Coronavirus

Hubo reunión pero no acuerdo: Ciudad y la Provincia vuelven a juntarse para definir nuevas medidas

La convocatoria de este lunes ocurrió después del Zoom entre Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta para coordinar medidas de prevención en el AMBA, especialmente tras el regreso de los turistas por el fin de semana largo de Pascuas

lunes 5 de abril de 2021 - 10:28 pm

El jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, se reunió este lunes con los jefes de ministros y de Salud de la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires para analizar las medidas a adoptar ante la segunda ola de contagios de COVID-19.

Tras la reunión, tanto Fernán Quirós y Felipe Miguel como Carlos Bianco y Nicolás Kreplak, que se sumó a último momento en reemplazo de Daniel Gollán, salieron sin definiciones sobre qué nuevas restricciones se implementarán para contener el vertiginoso aumento de casos de coronavirus.

Los funcionarios de Ciudad y Provincia analizaron durante más de una hora la situación epidemiológica en el Área Metropolitana con eje en la nocturnidad y en el transporte público, y desde fuentes oficiales aseguran, como adelantó este diario, que el viernes podría ser el “Día D” en la toma de decisiones.

Aunque anoche no descartaban que entre el martes y el miércoles puedan haber novedades: los funcionarios tienen que terminar de consensuar los pasos a seguir con sus respectivos jefes. Es decir, con el Presidente, el gobernador y el jefe de Gobierno.

El viernes es cuando vence el decreto por el que se prorrogaron las medidas de distanciamiento. Como en los momentos más complejos del año pasado, desde la administración porteña rige la estrategia política y mediática de mostrar cautela ante los inminentes anuncios.

“Se trabaja en distintos escenarios”, coincidieron tanto desde Ciudad como desde Provincia. Aunque fuentes oficiales subrayaron que, en el encuentro, la posición bonaerense fue mucho más dura que la porteña: “Proponemos discutir medidas restrictivas fuertes mientras se avanza con la vacunación”, dijeron desde la administración de Kicillof.

La eventual medida ya provoca, de todos modos, algunos roces en el gabinete de la Ciudad, especialmente por el costo en la actividad económica del sector gastronómico. En la sede porteña de la calle Uspallata aseguran que la ocupación de camas de terapia aún no llega al 40%, y que todavía se puede esperar.

Sin embargo, tanto funcionarios de Ciudad como de Provincia sí aventuran en que, tras las reuniones de las próximas horas, deberán consensuar un horario de restricciones nocturnas.  “Hay que encontrar el punto justo”, explicaron desde Casa Rosada. El Gobierno nacional vuelve a ponerse en el rol de mediador de ambas gestiones.

COMENTARIOS