Seguinos en nuestras redes

Cultura

A los 44 años, falleció el fundador y director de la Editorial Sudestada

Hugo Montero falleció en la madrugada del lunes tras encontrarse internado por un problema cardíaco.

A los 44 años y en medio de su internación por un problema cardíaco, falleció Hugo Montero, fundador y director de la Editorial Sudestada.

Sus compañeros de trabajo lo despidieron con un sentido mensaje en las redes sociales a través de la cuenta oficial de la editorial, revista y librería que llevan el mismo nombre.

“Jamás pensamos escribir estas líneas, pero hoy nos toca llorar la pérdida de un amigo, de un compañero, de un luchador incansable por un mundo más justo, socialista, rebelde. No caemos, no vamos a caer”, expresó en primera instancia la publicación.

“Hoy no alcanzan las palabras para recordar al amigo que supo hacer de las calles de Claypole y Calzada su lugar en el mundo, que sus hijos, amigos y familiares hoy lo lloramos con la triste alegría de haber compartido algunos mates, muchas discusiones y tantas aventuras”, escribieron sus amigos y colegas, que revelaron que, entre sus últimas palabras, Montero dijo: “Lo más importante está ahí nomás”.

 

 

“Hoy ninguna palabra puede describirte, apenas esbozar líneas que no tienen sentido porque nada volverá a ser como antes. Hoy tu universo, nuestro universo se volvió gris y nada va a cambiarlo. ‘Lo más importante está ahí nomás’ escribiste ayer desde tu teléfono. Hasta tus últimas horas nos mostrabas lo que es imperceptible a nuestros ojos”, concluyeron sus amigos en un posteo de Facebook.

Nacido en 1976, el periodista y escritor fundó Sudestada en agosto del 2001. A su vez, colaboró en la edición de la revista Nómada y participó en distintos medios de comunicación.

Entre sus publicaciones más destacadas se encuentran Por qué Stalin derrotó a Trotsky (Continente, 2009) como autor; y Polo: el buscador (Catálogos, 2006) y Rodolfo Walsh, Los años montoneros (Continente, 2010) como coautor, junto a Ignacio Portela.

Cultura

La RAE le volvió a decir que no al lenguaje inclusivo

La RAE lo volvió a rechazar de plano afirmando que “no supone discriminación sexista alguna”

A pesar del creciente uso por parte de algunos sectores de la sociedad, el lenguaje inclusivo sigue generando polémica cada vez que la Real Academia Española (RAE) ratifica su posición sobre el debate.

Fue a través de la cuenta de Twitter de la institución, que interactúa permanentemente con los usuarios a través del hashtag #RAEconsultas. En esa dinámica, un internauta preguntó irónicamente: “Hola @RAEinforma, tengo una #dudaRAE. Este famoso lenguaje inclusivo ¿es una jerigonza o un galimatías?”.

Es una pregunta capciosa -y para nada inocente- que plantea al lenguaje inclusivo como una dificultad, ya sea porque no se comprende linguísticamente (jerigonza) o porque no se entienden las ideas que transmite (galimatías).

En tanto, la RAE fue tajante al afirmar que el uso tradicional del masculino no tiene una connotación discriminatoria. “#RAEconsultas Lo que comúnmente se ha dado en llamar «lenguaje inclusivo» es un conjunto de estrategias que tienen por objeto evitar el uso genérico del masculino gram., mecanismo firmemente asentado en la lengua y que no supone discriminación sexista alguna“. Es decir que, paradójicamente, no acepta un nuevo uso de la lengua basándose en un argumento que se apoya en el uso de la lengua.

Pero no es la primera vez que la RAE se pronuncia de esta manera.

Una de las respuestas que esbozó el año pasado advertía: “El uso de la letra ‘e’ como supuesta marca de género inclusivo es ajeno a la morfología del español, además de innecesario, pues el masculino gramatical (‘chicos’) ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género”.

