Salud

Qué tipos de ortodoncia existen y cuál es la más adecuada en cada caso

La elección de cada una dependerá del caso clínico, la edad y las necesidades

lunes 5 de abril de 2021 - 7:02 am

Existen distintos tipos de ortodoncia y la elección depende de cada caso clínico particular, de las recomendaciones del profesional y de las necesidades y posibilidades económicas.

La ortodoncia es la rama de la odontología que se encarga de estudiar, prevenir y corregir aquellas anormalidades de forma, posición o desarrollo que tienen los maxilares y las arcadas dentarias. Busca lograr un equilibrio funcional, morfológico y estético de la boca y del rostro. Con estos sistemas se pueden corregir problemas como la mordida abierta, la mordida cruzada, el apiñamiento dental, el prognatismo y otros en los que esté alterada la oclusión.

Tipos de ortodoncia

Aparatos funcionales

En este tipo se incluyen diversos aparatos removibles que se diseñan para alterar la posición de los músculos que intervienen en las funciones y movimientos de la mandíbula. Con frecuencia se indican durante la dentición temporaria o mixta (cuando el niño tiene dientes de leche y permanentes en la boca).

Al principio modifica la función muscular, lo que con el tiempo conlleva cambios estructurales. Al transformar la dirección y la intensidad de las fuerzas se generan desplazamientos dentarios e incluso cambios en el hueso de soporte de los dientes.

Aparatos removibles

Son los aparatos que se pueden colocar y sacar por sí mismo, como para comer e higienizar, pero cuanto más tiempo permanezcan en la boca, mejores son los resultados.

Este tipo actúa ejerciendo presiones controladas sobre el hueso o sobre los dientes que se quieren movilizar. Dentro de esta categoría podemos distinguir los aparatos removibles que se usan para realizar ortodoncia interceptiva y las cubetas transparentes de la ortodoncia invisible.

– Aparatos para ortodoncia interceptiva: son placas de acrílico que usan otros elementos, como arcos, resortes o tornillos para aplicar fuerzas mecánicas activas sobre las estructuras que se quieren modificar. Son útiles para guiar el crecimiento óseo y expandir el hueso, usándose en el tratamiento de mordidas cruzadas, apiñamientos y movimientos dentarios específicos. Se indican durante la infancia.

– Ortodoncia invisible con alineadores transparentes: este sistema usa bandejas de plástico transparente que se hacen de manera específica para la boca de cada paciente. Se van recambiando con cierta periodicidad para que apliquen las fuerzas y se produzcan los movimientos dentarios que se quieren alcanzar. Son un sustituto estético y cómodo de los brackets fijos.

Aparatos fijos

Se fija a los elementos dentarios y no se pueden retirar. Está compuesto por los brackets, que son los elementos que se adhieren a la superficie dentaria, y el arco metálico que los atraviesa.

De todos los tipos de ortodoncia, es la única capaz de movilizar de forma individual a todos y cada uno de los elementos dentarios en cualquier dirección. En general, se utilizan en la adolescencia, cuando ya se ha completado el recambio dentario, pero el hueso aún está creciendo. De todos modos, también pueden colocarse en los adultos, obteniéndose resultados satisfactorios. Existen diferentes variantes de brackets:

– Metálicos: es el sistema más conocido, usado y el más económico. Son visibles a simple vista, lo que puede ser una desventaja para quien busca estética durante el tratamiento. Se cementan sobre las superficies dentarias y luego se coloca el arco metálico para que se realicen los movimientos de las piezas.

– Cerámicos: son una opción estética por estar confeccionados de un material del mismo color del diente. Son discretos y funcionan de la misma manera que los otros, pero se pueden pigmentar con el uso.

– De zafiro: son transparentes, por lo que pasan desapercibidos, siendo los más estéticos, pero también los más costosos.

– Ortodoncia lingual: los brackets se cementan en la cara interna de los dientes. Pasan desapercibidos, por lo que son otra opción estética, pero su costo suele ser elevado.

– Sistema Damon: es un tipo de ortodoncia similar a la tradicional, pero que usa como sujeción un arco especial que permite que el tratamiento sea más rápido. Es la elección ideal para aquellos que buscan resultados a corto plazo.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS