Seguinos en nuestras redes

Europa

Vladimir Putin aseguró que se vacunará aunque no afirmó que sea con la Sputnik V

Rusia ha aprobado el uso de tres antídotos de producción nacional: Sputnik V, EpiVacCorona y CoviVac. Putin no dijo con cuál se inoculará

A más de tres meses de que comenzara la inoculación en Rusia con la Sputnik V, su mandatario, Vladimir Putin, anunció que recibirá este martes su vacuna contra el coronavirus. Lo hizo en una reunión sobre las vacunas contra el coronavirus con funcionarios de Gobierno y televisada a todo el país.

Lo curioso de la afirmación del presidente ruso es que no especificó con que vacuna se inoculará. Hasta la fecha, el país ha aprobado el uso de tres antídotos de producción nacional: Sputnik V (del Instituto Gamaleya), EpiVacCorona (del Instituto Vector) o CoviVac (del Centro Chumakov en San Petersburgo).

En dicha reunión Putin también dijo que su país había firmado acuerdos internacionales para suministrar dosis de su vacuna Sputnik V a 700 millones de personas en un intento de demostrar el éxito de la vacuna a nivel mundial.

Añadió que era vital aumentar la producción de vacunas para uso doméstico en Rusia, donde hasta ahora 4,3 millones de personas habían recibido las dos inyecciones necesarias.

En paralelo, Rusia busca introducir la Sputnik V en Europa como respuesta a la escasez de dosis que sufre el continente. Expertos de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) visitarán Rusia el 10 de abril para revisar los ensayos clínicos de dicha vacuna. Ya son varios los países europeos, entre ellos Alemania e Italia, que reconocieron que están interesados en adquirir dosis si el EMA la aprueba.

Sin embargo, un funcionario minimizó la necesidad de la Sputnik V para inmunizar a los ciudadanos europeos. Quizás por ello buscan retrasar la aprobación de la vacuna en el continente hasta que el programa de vacunación este “aceitado” con las dosis de AstraZeneca, Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson. Si la Unión Europea debe recurrir a las dosis rusas para evitar una catástrofe sanitaria sería victoria política de Putin trascendental en medio de reiterados roses entre Moscú y Bruselas, algo que la Unión Europea quiere evitar a toda costa.

Europa

“La traición está fuera de duda”: medio ruso difundió un duro artículo contra Alberto Fernández

Sputnik es una agencia informativa que depende directamente de Vladimir Putin y marca las posiciones oficiales del gobierno

Durante las últimas horas, la agencia de propaganda rusa Sputnik acusó al presidente Alberto Fernández de “traición” contra Vladimir Putin por las críticas que lanzó el mandatario argentino durante su gira por Europa contra la invasión a Ucrania.

“El nivel de traición del presidente argentino hacia su par ruso está fuera de duda”, sostiene el artículo publicado en su versión en español, que lleva la firma de Javier Benítez.

El texto asegura que Rusia fue “la gran ayuda de la Argentina al suministrarle vacunas Sputnik V para combatir la pandemia”. En este contexto, cuestiona que el mandatario se haya reunido recientemente con el canciller federal de Alemania Olaf Scholz, además de haber impulsado la expulsión de Rusia del Consejo de Derechos Humanos.

Carla Vizotti advirtió el aumento de casos de Covid y de otras enfermedades respiratorias

“El presidente de un país con un 37,3% de población que vive por debajo de la línea de la pobreza y donde muchos millones no acceden a alimentos, se propone venderle alimentos a Alemania”, acusa el artículo.

Y agrega: “Por otro lado, Fernández le ofrece gas proveniente de Vaca Muerta, a la que definió como ‘la segunda reserva de gas no convencional [eufemismo de fracking]’ más importante del mundo. Es decir, va a ofrecer gas de esquisto a un país como Alemania, que supuestamente ha firmado ciertos compromisos con el medioambiente y la Agenda 2030. Como dice la frase, la necesidad tiene cara de hereje”.

En el texto titulado “La hipocresía y la traición del presidente argentino Alberto Fernández a Putin no tiene límites”, el periodista cuestiona algunos mensajes del mandatario en las que condenó a través de su cuenta de Twitter la invasión rusa en Ucrania.

Continuar leyendo

Europa

Comenzó el primer juicio por crímenes de guerra contra un soldado ruso

Se trata de Vadim Shyshimarin, acusado de disparar contra un civil en la ciudad de Chupakhivka

Mientras se transita el tercer mes de la guerra, en Kiev ya comenzó el primer juicio contra un soldado ruso acusado de cometer crímenes de guerra en el país, luego de asesinar a un civil ucraniano.

El sargento Vadim Shyshimarin, de 21 años, está acusado de disparar en la cabeza a un hombre ucraniano de 62 en la localidad nororiental de Chupakhivka para evitar que denunciara a su convoy por el robo de un vehículo. Podría ser sentenciado de 10 años a cadena perpetua. El proceso se realizará en modalidad abierta y la primera sesión comenzará el 18 de mayo.

Recluido en una jaula de vidrio en una pequeña sala de un tribunal en Kiev, Shyshimarin estuvo presente cuando se transmitió el video en el que reconoce al Servicio de Seguridad ucraniano haber disparado al civil: “Me ordenaron disparar”, afirmó el soldado acerca del asesinato del 28 de febrero. “Le disparé una vez. Cayó y seguimos adelante”.