Mientras tanto, el lenguaje inclusivo trasciende el colectivo LGBTIQ+ y gana espacio en distintas instituciones a nivel mundial.

Continuar leyendo

Cultura

Una razón más para tomar mate: científicos descubrieron que la yerba disminuye el riesgo de tener Parkinson

Por lo menos tres estudios diferentes lo confirman

Una buena noticia para los tomadores compulsivos de mate, y para los que todavía no están convencidos -si existen- de la magia de esta bebida y su folklore, también. Es que científicos de diversos centros de estudios y universidades coinciden en que ingerir mate de manera habitual disminuye la posibilidad de contraer Parkinson.

Ya hay un amplio consenso entre la comunidad científica que lo avala. Una de las iniciativas estuvo en manos de la médica neuróloga Emilia Gatto, quien en 2015 realizó un estudio poblacional y comprobó la relación inversa entre el alto consumo de mate y el desarrollo del Mal de Parkinson. Gatto está a cargo del Servicio de Neurología del Sanatorio de la Trinidad Mitre y es Jefa del Área Movimientos Anormales del Ineba; además ejerce como directora asociada de la Sede del Curso Superior de Neurología de la Facultad de Medicina de la UBA.

“Se trata de una enfermedad que tiene un alto componente genético, pero también existen factores ambientales que son potencialmente modificables”, sostuvo la especialista, que realizó un estudio de campo tomando una población de 223 pacientes con la enfermedad y realizó 406 casos de control.

Otro estudio que vincula el consumo de yerba mate con el Mal de Parkinson estuvo a cargo de Irene Taravini, bioquímica e investigadora del CONICET y de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER). Ella pudo comprobar que “el consumo de yerba mate durante muchos años contribuiría a la ralentización de la progresión del proceso neurodegenerativo que experimentan las neuronas dopaminérgicas en pacientes con la enfermedad de Parkinson”.

En la misma línea se encuentran los desarrollos de Juan Ferrario, licenciado y doctor en Ciencias Biológicas (UBA) e investigador adjunto del Conicet, en el Instituto de Ciencias Farmacológicas (Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA).

El Instituto Nacional de Yerba Mate (INYM) enseguida replicó la buena nueva: “Es la conclusión a la que arribaron varias investigaciones realizadas y que serán presentadas el próximo 14 de octubre en la VI Jornada de Divulgación Científica Yerba Mate y Salud, que se desarrollará bajo la modalidad virtual”.

Continuar leyendo

Capital Federal

Las cinco joyas arquitectónicas más caras de Buenos Aires, en venta

Valuadas entre 5 y 10 millones de dólares, Casa Basavilbaso lidera el top 5 de residencias más costosas en venta en la Ciudad de Buenos Aires

La Buenos Aires de principios del siglo XX no deja de asombrar al transeúnte que camina por las calles y se topa con una pieza arquitectónica imponente. Es que la Ciudad supo desenvolverse como una de las más ricas de la región estilísticamente, combinando diversas corrientes artísticas y creando hibridaciones sin igual.

Entre las cinco casas más cotizadas de la Capital Federal que están hoy a la venta, hay 3 mansiones de gran diseño, con más de 100 años, y dos de menos antigüedad que se distinguen por sus prestaciones y ubicaciones privilegiadas en barrios selectos. Casi todas son comercializadas por más de dos inmobiliarias, como suele pasar con las propiedades de estos valores.

Las que ya acumulan un siglo de vida son consideradas Patrimonio Histórico y de ser compradas, los nuevos dueños deben respetar la fachada original.

1 – Mansión Estrugamou – USD 10 millones
Más conocida como Casa Basavilbaso, la Mansión Estrugamou, es un enigma por más de un motivo. Situada en Basavilbaso 1251, en el entorno de la plaza San Martín, en Retiro, ocupa desde 1905 un lote de 1173 metros cuadrados en uno de los terrenos más caros de la ciudad. La particularidad que tiene es que si uno la ve desde la vereda jamás llamaría la atención, porque su frente, irónicamente, no tiene proyección a la calle. Sucede que cuando fue construida, la propiedad tenía de vecino a un magnífico palacio que ocupaba la mitad de la manzana. Entonces daba a los fondos del Palacio Ortiz Basualdo Dorrego, una lujosa residencia que desapareció en 1969, mientras que la casa Basavilbaso estuvo ocupada hasta hace poco menos de diez años, cuando murió su último habitante. Desde entonces entró en sucesión y busca dueño.

