Seguinos en nuestras redes

Aplicaciones

Entrevista a Nacho Otero: estilo propio, periodismo de investigación y el desafío de luchar en contra de la subjetividad

En diálogo con Nexofin, el periodista y locutor de Todo Noticias comenta sobre su principal desafío como conductor de Radio Metro, define al periodismo militante, analiza la cobertura de la pandemia y la revalorización del informativo clásico

Siempre se ha discutido el rol de la subjetividad en el periodismo. Bajo ese concepto, Nacho Otero busca crear su propio camino en los medios de comunicación volviendo a las bases para conectar e informar a los oyentes y televidentes.

Se recibió de locutor en el año 2007, en ISER, y de periodista en el 2008 en TEA, pero su trayectoria en el ámbito periodístico había comenzado mucho antes.

A los 17 años empezó a trabajar como asistente de producción de Mónica Cahen D’Anvers y César Mascetti, la histórica dupla titular de Telenoche en El Trece. Tuvo un breve paso por la gráfica del diario Perfil, para luego asentarse en Radio Mitre como productor del programa de Chiche Gelblung y como cronista del informativo.

Como periodista de investigación, y ya desde sus inicios en la televisión con Periodismo Para Todos junto a Jorge Lanata en 2013, siempre estuvo cruzado con grandes figuras políticas y económicas del país.

Una de sus más recordados momentos fue en el año 2019 cuando fue enviado a cubrir las revueltas en Chile contra el gobierno de Sebastián Piñera, recibió un balazo de goma en medio de un móvil en vivo con el que registraron la represión del ejército a los manifestantes.

Al detallar sobre su experiencia en el país trasandino, el joven comunicador explica: “Me parecía que era algo que yo también había aceptado como riesgo al estar ahí en la primera fila en la cobertura de ese incidente.”

En la actualidad se lo puede ver en Nuestra Tarde con Dominique Metzger (lunes a viernes de 14 a 17) y en Buena Semana junto a Mariana Segulin y Jimena Grandinetti (domingo de 17 a 21) en la pantalla de Todo Noticias.

Además, Otero se incorporó a la renovada programación de Radio Metro. El protagonista está de 7 a 10 y recibe a los oyentes con su ciclo HTH, Hablamos Todo Hoy. Se trata de un programa de actualidad, espectáculos, deportes y música, enfocado a todo lo que pase en la Argentina y en el mundo.

En diálogo con Nexofin, el periodista y locutor comenta sobre su principal desafío con su nuevo espacio radial, define al periodismo militante, analiza la cobertura de la pandemia y la revalorización del informativo clásico.

Nexofin (N): ¿Cómo fue el cambio al llegar a Todo Noticias?

Nacho Otero (NO): Fue medio un producto de algo que yo ya venía haciendo en el 2013. Me formé en radio; hice algunas colaboraciones en gráfica en Editorial Perfil.

Llegué a TN después de haber trabajado un año en PPT en 2013; en 2014 pase a la estructura del canal y empecé con Todo Noticias y Telenoche.

Volví a hacer todo el caminito de cronista hasta llegar a ser columnista y conductor; sin abandonar lo otro porque sigo haciendo coberturas cada tanto (es algo que divierte) e informes especiales.

N: En 2020 te convertiste en conductor de Buena semana, ¿cómo te manejas con el “minuto a minuto” del vivo?

La verdad que bien; es un horario medio complicado. Al principio, no sabíamos mucho por dónde entrarle porque si bien es un domingo sucedió en un año en el cual estaba la pandemia.

Había mucha gente en la casa viendo el canal; en un año regular quizás no hubiese sucedido eso. La gente reclamaba noticias igual; en ese sentido fue continuar un poco con las cosas que veníamos haciendo en la semana.

No hubo que cambiar mucho; la gente estaba ávida de información al tratarse de un hecho histórico tan importante, conmocionante y tan angustiante.

Te puede interesar:

N: ¿Cuál es tu principal desafío en tu nuevo programa Hablemos Todo Hoy, en Radio Metro?

Es un poco de lo que quiero hacer (en Metro me están dando la gran oportunidad de poder llevarlo adelante y también un poco mi manera de contar las cosas en el aire del canal) que es tratar de luchar contra la subjetividad.

