Agustina Bassi

Entrevista a Agustina Bassi: carrera en los medios, historia de vida y el objetivo de Mujeres que sanan

Joaquín Vega

Periodista deportivo, Licenciado en Ciencias de la Comunicación (UADE) y Redactor en Nexofin. #CharlasDeWhatsApp - Ciclo de entrevistas en Instagram y Twitter

En diálogo con Nexofin, la locutora y periodista del Canal de la Ciudad comparte sus primeros pasos en la profesión, relata su vida en la cuarentena y revela detalles de cómo surgió su proyecto personal en Instagram

lunes 29 de marzo de 2021 - 4:05 pm

La felicidad es el “condimento secreto” que nos puede ayudar a desarrollarnos plenamente. Bajo ese concepto, Agustina Bassi trata de construir su camino en los medios, sin olvidar que la vida para las personas es dinámica y cambia todo el tiempo.

Le apasiona la comunicación; desde la creación de proyectos y contenidos hasta su presentación. Se define como una periodista y locutora (formada en ETER) en permanente formación y actualización. También obtuvo la Licenciatura en Producción y Realización Audiovisual en la Universidad Abierta Interamericana.

Durante su carrera trabajo en varios destinos como A24, Radio Rivadavia, Canal Metro, Canal 26, Radio Cooperativa, C5N, El Trece, El Canal de la Música y Argentinísima Satelital.

Sin embargo, su mayor experiencia la realizó dentro de la productora de Samuel Chiche Gelblung. Desde el año 2018 se encuentra como columnista y conductora en el Canal de la Ciudad.

Se la puede observar en el ciclo Hoy nos toca con Daniel Campomenosi (lunes a viernes de 14 a 16); también es la presentadora en su cuenta de Instagram de Mujeres que sanan; se trata de un espacio de entrevistas donde las protagonistas comparten sus experiencias, deseos y procesos de vida.

Al detallar sobre su experiencia en el medio ubicado en la zona del Abasto, la joven comunicadora explica: “En el canal priorizamos el acompañar. Hoy en el magazine que estoy haciendo me da la posibilidad de crecer mucho; contar la información desde un lugar sabiendo en el que en el otro lado hay personas que no están esperando la última información sino que los informes y acompañes”.

En diálogo con Nexofin, la locutora y periodista del Canal de la Ciudad comparte sus primeros pasos en la profesión, relata su vida en la cuarentena y revela detalles de cómo surgió su proyecto personal Mujeres que sanan en Instagram.

Nexofin (N): ¿Cuándo te diste cuenta de que ibas a ser periodista?

Agustina Bassi (AB): Empezó de chica. Desde que uso de razón, me recuerdo a jugar a hacer televisión y radio. Mi juego a los cinco años era conducir un programa que lo hacía desde la bañera.

Veía bastantes videos con mi vecina (nací en Flores) y jugábamos a que hacíamos un noticiero (éramos las que conducíamos, las cronistas y grabábamos todo con esa camaritas de video de los 90; editamos, cortábamos y pegábamos).

Esos videos incluso los tengo subidos a Instagram. Hacíamos programas de radio; salió como un juego. Pero, no me animé cuando salí del secundario.

Estudié para hacer producción y estar detrás de cámara. A los 25 decidí producir mis propios contenidos; me puse a estudiar Locución. Me dio la seguridad. Fue un camino enorme; me presenté como una persona que podía contar.

N: Si no seguías la comunicación, ¿por qué elegías realización audiovisual y cine?

A los 18 dije que me gustaría trabajar en películas; me imaginaba en equipos grandes de trabajo. Después, la vida me llevó para la televisión. Se me dio todo por ahí; finalmente, el camino iba a ser yo contando frente a una cámara.

La carrera está muy viva como la vida. La comunicación se empieza a adaptar para eso que vos queres contar; no me imagino hablando siempre de los mismo.

Esto no termina nunca, es una carrera apasionante; la comunicación es quién somos, es lenguaje, lo que nos decimos y lo que decimos.

N: También sos locutora, ¿quiénes son tus referentes en el puesto?

Buena pregunta. No fui una chica que haya escuchado mucha radio de joven; intentaba escuchar a Daisy May Queen, por ejemplo.

Como personas de los medio que me gusten lo que hacen (no sé si tan presente) están la Negra Vernacci, Daisy May Queen y Cristina Pérez.

No las tenía como ídolas; pero, hicieron un camino interesante y abrieron un mundo dentro de lo audiovisual que sigue siendo uno donde predominan los hombres y hay muchos prejuicios.

N: ¿Qué recuerdos tenes de tu etapa trabajando en la productora de Chiche Gelblung?

Hermosos, aprendí un montón. Fue el maestro más exigente que tuve y el más brillante. Tiene un estilo e impronta. Era estar inmerso en su lenguaje y tener que construir mundos imposibles y propios.

Aprendí a trabajar de forma muy rigurosa. Me dieron mucho espacio para crecer. Pasé por distintos puestos (editar en El Trece, llevar invitados a C5N, salir al aire como cronista en la radio y hacer informes especiales en Canal 26). Tengo un gran recuerdo.

