covid-19: “Buscamos evitar el encuentro social, recuperar el distanciamiento, bajar la circulación y de ese modo volver a ganar tiempo para que las camas de terapia intensiva que hoy están siendo utilizadas por otras patologías vuelvan a reservarse para la atención del COVID-19, en un momento donde el aumento de los contagios es sostenido”.

A pesar de que las ferias se desarrollen al aire libre, la aglomeración de gente que no acata las medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus continúa causando indignación entre quienes tienen restringidos los horarios laborales. “Nos pareció atendible una restricción en los horarios, en virtud de que los comercios a la calle están funcionando con límites. El anuncio de esta mañana nos pone en una situación muy crítica”, explicaba Mario Nirenberg, gerente General de la Cámara Argentina de Shopping Centers, ante el comunicado del mandatario.

“Ya veníamos muy complicados del año pasado, luego de siete meses de cierre. Esto claramente va a impactar con nuestros locatarios, con nuestras marcas, y muchos de ellos seguramente van a tener que cerrar sus actividades. Hasta aquí todas las partes involucradas veníamos haciendo un enorme esfuerzo de subsistencia”, agregó Nirenberg.

COMENTARIOS