Economía

El dólar es el rey indiscutible en el mercado de divisas de Latinoamérica

lunes 5 de abril de 2021 - 11:05 am

Este último año se ha notado un avance potente del dólar sobre las monedas latinoamericanas, debido principalmente a la crisis económica que en esta región es mucho más acentuada que en los Estados Unidos, promoviendo que las divisas latinoamericanas no puedan competir contra una moneda que, aunque lleva ya un tiempo en un estado de devaluación más o menos constante, no llega a ser tan acentuado como las abatidas monedas del continente Latinoamericano.

Este fenómeno ocurre en especial en países como Venezuela, Argentina, Brasil, Chile y México, países que han vivido de forma más profunda la crisis del Covid-19. El trading, por supuesto, ha ido ganando fuerza en estos países y en especial ha incrementado el número de personas que buscan aprender cómo invertir en Forex a través de Google, Youtube o cursos vía online, como una manera de proteger sus activos o ganar un poco de dinero extra.

La pobreza en Latinoamérica se ha multiplicado por la pandemia

Según reporta Cepal, en Latinoamérica actualmente existe un aproximado de 290 millones de pobres, 20 millones más que el año 2019 y este incremento tan pronunciado en la pobreza representa un atraso de al menos 12 años y 20 años en materia de pobreza extrema.

La crisis ha golpeado fuertemente al sector sanitario, con centros de salud que colapsan rápidamente y una incidencia de muertes por el virus un 27,8% mayor que el resto del mundo. Además, las importaciones han tenido que incrementarse, lo que ha modificado de manera visible los precios de los productos incrementando también la demanda de dólares, lo que en última instancia provoca una devaluación de las monedas locales frente al dólar.

El dólar débil y Latinoamérica

A pesar de todo, se considera que el dólar no está en su mejor momento, en especial por su comportamiento frente a monedas como el Euro, contra la cual ha venido perdiendo la batalla durante un tiempo considerablemente largo. Por otro lado, las políticas de la nueva administración parecen estar encaminadas a una mayor impresión de dinero, lo cual también podría agravar la crisis financiera en los Estados Unidos en los próximos años.

Latinoamérica, sin embargo, al poseer una estructura económica tan frágil y al sufrir en muchos casos de la incompetencia de la clase política, ha sufrido de primera mano los síntomas iniciales de una crisis que tardará décadas en resolver.

Los niveles de deuda para el final de la pandemia en la región se tornan incalculables, en especial si tomamos en cuenta que la cuarentena detuvo la economía de muchos países por un tiempo bastante prolongado y que un considerable porcentaje de la población desconectada de internet es poco probable que la crisis se logre superar del todo en poco tiempo.

Si de por sí, el crecimiento económico de la región no supera los 0,4%, durante la pandemia, la caída del PIB en la región se hizo notar, liderados por Venezuela con una caída de alrededor de un 30%, Perú con un 12,9%, Panamá con un 11% y Argentina con un 10,5%.

COMENTARIOS