Mundo

Conocé la isla escocesa que podés comprar al precio de un monoambiente en Buenos Aires

Ubicada a unos 70 kilómetros de Fort William, fue propiedad de la dinastía Clanranald de Moidart durante generaciones

viernes 19 de marzo de 2021 - 11:54 am

Quién alguna vez no soñó con tener una isla privada a la que mudarse, alejado del ritmo frenético y los ruidos molestos de la ciudad. Los que alguna vez tuvieron este sueño en su cabeza, seguramente hayan vinculado la idea de “isla desierta” con un mar cristalino y arena blanca. En este caso, el sueño de la isla propia puede convertirse en realidad por poco más de 100 mil dólares, aunque las condiciones de agua transparente y arena blanca no formarán parte del menú.

Días atrás se conoció que la casa de subastas Future Auctions vende toda una isla deshabitada, conocida como Deer Island (Isla de los Ciervos), por poco más de 110.000 dólares, el mismo precio que suele tener un departamento de un ambiente en una zona acomodada de la Ciudad de Buenos Aires.

La ínsula se encuentra en el lago Loch Moidart, en las Tierras Altas de Escocia, informa el periódico The Scotsman.

Ubicada a unos 70 kilómetros de Fort William, fue propiedad de la dinastía Clanranald de Moidart durante generaciones. Sin embargo, se desconoce quién es el vendedor actual. La casa de subastas a cargo de la venta asegura que se trata de una oportunidad de poseer una isla privada “ubicada en el impresionante y tranquilo Lago Moidart en la espectacular costa oeste de Escocia”.

“La isla deshabitada se encuentra dentro de un lago marino extremadamente popular que seguramente atraerá a inversores de todo el mundo”, enfatiza el anuncio. El precio inicial es de 80 mil libras y la subasta cierra el próximo 26 de marzo.

Ventajas y desventajas

La oferta tiene sus ventajas y desventajas. Entre las primeras, se encuentra “la oportunidad de disfrutar un espacio con cero chances de intrusiones”, según explica Future Property Auctions, responsable de la subasta de la propiedad.

Y además tendrá el privilegio de ser vecino del magnate británico Richard Branson, dueño de Virgin Records, una de las mayores discográficas del mundo, quien posee la isla aledaña Eilean Shona.

Las desventajas, sin embargo, no son menores. Más allá de la remota ubicación y el frío propio del norte de Gran Bretaña, la Isla de los Ciervos no solo está deshabitada, sino que no cuenta con instalaciones de ningún tipo. Su comprador deberá hacer una costosa inversión para instalar allí su propia vivienda con todos los servicios básicos necesarios.

COMENTARIOS