Estas declaraciones se tratan de las primeras que realiza un soldado ruso en la que reconoce haber recibido ordenes para ejecutar civiles. Con el devenir de los enfrentamientos, han surgido miles de denuncias sobre crímenes de guerra cometidos por las fuerzas del Kremlin. Hasta el momento existen más de 10.700 posibles crímenes de guerra que implican a más de 600 sospechosos, incluyendo soldados y funcionarios del gobierno de Moscú.

Muchas de las atrocidades cometidas por las tropas rusas fueron revelándose a medida que se retiraban del centro del país, tras el cambio de estrategia por parte del Kremlin de centrar sus esfuerzos en la región del Donbass, al este de Ucrania. Una de las más difundidas y sobre la que cayó una fuerte condena internacional fue la brutal masacre de Bucha, una ciudad ubicada en la periferia de Kiev, donde las tropas rusas asesinaron civiles y los enterraron en fosas comunes, posteriormente descubiertas por soldados ucranianos.

Al respecto, los servicios de inteligencia de Alemania revelaron conversaciones entre soldados rusos en Ucrania en las que confirmarían que el disparo a civiles formaba parte de la estrategia de guerra, según reveló el medio de aquel país Spiegel.

Continuar leyendo

Europa

Finlandia hace formal su pedido de ingreso a la OTAN y Rusia amenazó con “medidas de represalia militar”

La noticia fue confirmada por el presidente y la primer ministro; junto a Finlandia también ingresaría Suecia

Finlandia, un país de histórica tradición neutral que al igual que Ucrania su ubicación geográfica sirve como frontera entre Rusia y la OTAN, ha decidido dar un giro histórico en su política exterior y hará oficial su solicitud de ingreso a la alianza militar en pos de garantizar su seguridad, atemorizados por la reciente invasión del Kremlin a Ucrania.

“Finlandia debe solicitar su ingreso en la OTAN sin demora. Esperamos que los pasos a nivel nacional aún necesarios para tomar esta decisión se tomen rápidamente en los próximos días”, afirmaron en un comunicado el presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, y la primera ministra, Sanna Marin.

Las declaraciones de los principales políticos del país se dan tras el cambio de concepción entre los ciudadanos de que el país ahora sí debe ser parte de la OTAN. Ambos mandatarios querían evitar expresar su posición para no influir en el debate público que se había dado durante estas semanas: “Hemos necesitado tiempo para que el Parlamento y toda la sociedad establezcan sus posiciones al respecto. También para establecer estrechos contactos internacionales con la OTAN y sus países miembros, así como con Suecia. Hemos querido darle a la discusión el espacio que requería”.

“Ser miembro de la OTAN reforzaría la seguridad de Finlandia. Como miembro de la OTAN, Finlandia reforzaría también a la Alianza en su conjunto. Finlandia debe ser candidata a la adhesión sin demora”, agregaron en el comunicado. Ahora, resta que el resto de la coalición de Gobierno y el parlamento den su apoyo formal para poder comenzar oficialmente con el proceso de adhesión.

Tras la confirmación, la amenaza de Rusia

Conocida la noticia del Gobierno finés, Rusia no tardó en repudiar la decisión y amenazar con iniciar hostilidades, en caso de que se consume el ingreso. El encargado de expresar la posición del Kremlin fue el ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov: “La incorporación de Finlandia a la OTAN es un cambio radical en la política exterior del país”, dijo en un comunicado. Y agregó: “Rusia se verá obligada a tomar medidas de represalia, tanto de carácter militar-técnico como de otro tipo, para evitar que surjan amenazas a su seguridad nacional”.

Para Rusia, el objetivo de la OTAN es “continuar expandiéndose hacia las fronteras de Rusia, para crear otro flanco para una amenaza militar a nuestro país”.

Dejando las amenazas de lado, Lavrov retomó el discurso diplomático y se lamentó por la decisión adoptada por Finlandia sobre la ausencia de “cualquier intención hostil” a su vez que el ingreso a la OTAN violaría acuerdos bilaterales como el Acuerdo de Paz de París de 1947 o el Acuerdo ruso-finlandés de 1992 que impiden el ingreso mutuo en alianzas contra el otro país y por el que ambos países se abstienen de utilizar la fuerza contra el otro.

No hay vuelta atrás

Lo cierto es que Finlandia hará formal su decisión y la OTAN ya prometió que “su proceso de acceso será fluido y rápido”. A su vez, la alianza militar ya prometió asistencia militar desde el inicio del proceso de adhesión, en caso de que Rusia decida realizar cualquier tipo de ofensiva militar para obligar a desestimar a Helsinki de su decisión.

El potencial ingreso de Finlandia sería un golpe doble para Rusia, ya que también ingresaría Suecia, otra nación de histórica neutralidad pero que ingresará en la alianza militar si su vecino escandinavo también lo hace: “Sería muy importante que Finlandia y Suecia pudiesen tomar decisiones en la misma dirección y en el mismo plazo tiempo, pero respetando plenamente la independencia de cada una de nuestras decisiones”, había expresado el canciller finés, Pekka Haavisto, tras una reunión con su par sueco.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR