Sociedad

Docentes hablaron mal de los padres en un Zoom sin saber que los estaban viendo

Pasó en una escuela de California, Estados Unidos. Tras el escándalo que se desató, tuvieron que renunciar a sus cargos

lunes 22 de febrero de 2021 - 9:55 am

La vuelta a las aulas es un tema que afecta tanto a padres como profesores principalmente y también a los alumnos. Todos los miembros de la comisión directiva de una escuela del norte de California tuvieron que renunciar después de que toda la comunidad educativa los escuchara hablar mal de los padres de los estudiantes del establecimiento.

El miércoles de la semana pasada, las autoridades estaban en una reunión de Zoom que creían que era privada. Según informó The Washington Post, no contaban con que ellos mismos habían compartido el código de acceso en la página web del colegio.

Eso permitió que un usuario anónimo ingresara a la reunión de la junta y grabara los primeros minutos, en los que los directivos se despacharon con frases ofensivas contra los padres y madres que mandan a sus hijos al establecimiento.

El hecho sucedió en la Oakley Union Elementary School del área de San Francisco. Tras los primeros minutos de la reunión, las autoridades se dieron cuenta de que había “intrusos” en la sala y cambiaron la configuración del encuentro para que fuera verdaderamente privado.

Pero ya era tarde. El jueves un fragmento del video fue subido a YouTube y la furia de las familias, y de la sociedad en general, fue total. The Huffington Post indica que el caso generó un verdadero escándalo nacional en los Estados Unidos.

La mayoría de los comentarios fuera de lugar tuvieron como blanco a los padres y madres de la escuela: que quieren volver a la presencialidad porque extrañan contar con las niñeras en su casa, que si tienen a los hijos junto a ellos no pueden fumar marihuana como desean y que sería una buena idea cortarles el micrófono a los familiares de sus alumnos si se extienden por más de tres minutos en las reuniones conjuntas.

La difusión del video en YouTube, encabezada por un usuario anónimo que manifestó el deseo de que la escuela sea manejada por “mejores personas”, desató un vendaval de críticas y repudios que desembocaron en la renuncia.

“Yo pensaba que los miembros del consejo directivo también defendían los intereses de mi hija. Después del incidente del miércoles, me quedé pensando en que en verdad no lo hacen”, se quejó Ashley Stalf, madre de una estudiante en Oakley Union.

En ese sentido, dolida, agregó: “Nos ven escribiéndoles cartas de manera mensual, semanal, a los integrantes de la junta directiva, en la que les detallamos el estrés y el dolor causado por las clases remotas. Que ellos digan que nos quedamos en casa sin hacer nada y fumando marihuana es algo alejado de la realidad”.

Los ahora exintegrantes de la junta enviaron un comunicado a modo de disculpas a la comunidad educativa. “Nos arrepentimos profundamente de los comentarios que hicimos esta semana en la reunión de la comisión directiva. Es nuestra responsabilidad modelar la conducta que esperamos de nuestros estudiantes y empleados y es nuestra obligación construir confianza en nuestro liderazgo. Nuestros comentarios los decepcionaron en ambos aspectos y es por esto que ofrecemos nuestra más sincera disculpa”, escribieron.

COMENTARIOS