Seguinos en nuestras redes

Política

Segunda ola: el Gobierno Bonaerense evalúa reducir la presencialidad de las clases

Provincia se diferencia de Nación y evalúa restringir las clases presenciales. “Todo puede haber”, sostuvo el vicemienistro, Nicolás Kreplak

Ante el aumento sostenido de contagios de Coronavirus, en Provincia evalúan nuevas restricciones para evitar el colapso del sistema sanitario que, en palabras del ministro de Salud, Daniel Gollán, “puede ocurrir muy pronto“. Ante este escenario, una de las medidas que se evalúa en el Gobierno bonaerense es la reducción de la presencialidad de las clases.

Fue el propio viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, quien en dialogo con Radio La Red, advirtió sobre la posible aplicación de la medida: “En el sistema que tenemos de fases también está contemplada la posibilidad de que cuando hay mucha circulación, reducir la presencialidad, porque tenemos un sistema mixto, con presencialidad y con virtualidad”. Y agregó: “Uno puede, en caso de mayor circulación viral, aumentar la carga virtual, reduciendo la presencialidad”.

Por ello, consultado sobre si puede haber marcha atrás en las clases presenciales respondió “todo puede haber” y dejó abierta la posibilidad de que eso ocurra. Sin embargo, aclaró que la Provincia es “muy heterogénea y muy grande”, por lo que la suspensión, en caso de darse, se aplicaría en los territorios con mayores complejidades epidemiológicas.

En la misma linea se expresó Gollán en radio Rock & Pop: “La continuidad de las clases dependerá de cómo sigue evolucionando todo esto“.

Con estas declaraciones, la Provincia se diferencia de Nación y ya comienza a incluir la presencialidad de las clases dentro del paquete de restricciones a evaluar. Hasta el momento había un consenso entre Casa Rosada y gobernadores para mantener las escuelas abiertas, pese al aumento de casos positivos, ya que allí no se desarrollan focos de contagios.

El ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, atento a sus errores del año pasado, esta vez reconoce que en caso de que haya que retornara la virtualidad total deberá “aplicarse en la mínima unidad geográfica posible” y no “tomar a la Argentina, ni a las provincias, como un todo”.

TE PUEDE INTERESAR