Te puede interesar:

N: ¿Y de cuando combinabas entre A24 y un local de sushi como cajera?

Jaja muy gracioso!!! Era medio bizarro. Por Instagram iba mostrando el detrás de escena los domingos en A24. En ese momento, no sabía para dónde iba a ir mi vida. Era un momento muy bisagra.

Mis amigos del local necesitaban una cajera; en la semana trabaja a la noche atendiendo el teléfono, cerraba los pedidos, cobraba, hablaba con los motoqueros… al otro día a la mañana llevaba mis informes.

Trabajaba hasta las 12/1 de la mañana y tenía que entrar a las 5; los sábados ya iba peinada como una súper estrella y atendía el sushi; la gente no entendía.

Necesitaba hacer plata; lo hice casi un año y fue un aprendizaje duro porque no sabía si iba a volver a insertarme en los medios… y la verdad es que lo logré.

No te aferres a nada; no sos tu trabajo. Hoy estás acá y mañana allá… esa es la vida, es re dinámica; hay que hacer todo. Yo era Agustina la del sushi y Agustina la que estaba al aire.

Te puede interesar:

N: Hoy estás de columnista y conductora en el Canal de la Ciudad, ¿cómo te organizas con la rutina?

Empiezo temprano estudiando, mirando tele, escuchando radio, viendo los temas del día y lo charlo con la gente de producción. Mirar portales, llamar fuentes… en periodismo si reproducís, no se genera información propia.

En el canal priorizamos el acompañar. Hoy en el magazine que estoy haciendo me da la posibilidad de crecer mucho; contar la información desde un lugar sabiendo en el que en el otro lado hay personas que no están esperando la última información sino que los informes y acompañes.

Presentar la noticia de la forma más limpia posible y que acompañe. Es un poco la bajada de línea que tenemos en ‘Hoy nos toca’ con Daniel Campomenosi. Tiene ese código el magazine y no es como lo que venía haciendo en A24.

N: Fuera del periodismo, ¿en qué momento surgió el proyecto de Mujeres que sanan en Instagram?

Nació en plena cuarentena; en los primeros días de abril. Había una sensación de que se terminaba la vida. Ahora creo que nos olvidamos.

Si esto era el fin, yo quiero hacer lo que me gusta; ayudar. Siempre me encantó escuchar historias de vida.

Quiero hacer algo que ayude a otras personas y que a mí me guste. Ese es el secreto del éxito; fue saliendo solo.

Un día salió el nombre, la gráfica… todo se alineó y empezó a crecer. Son espacios de entrevistas donde pregunto lo que quiero (desde un lugar de respeto).

Una publicación compartida por ᴀɢᴜs ʙᴀssɪ (@agustina_bassi)

Te puede interesar:

N: ¿Qué persona descubriste en la cuarentena?

Uyyy!!! Me descubrí a mí en nuevas versiones. Fue un despertar enorme hacia un lugar más genuino; correrme de un lugar más tradicional a contar algo propio.

Descubrí a un montón de mujeres con sus historias (no solo a las que entrevisto; también a las que me empezaron a seguir).

El 2020 fue un flash; un cambio de vida en el que no hay vuelta atrás. Se terminó un sistema. Si se va a terminar todo, voy a hacer algo genuino y auténtico.

N: ¿Cuáles son los miedos y los nuevos “hobbies” en el encierro?

Miedo a ir hacia un lugar desconocido; no sabemos cuál es la nueva sociedad. Hay una realidad: para atrás no volvemos más. Desde lo personal y colectivo. Eso genera miedo; estamos recién en el puente de algo nuevo.

Nuevos hobbies: me puse a estudiar coaching, leer un montón sobre metafísica, retomé libros que estaban en mí biblioteca hace muchísimo, conocí autores nuevos… formarme y adquirir nuevas herramientas para este nuevo mundo. Me sigo formando e informando; acompañar al proceso de otras personas.

Te puede interesar:

N: ¿Qué es lo primero que vas a hacer cuando la vida vuelva a la normalidad?

No hay normalidad. No estoy esperando un antes. Va a ser un año con restricciones. Hacer cosas que de verdad me interpelan; poner todo lo que viví al servicio de un bien común y más grande.

Sobre todo, mujeres. Encontrarme y sincerarme con quién soy. La vida pre-pandemia cumplió un ciclo.

N: Vamos con un pequeño ping-pong, ¿conducir o hacer móviles en la calle?

Me gusta más conducir.

N: ¿Amistades en el medio?

Tengo algunas; las más profundas están afuera.

N: ¿Tu lugar en el mundo?

Santa Teresa en Costa Rica. México me parece un país muy mágico.

N: ¿Frase motivacional?

No vemos el mundo como es, lo vemos como somos.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Agustina Bassi es…?

Una mujer que está haciendo su propio camino de descubrir que es lo que viene a hacer en el mundo y a compartirlo con otras.

COMENTARIOS