En los últimos años hubo una especie de cuestión de decir “El periodismo no va poder ser objetivo porque el ser humano es subjetivo”. Es cierto; es la naturaleza de las cosas.

Fue como un vía libre para sucumbir ante la subjetividad; es como que alguien te dice “Yo soy malhumorado, acostúmbrate”. No, tenes que luchar contra eso y tratar de ser amable.

Con el periodismo y la subjetividad pasa eso; me parece bien que se blanquee y obviamente siempre algo de subjetividad se puede colar. De ahí a ceder a la subjetividad me parece que hay una distancia muy grande.

En los últimos años fue bastante tentador para muchos colegas que empezaron a escribir o hablar para un determinado público; había un requerimiento de cierta parte de los oyentes o los televidentes que reclamaban posiciones.

Lo que quiero hacer ahora es volver a lo básico: a la información, luchar contra la subjetividad (en el medio puede aparecer algo) y salir de toda esta locura de opinar constantemente que también es un problema grande.

HTH, Hablemos todo hoy, con la conducción de Nacho Otero y las columnas de Maia Jasteblansky en política, Sofía Terrile en economía, Jesica Dorado en deportes, Martín De Ambrosio en salud y ciencia, Rodrigo Alegre en judiciales, Ezequiel Haraduck en espectáculos y Jason Mayne en el segmento Que está pasando en el Mundo y no te enteraste.

Te puede interesar:

N: ¿Cómo se enfrenta la cobertura de la pandemia?

Con mucha calma; no había mucho manual de cómo hacer periodismo en pandemia. Fuimos aprendiendo en el medio y también lidiando con los propios miedos. ¿Cómo haces para contar algo con calma y no llevar preocupación a la población y sin embargo seguir informando?

En el medio vos mismo tenes miedo de lo que está pasando y como persona te estás enfrentado como ser humano a algo completamente distinto. No hay mucho manual de cómo hacerlo; lo hicimos como pudimos. Los manuales se crean a partir de ahora.

Sí; no fue gratis para nosotros. Los periodistas recibíamos todos los días durante el 2020 un parte con muertos y contagiados en nuestro celular (a la mañana y a la noche en un momento).

Lo vas sumando a la rutina pero llega un momento que se te cuela un poco la cabeza.

Mariana Segulin, Nacho Otero y Jimena Grandinetti en Buena Semana

N: A nivel laboral, ¿cambió algo en tu forma de trabajo?

Es un poco de lo que contaba antes; de luchar contra el propio miedo de tratar de contar algo que a vos también te está afectando.

N: ¿Cómo imaginas “el día después”?

Todavía no sé; no sé cuándo va a llegar. Me parece que hay un montón de cosas que nos quedaron de secuelas sociales por decirlo de alguna manera (de repente ves una película o una foto del pasado y ves grandes grupos de gente sin barbijo y te hace ruido).

No me puedo imaginar por qué no sé cuándo va terminar esto; la verdad es que prefiero ir paso a paso.

N: ¿Con qué frase definirías al periodismo militante?

Como algo que fue una expresión de una época y es algo que hay que superar y mover a la siguiente etapa; creo que hay que evolucionar de eso. Un poco tiene relación con lo que te contaba de la subjetividad y el periodismo.

N: ¿Consideras que hay ahora una revalorización del informativo clásico?

Ojalá. Ojalá así suceda; hay que volver a las bases porque se fue todo muy muy muy muy por las ramas (se fue todo al carajo para decirlo mal y pronto). Hay que volver a las bases.

N: ¿Y de la investigación?

Sí. Estuvo todo en pausa; obviamente pasaron cosas y estamos atravesando un contexto demasiado complejo. Hay colegas que han investigado mucho y han publicado notas. Igual, esta todo medio en pausa.

N: Sos parte de una nueva camada/generación de comunicadores, ¿a quiénes tenes como referentes?

Trabajé con muchos de los que tenía como Ernesto Tenembaum, Chiche Gelblung, Jorge Lanata… he trabajado con casi todos.

Hoy por hoy estoy tratando de encontrar mi camino: tratar de salir de la imitación o de la emulación del referente para tratar de encontrar algo distinto y propio. Es la verdad.

N: En 2019 hiciste la cobertura de las protestas sociales en Santiago de Chile y un carabinero te disparó, ¿cómo fue ese episodio?

Lo tomé como algo de la cobertura; tampoco quise dramatizar demasiado. Me parecía que era algo que yo también había aceptado como riesgo al estar ahí en la primera fila en la cobertura de ese incidente.

N: ¿Qué enseñanzas te dejó aquel viaje?

Que hay que usar casco en este tipo de coberturas. En uno de los momentos de los incidentes a un chico que estaba a 30 cm mío le cayó un cascote que los de la fila de atrás habían tirado a la policía pero salió desviado; le pegó en la cabeza y cayó al piso desmayado.

Desde ahí cuando hay ese tipo de cuestiones y coberturas me compro un caso al instante siguiente de eso; siempre en adelante con casco.

Te puede interesar:

N: Vamos con un pequeño ping-pong, ¿virtudes y defectos?

Defectos: la inseguridad. Virtud: la perseverancia.

N: ¿Amistades fuera del medio?

Mi grupo de amigos sigue siendo el mismo desde que tengo 17 años.

N: ¿Radio o televisión?

Las dos; la verdad es que no me gusta elegir entre esas dos cosas. La radio quizás un poquitito más en cuanto a la relación que te da con la gente.

La tele también te brinda la posibilidad de hacer otras cosas; quizás en la radio hay más posibilidades de construir en el día a día diario.

N: ¿Una actividad cuando no trabajas?

Estar con mi familia y jugar al tenis.

N: ¿Club de fútbol?

Racing… pero no le doy bola.

N: ¿El gol que más gritaste?

Ninguno; la verdad es que nunca le di bolilla.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Nacho Otero es…?

Un laburante… esa es la verdad; accidentalmente trabaja en periodismo pero podría haber sido en cualquier otra cosa.

Aplicaciones

Para considerar: el truco para usar Telegram como agenda personal

El servicio de mensajería instantánea, desarrollado por los hermanos Nikolai y Pavel Durov ofrece una opción útil para recordatorios, guardar contenido en la nube y para los mensajes “a uno mismo”

Telegram es una interesante aplicación que tiene como principios la velocidad y seguridad de la información. El servicio de mensajería instantánea, desarrollado por los hermanos Nikolai y Pavel Durov ofrece un espacio interesante la sección “Mensajes guardados”

¿Qué puede hacer? Almacenado de contenido, como para convertir a esta aplicación en una suerte de agenda personal y de plataforma de almacenamiento en la nube. Según indica el canal TN, la buena noticia es que la sección no tiene límite de espacio de almacenamiento.

Para usar esta opción en Telegram, el primer paso es tocar las tres rayas que aparecen en la parte superior izquierda de la pantalla principal. En el menú encontrarás el ítem “Mensajes guardados”.

Al abrir por primera vez ese apartado, verás el siguiente mensaje ‘Almacenamiento en la nube’: Guarda mensajes reenviándolos aquí. Envía archivos para almacenarlos. Accede desde cualquier dispositivo. Encuentra tus cosas con la búsqueda.

Atención: ¿llegan los mensajes entre WhatsApp y Telegram?

Aquel será el nombre del chat privado: “Mensajes guardados”. De esa forma lo encontrarás en la lista de conversaciones.

Una de las opciones más sencillas es escribir allí mensajes, que se mantendrán en una “conversación íntima”, pues se trata de una especie de “chat con uno mismo”.

Continuar leyendo

Aplicaciones

WhatsApp: cómo poder enviar fotos sin perder la calidad

Por lo general, la aplicación las comprime automáticamente para ahorrar espacio, una operación que hace que pierdan un poco de nitidez

WhatsApp es una de las aplicaciones más utilizadas alrededor del mundo. Millones de usuarios son los que eligen esta herramienta para comunicarse sin importar la distancia geográfica.

Hay muchos que no saben que se pueden enviar imágenes en alta resolución (o sin pérdida de nitidez). ¿Hay alguna manera de enviar imágenes sin comprimir en WhatsApp? Según detalla el sitio Infobae, la respuesta es que se puede y de muchas maneras.

