Vacunación Vip

Juntos por el Cambio exigió: “Queremos saber por qué se vacunó la oligarquía kirchnerista”

Los principales referentes de la oposición salieron al cruce del Gobierno tras el escándalo que desembocó en la renuncia de Ginés González García

miércoles 24 de febrero de 2021 - 9:46 pm

Tras el escándalo por el vacunatorio VIP, la conducción nacional de Juntos por el Cambio anunció una serie de iniciativas: primero, que “en forma inmediata” el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la flamante ministra de Salud, Carla Vizzotti, brinden explicaciones ante el Congreso sobre las irregularidades con las vacunas.

Además, se impulsará en comisión un pedido de informes al Poder Ejecutivo Nacional para que proporcione la ”información completa y a fondo” sobre el tema, la lista de vacunados y los detalles sobre la forma en que se aplicaron las dosis de la Sputnik V en todo el país.

La principal fuerza opositora también presentará en el Congreso proyectos de ley para garantizar “la transparencia y la trazabilidad del plan de vacunación”, en los que incluyen la creación de un Registro Nacional en el que deberán figurar todos los datos sobre las dosis aplicadas y un pedido a la Auditoría General de la Nación para que haga un análisis exhaustivo sobre la vacunación y los contratos firmados por el Estado para comprar la Sputnik V y la de Oxford-AstraZeneca.

Los anuncios fueron efectuados en una conferencia de prensa realizada en el Comité Nacional de la UCR, con la presencia de diez referentes de Juntos por el Cambio: Alfredo Cornejo, Mario Negri, Luis Naidenoff y Martín Lousteau por el radicalismo; Patricia Bullrich, Cristian Ritondo y Humberto Schiavonni, por el PRO; Maximiliano Ferraro y Juan Manuel López, por la Coalición Cívica, y Miguel Angel Pichetto, como representante de la pata peronista de JxC.

Cornejo, al abrir el encuentro, destacó que el escándalo del vacunatorio VIP “le hace perder autoridad al Gobierno”, aunque dijo que Juntos por el Cambio no quería quedarse en las críticas sino también hacer “propuestas concretas” vinculadas con este episodio y que se traducirán en iniciativas parlamentarias dirigidas a obtener información y procurar transparencia.

Patricia Bullrich, a continuación, consideró que hay “una línea de continuidad” entre los hechos de corrupción por los cuales condenaron al empresario Lázaro Báez a 12 años de cárcel y las vacunas que “salieron del circuito oficial y generaron una serie de privilegios y discrecionalidad que comenzaron desde el primer día que llegó el avión a Ezeiza” con las dosis de Sputnik V.

“El objetivo fue la partidización de la vacuna”, denunció la presidenta del PRO y detalló las irregularidades con las aplicación de la Sputnik V, como las que se detectaron en Olavarría (“donde hay un vacunatorio moderno, pero se metieron 4590 dosis en el freezer de un sindicato y se pudrieron”) y en Pergamino (”tiene 27 centros de salud que no se usaron y en los locales de La Cámpora se comenzaron a inscribir quienes tienen que vacunarse, como si fuera una vacuna del Frente de Todos y no una vacuna de todos los argentinos pagada por los impuestos de todos”).

“Queremos saber dónde termina eso porque ayer el Presidente hizo ayer una confesión: dijo que habían tenido que desviar el curso normal del protocolo porque la prensa había dicho cualquier cosa”, dijo, pero advirtió que “el camino natural se desvió porque es una concepción, una manera de pensar la política, como quedó demostrado con Lázaro Báez”, sostuvo Bullrich.

Y exigió: “Queremos saber exactamente por qué se terminó vacunando a una oligarquía política, kirchnerista, que utiliza los medios del Estado para fines propios y utilizó un sistema paralelo para ellos”, señaló la ex ministra de Seguridad de Cambiemos, que enseguida le apuntó en forma directa al sindicalista Hugo Moyano: “En el caso de los camioneros, quien se vacunó fue el de la nomenclatura, el jerarca, no los muchachos que trabajaron durante toda la pandemia”.

Maximiliano Ferraro, presidente de la Coalición Cívica, tomó luego la palabra y sostuvo: “Nos escandaliza y vemos con gravedad que a lo largo y ancho del país, y en la provincia de Buenos Aires, hay una apropiación de lo público, hay un manejo hipócrita, cínico, proselitista y partidario con respecto al derecho que le corresponde a todos los ciudadanos”.

“No solamente es una consideración política sino que es también poder tener herramientas para la transparencia, el acceso a la información y para recuperar la confianza y dar una clara respuesta a la ciudadanía. La dirigencia política tiene que dar el ejemplo. Hacemos un llamamiento a recuperar la cordura y seriedad y dejar atrás la Argentina de los privilegios”, planteó.

Pichetto, por su parte, opinó que “el enojo de la gente es por la escasez de vacunas”, por lo que consideró que “el Gobierno debe retomar las negociaciones con la empresa Pfizer” para adquirir las dosis de la misma forma que en países como Chile y Perú, y sostuvo que el ex ministro Ginés González García “dio explicaciones poco sólidas” sobre por qué no se compraron esas vacunas.

COMENTARIOS