Economía

La pobreza en Argentina aumentó alrededor de 20 puntos durante la pandemia

Los datos corresponden a un informe realizado durante el primer semestre del 2020 por el Sistema de Información, Evaluación y Monitoreo de Programas Sociales (SIEMPRO) se encarga de medir la Pobreza Multidimensional, complementaria a la que se aboca el INDEC.

lunes 22 de febrero de 2021 - 5:08 pm

Los estragos económicos que atraviesa la Argentina desde hace años se vieron profundizados con la propagación de la pandemia a lo largo y ancho del territorio argentino y la consecuente implementación de la cuarentena estricta. Al respecto, durante el primer semestre del 2020, prácticamente uno de cada dos argentinos era pobre, un 47% precisamente, de acuerdo a un estudio sobre “pobreza multidimensional”.

Mientras que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) se enfoca en medir la insuficiencia de los ingresos monetarios -como sueldos, jubilaciones, prestaciones sociales, honorarios-, el organismo encargado de realizar el informe sobre pobreza multidimensional, el Sistema de Información, Evaluación y Monitoreo de Programas Sociales (SIEMPRO), utiliza variables como acceso a la vivienda, hábitat y servicios básicos, educación, empleo y protección social, y salud. Esas variables pueden determinar que una persona pueda ser pobre por sus condiciones de vida, al margen de sus ingresos.

Así, se puede ser pobre multidimensional y no ser pobre por falta de ingresos. O ser pobre por insuficiencia de ingresos y también por causas multidimensionales. O ser pobre por falta de ingresos y no ser pobre multidimensional.

Para determinar estas variables, se toma en cuenta la precariedad de los materiales de la vivienda, hacinamiento, tenencia insegura de la vivienda, condiciones sanitarias deficientes o la ubicación de la vivienda en zona vulnerable. En empleo, se miden las dificultades para acceder al empleo remunerado y la precariedad laboral de los trabajadores.

En el mismo nivel de análisis, la variable educación se establece de acuerdo a la inasistencia a un establecimiento educativo en las edades obligatorias, rezago escolar de los asistentes o los logros educativos insuficientes. En protección social, se mide el déficit de cobertura previsional de los adultos mayores y ausencia de doble cobertura de salud (obra social o prepaga).

 

 

Los datos oficiales, correspondientes a la primera mitad del 2020, marcados por el inicio de gestión de Alberto Fernández, arrojaron datos alarmantes, De esta manera, SIEMPRO, la entidad que depende de Presidencia de la Nación, determinó que para aquel entonces, el 47% de la población (alrededor de 21 millones de personas) se encontraba en situación de pobreza multidimensional; un salto de aproximadamente 20 puntos en comparación con el mismo período pero del 2019, cuando el organismo estimó -bajo la misma categoría- que el 28,8% los argentinos se encontraba en las mismas condiciones.

Si se cruzan los datos del INDEC con los de pobreza multidimensional, el resultado es que un 58,1% de la población (45,9% de los hogares) presenta al menos una de estas dos situaciones de pobreza –monetaria o no monetaria– mientras que el 30,1% presenta ambas formas (21,1% de hogares).

Entre los hogares con niños, niñas y adolescentes de hasta 17 años, la pobreza multidimensional alcanza al 49,4%, mientras que en aquellos hogares donde no hay niños, niñas y adolescentes, la misma afecta sólo al 25,6%.

COMENTARIOS