Método 1: Envía la imagen original a través de WhatsApp cambiando el nombre

– Abrir cualquier explorador de archivos y cambiar el nombre de la imagen a enviar de de imagen.jpg (o .png o .jpeg) a imagen.pdf o imagen.doc.

– El navegador puede mostrar un mensaje de advertencia después de cambiar el nombre. Hay que ignorarlo y continuar.

– Ahora la imagen específica se convierte a un archivo pdf/doc. Se puede adjuntar fácilmente este archivo como documento y enviarlo al destinatario.

– Ahora se debe pedir al destinatario que cambie el nombre de image.pdf a image.jpg utilizando el explorador de archivos.

Método 2: crear múltiples fotos como ZIP

– Esto es útil cuando se tiene varias imágenes para enviar. El destinatario no tiene que cambiar el nombre de cada archivo si utiliza este método de compresión.

– Para este método hay que abrir el administrador de archivos u otra herramienta de compresión de terceros para comprimir una carpeta completa de imágenes para enviar.

– Ahora adjuntar este ZIP como documento o hay que compartir directamente desde el administrador de archivos.

– El receptor debe descomprimirlo en el otro extremo.

– El tamaño de la imagen no se reducirá y, por lo tanto, la claridad permanecerá intacta.

El error de Florencia Peña al enviar una foto subida de tono por WhatsApp

Método 3: adjuntar directamente como documento en WhatsApp

– Este método es bastante sencillo. Todo lo que se tiene que hacer es abrir WhatsApp e ingresar al perfil del destinatario.

– Ahora elegir adjuntarlo como documento y se abrirá el explorador de archivos.

– Desde allí, seleccionar Examinar otros documentos y cargar una carpeta de imágenes desde el menú.

– Esto descargará directamente toda la carpeta como un documento.

– Las imágenes se enviarán sin ningún tipo de compresión.

Hackeó a la NASA y encontró la foto de un OVNI con “forma de cigarrillo”

Método 4: Cargar en la nube y uso compartido de enlaces

– Si bien este método no siempre se recomienda, funciona muy bien en algunos casos especiales.

– Para subir imágenes a la nube, hay que tener una cuenta con cualquier servicio de almacenamiento en la nube, como Google Drive, Dropbox u otros.

– Entonces, primero es necesario usar la aplicación móvil en la nube (o el sitio web) para cargar la imagen en el servidor.

– El usuario recibirá un enlace para compartir. Hay que copiarlo y enviar este enlace al destinatario.

– Si las imágenes son particularmente sensibles y privadas, asegúrese de tomar las medidas de seguridad adecuadas al crear enlaces.

– También puede configurar la función de solicitud de acceso para ver/editar archivos si utiliza Google Drive.

Continuar leyendo

Aplicaciones

WhatsApp: cómo es el truco por si no aparecen tus contactos en la app

En ocasiones, el popular servicio de mensajería puede presentar una falla y no mostrar nuestros contactos

WhatsApp cuenta con múltiples herramientas que son de utilidad para teletrabajo, estar en contacto con amigos o simplemente tener grupos en donde se comparte información o mensajes en común con otros.

Hay varias razones por las que los contactos de repente no aparecen en la app. En algunos casos, el problema ocurre después de cambiar de dispositivo o cuando actualizas el sistema operativo.

Modo oscuro en Wikipedia: para qué sirve y cómo se activa

La primera solución es consultar los permisos concedidos a WhatsApp. Si tienes un teléfono Android, deberás seguir la siguiente ruta: abre Configuración, toque Aplicaciones o Administración de aplicaciones, busque WhatsApp en la lista de aplicaciones, toca en Permisos.

Seleccione la opción Contactos; asegúrese de haber otorgado acceso a los contactos dentro de esta opción. En caso de que los permisos ya estén otorgados, seleccione “No permitir” y luego tocar “Permitir” una vez más.

Google anuncia que incluirá las lenguas quechua y guaraní en su traductor de texto

Si continúa el problema, la recomendación es actualizar la lista de contactos de WhatsApp. En caso de que la dificultad siga, lo ideal es eliminar la cuenta no sin antes hacer una copia de seguridad.

Lo mejor será acompañar este procedimiento con la eliminación de WhatsApp para luego volver a descargarla en el dispositivo.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR