Coronavirus

Estados Unidos rechaza la teoría china que pretende culpar de la pandemia a la importación de comida congelada

Mientras la OMS investiga el origen de la pandemia, Estados Unidos y China se enfrentan por su versión del inicio del Coronavirus

viernes 19 de febrero de 2021 - 2:13 pm

Mientras una misión de la OMS se encuentra en Wuhan, China, trabajando en la identificación del origen del coronavirus. Al otro lado del mapa, en Estados Unidos, autoridades en Washington han reafirmado que rechazan la teoría china del inicio de la pandemia.

En un intento de lavar su imagen por su desmanejo y deslindarse de responsabilidades, las autoridades de Beijing aseguran que el virus no se originó en el país sino que llego a tierras asiáticas a partir de la importación de alimentos congelados. En los últimos meses el Régimen Comunista se ha encargado de difundir notas sobre la presencia del virus en productos como pescados importados desde Noruega o carne traída de Brasil para fundamentar su teoría.

China siembra dudas sobre Wuhan como epicentro de la pandemia

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) y el Departamento de Agricultura (USDA) del país norteamericano han desmentido estas conjeturas: “Después de más de un año desde que el brote (COVID-19) fuera declarado una emergencia de salud mundial, continuamos subrayando que no hay evidencia creíble de que los alimentos o sus empaques sean una fuente probable de transmisión viral”, dijeron los jefes de la FDA y el USDA en un comunicado conjunto el jueves.

Sin embargo, China tiene otra postura y meses atrás tomo la decisión de desinfectar millones de paquetes de comida congelada que ingresan al país a la vez que muchos de esos son sometidos a pruebas para detectar rastros de Covid. En esta linea, las autoridades chinas sostienen que han podido vincular varias infecciones entre los trabajadores de alimentos en el país con salmón congelado, bacalao y cabezas de cerdo contaminadas.

Según destaca Infobae, los científicos de todo el mundo rechazan la teoría de China y afirman que no hay pruebas claras de que esas infecciones fueran causadas por la manipulación de estos productos. Si bien es teóricamente posible, el riesgo de que un trabajador de alimentos se contagie por tocar un paquete que haya sido contaminado con partículas de una persona enferma en otro país es increíblemente bajo.

El secretario interino del USDA, Kevin Shea, y la comisionada interina de la FDA, Janet Woodcock, tomando en cuenta los más de 100 millones de casos de COVID-19, aseguran no haber hallado “evidencia epidemiológica de alimentos o envases de alimentos como una fuente de transmisión de Sars-CoV-2 a los humanos”.

“Dado que la cantidad de partículas de virus que teóricamente podrían ser recogidas al tocar una superficie es muy pequeña y la cantidad necesaria para la infección por inhalación oral es muy alta, las posibilidades de infección al tocar la superficie de los envases de alimentos o comer alimentos son consideradas extremadamente bajas”, dijeron Shea y Woodcock.

La declaración de las agencias estadounidenses es en respuesta a la teoría china que se dio a conocer en una conferencia de prensa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China este mes, donde un equipo internacional de científicos que investigan los orígenes de la pandemia presentó los hallazgos junto con las autoridades chinas.

Vía: Infobae

COMENTARIOS