La mansión tiene varios herederos, pero cuesta venderla por su valor y porque dispone “nada más” de 1.590 m2 cubiertos. Tiene 12 ambientes, 10 cocheras e increíbles techos de más de 6 metros.

2 – Emblema de recoleta – USD 8.500.000

La segunda propiedad por rango de valor es una casa ubicada sobre Uruguay al 1100 y próxima con Arenales, valuada en USD 8.500.000, con 1.870 m2 cubiertos, con 9 dormitorios, 4 baños y cinco cocheras. Fue adquirida en 1911 por el matrimonio de Juan Oneto y Regina Gaona a Don Tomás Le Bretón, fundador de la Unión Cívica Radical, diputado y senador nacional entre 1914 y 1922 y, luego ministro de Agricultura de Marcelo T. de Alvear. En la década del 30 fue embajador argentino en Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, donde formó parte de la misión diplomática que realizó el Tratado Roca-Runcimam en 1932.

Ezequiel Barros, de Miranda Bosch, una de las inmobiliarias que la comercializa, dijo que “la casa se desarrolló con subsuelo, planta baja, primer piso y azotea. Tiene un gran portón con entrada de autos. En el primer nivel se destaca un gran hall de entrada, escritorio, salón al frente, dos salas y toilette de recepción. Living y comedor, ante comedor, cocina y ante cocina. Sector de distribución y garage para cinco autos”.

3 – En Belgrano – USD 7.900.000

En este caso se trata de una pieza moderna, ubicada sobre Ramsay al 2000, en el barrio porteño de Belgrano. Es ideal para una familia amplia, según afirmaron los comercializadores.

Está distribuida con un gran living-comedor con salida a balcón aterrazado. Toilette de recepción. Dos dormitorios en suite y master suite con vestidor. Dos baños completos. Con una cocina enorme y comedor diario, que también tiene salida a la terraza. Dependencia de servicio. Lavadero independiente. Con 4 cocheras fijas y baulera.

4 – Barrio Parque – USD 5.500.000

Sobre la calle Eduardo Costa al 3000, en el exclusivo Barrio Parque, se levanta una casa de 900 m2, cotizada en USD 5.500.000. Tiene 50 años y que fue reciclada hace dos décadas. Aquella jurisdicción porteña acoge y ha acogido a grandes celebridades y millonarios como la familia Macri, Susana Giménez, Mariano Grondona, Carlos Bianchi y muchos otros. La zona fue diseñada en 1912 por el Director de Parques y Paseos Públicos Carlos Thays. Durante mucho tiempo fue conocida como el Barrio de las Ranas (por la presencia de esa fauna), y actualmente es afamada como “la zona de las Embajadas”.

La casa cuenta con subsuelo, planta baja y 3 pisos con ascensor. En el nivel inferior hay lugar para que estacionen 5 autos con plato para girarlos, sala de máquinas, despensa y bodega.

5 – También en Recoleta – USD 4.900.000

La última del top5 de las más caras de CABA está sobre la calle Montevideo al 1700, entre Guido y la Avenida Quintana. Fue recientemente rebajada de precio con idea de venderla en breve: cuesta 4,9 millones de dólares.

Es otra mansión que perteneció a una familia patricia. En el primer piso cuenta con gran recepción, amplio comedor y living por separado, cocina pegada al comedor. Recepción, living y comedor cuentan con chimenea. En el segundo piso hay 3 dormitorios, uno en suite con antecuarto, dos dormitorios que comparten un baño y uno de ellos con salida a balcón.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR