Política

Pandemia, Vacunas VIP y deuda con el FMI: los ejes del discurso de Alberto en la apertura de sesiones ordinarias

Con el foco en la pandemia y la crisis económica, el mandatario brinda un discurso en la apertura de la actividad legislativa

lunes 1 de marzo de 2021 - 12:14 pm

El primer día hábil de la semana y del mes de marzo inició con la ceremonia de apertura del 139° Periodo de Sesiones Ordinarias del Congreso, a cargo del Presidente Alberto Fernández. En medio del escándalo en el que se vio inmersa la cúpula política en las últimas semanas, algunos de los ejes del discurso del primer mandatario que se destacaron giraron en torno a la gestión de la pandemia, las vacunas VIP y una fuerte crítica contra el anterior gobierno de Mauricio Macri, sobre el que adelantó iniciará una denuncia por el acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Solo 10 días después de hablarles el año pasado, la OMS declaro una pandemia para la cual no teníamos vacunas. Se inició una crisis en la que el mundo debió aprender sobre la marcha, una crisis sanitaria que en el caso argentino coincidía con una economía escuálida, había un sistema de salud quebrado, dejaba vencer vacunas. Debíamos apagar un incendio sabiendo que otros se había acabado el agua”, explicó en relación al manejo de la pandemia por parte del oficialismo.

“Hace un año éramos atacados por ese virus que era capaz de hacer estallar el sistema sanitario y llevar a la muerte a miles de ciudadanos. Se inició una crisis mundial, una situación inesperada y caótica”, manifestó al mismo tiempo que sostuvo: “Hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance para evitar la enfermedad y la muerte”.

A su vez, el Jefe de Estado hizo uso de su palabra para referirse a los acuerdos llevados a cabo con los distintos países que producen la vacuna contra el Covid-19: “Nada es sencillo, el Gobierno dialoga con países y empresas que fabrican vacunas. Facilitamos ensayos clínicos. Argentina y México producimos juntos la vacuna de Oxford y AstraZaneca. Participamos en COVACS. Desde fines de diciembre estamos recibiendo a un ritmo menor de lo esperado dosis de la vacuna Sputnik V. Sabemos que hay dificultades en la producción de vacunas, pero conocemos las dificultades del mundo. El 10% de los países acapara el 90% de las vacunas existentes”.

En la misma línea, Fernández no dejó pasar el escándalo por los vacunados VIP en el que se ve envuelto su actual gobierno y que derivó en la renuncia del ex ministro de Salud, Ginés González García. Al respecto, sostuvo que en el plan que llevan adelante “hay prioridades muy claras” y que “las reglas se deben cumplir”.

 

 

“Si se cometen errores, la voluntad de este Presidente es reconocerlos y corregirlos. Cuando dijeron que esas reglas fueron transgredidas, aún cuando en lo personal me causaba mucho dolor, tomé las decisiones que correspondían”, expresó en la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación.

De la misma manera, y en sintonía con declaraciones anteriores, el mandatario apuntó contra quienes “sistemáticamente bombardean” su gestión y les advirtió que “no van a lograr su propósito”. En ese sentido, comentó que no llegó a la presidencia “para ser sordo a las críticas bien intencionadas como tampoco para dejarme aturdir por críticas maliciosas que responden a intereses inconfesables de poderes económicos concentrados que en ocasiones buscan sembrar las fracturas, la polarización y la discordia entre el pueblo argentino profundizando las heridas que como sociedad cargamos”.

“No me voy a dejar arrastrar por ningún tipo de provocación, provenga de donde provenga. Cuando más profunda fue la crisis, más se templó mi espíritu. La inmensa mayoría del pueblo sabe que vamos camino a la recuperación y reconstrucción de este país”, señaló.

No es casual que el discurso de Alberto Fernández en la ceremonia de apertura 139° del Período de Sesiones Ordinarias en el Congreso deje entrever tintes de campaña política, en medio de un año en el que tanto oficialismo como oposición proyectarán todos sus esfuerzos a las elecciones legislativas previstas, al momento, para agosto del corriente año.

En ese sentido, el Presidente dedicó un capítulo de su discurso para criticar el acuerdo que la anterior gestión macrista llevó a cabo con el FMI, sobre el cual adelantó que instruyó a los abogados del Estado para iniciar una querella criminal contra “los autores de la mayor administración fraudulenta y malversación de caudales públicos de la historia”. De la misma manera, las autoridades del organismo fueron receptores de las críticas por haber accedido a desembolsar USD 55 mil millones.

“El problema no ha concluido. El endeudamiento con el FMI es particular. A una Argentina en absoluto default, el Fondo le entregó el préstamo más grande de su historia. El monto adeudado debe ser pagado en cuatro años. En 2022, esta cifra alcanza los 18 mil millones de dólares. El año subsiguiente, asciende a 19.186 millones. Recién en 2024 el pago de la deuda se cancela. Remarco las cifras para que los argentinos entiendan la magnitud del problema que han creado quienes estuvieron en el Gobierno”, detalló.

En ese tramo de su discurso, arremetió contra el macrismo: “Endeudar al país de ese modo y que la toma de créditos haya sido resuelta con total irresponsabilidad y a espaldas del Congreso, no puede ser visto de otra manera que no sea visto como una administración fraudulenta y una malversación de caudales públicos como nunca antes habíamos registrado”.

No obstante, explicó que las “negociaciones con el FMI seguirán adelante en un marco de respeto. El diálogo hasta ahora ha sido constructivo. El programa que se acuerde con el Fondo será enviado al Congreso Nacional” .

COMENTARIOS