Política

Kicillof nombró al frente de un hospital a una diseñadora gráfica de La Cámpora que vendía NuSkin

A esto se suma que la joven diseñadora, a cargo del Hospital Geriátrico de Rauch, se encargará del plan de vacunación; ya que, por decisión del gobierno bonaerense, la aplicación de las dosis de las Sputnik V a los pacientes no se realizará en el Hospital Municipal, sino en ese centro de salud

viernes 19 de febrero de 2021 - 4:19 pm

La gobernación de Axel Kicillof nombró al frente de un hospital público de la localidad de Rauch, provincia de Buenos Aires, a una diseñadora gráfica que milita en La Cámpora y hasta el 2020 se desempeñaba en un cargo administrativo en el centro médico, mientras completaba sus ingresos vendiendo cosméticos marca NuSkin.

La presentación en Linkedin de Antonela Volpe Onreita, de 35 años, intenta justificar su actual cargo como directora del Hospital Geriátrico de Rauch: “Soy una mujer emprendedora, independiente, mamá de 2 pequeñas locuras que potenciaron mi necesidad de construir un mundo mejor o al menos intentarlo. Militante del Proyecto Nacional y Popular. Trabajando en el Hospital Geriátrico Cnal. Pironio de Rauch, tratando al viejx como quisiera que me traten a mí”.

La joven, sin experiencia alguna en medicina, asumió en mayo de 2020, en reemplazo del doctor Juan Alberto Davancens, médico cirujano, ex concejal, ex presidente del Círculo Médico, ex director del Hospital Municipal y director del geriátrico de Rauch desde hacía 4 años. Davancens había asumido la conducción del geriátrico en 2016, bajo la gobernación de María Eugenia Vidal. Luego del triunfo del kirchnerismo en 2019, fue “invitado” a dar un paso al costado.

Finalmente, eso sucedió y generó disconformidad no sólo en el sector de la salud sino también en la sociedad. Los principales méritos de Volpe Onreita son ser militante de “La Cámpora” e hija de Italo Volpe e Hilda Onreita, el matrimonio peronista que estuvo al frente del geriátrico desde su creación –a fines de los 70– y hasta 2016, cuando Vidal los desplazó. Primero él y después ella.

De hecho, Hilda Onreita fue protagonista de un escándalo cuando se negó a participar del traspaso de mando y de la asunción del doctor Davancens.

Antonela Volpe Onreita se recibió de diseñadora gráfica en Universidad de La Plata en 2010. Según consta en su CV, fundó su propia empresa llamada “Qbonito Almacén Creativo” y cuatro años después sus padres le consiguieron un puesto administrativo en el geriátrico de Rauch. A partir de 2017, y en paralelo con ese trabajo, también se dedicó a la venta de cosméticos de la marca Nuskin hasta 2020.

Pero luego se dedicó de lleno a la militancia y a hacer los contactos políticos necesarios para convertirse en la sucesora de sus padres. De hecho, en junio de ese año realizó un curso de Dirección de Servicios Gerontológicos. Ese es el único conocimiento que acredita en el área en la que hoy se desempeña.

COMENTARIOS