Belleza

Ingredientes para añadir en tu baño de inmersión

Colocalos en tu bañadera para mejorar la salud de la piel y de tu organismo en general

lunes 15 de febrero de 2021 - 7:43 am

Los incluimos en nuestra lista de la compra para comerlos pero también le podemos dar otro uso. Hablamos de ciertos ingredientes y alimentos que benefician a la piel y favorecen la relajación al bañarnos con ellos.

Si querés relajarte a nivel físico y mental y optimizar el estado del organismo y de la piel, tanto en su salud como en su aspecto, tomá nota de estos doce que podés incluir en tu rutina de belleza.

Leche

Para la piel proporciona humedad a la epidermis y puede ser un buen calmante para las quemaduras de sol, además de un remedio natural para revitalizar la piel seca. De dos a cuatro tazas de leche entera en un baño serán suficientes, recordando que cuanto mayor contenido graso será mejor para la piel, proporcionando efectos nutrientes de larga duración.

Jengibre

En infusiones mejora el estado de la garganta, posee efecto detoxificante y mejora las defensas. En el baño, es útil para calentar el cuerpo y después hace sudar. Al salir de la bañadera, podés envolverte en una sábana y su efecto detox continuará otro par de horas a través de la transpiración. Podés añadir desde 1 cucharada a 1/3 de taza.

Aceite de oliva y hojas de olivo

Una infusión con hojas de olivo tiene efectos antiedad, ya que es rica en polifenoles. Además, es antioxidante y favorece la presión arterial. Por su parte, el aceite de oliva en el agua del baño es nutritivo para la piel y es perfecto para épocas de cambio estacional, cuando sus niveles nutricionales pierden equilibrio.

Cítricos, café y sal

Se conoce la utilidad del café para eliminar el cansancio y reactivar los músculos: aumenta la presión sanguínea, reduce el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular y previene posibles infartos. Pero además podés incorporarlo a tu baño. Mezclá tres tazas de sal y una taza de café. También vas a necesitar una taza de leche en polvo, un limón y una naranja.

Cortá las frutas en rodajas y ponelas en un bol, añadí una taza de café y dejá marinar 5 minutos. Después, agarrá otro bol y añadí las 3 tazas de sal y la leche en polvo y mezclá bien. Uní las dos mezclas y remové, colocé la mezcla final dentro del agua de la bañera.

Harina de avena coloidal

Es una avena natural (también llamada sativa), sin añadidos, que se ha molido en un polvo muy fino. Cuando se usa correctamente en un baño, puede aliviar la piel seca, picazón o inflamaciones. Es un remedio totalmente natural para el eczema, picaduras de insectos, varicela e irritación por plantas como la hiedra venenosa. Tiene propiedades naturales contra el picor y reduce la necesidad de rascarse.

Para incorporarla al baño, agarrá una taza de copos de avena, triturá hasta que se convierta en un polvo fino y añidelo al baño. Permanecé en la bañadera durante 15 minutos más o menos. Si la querés en una infusión de té, le aportará textura y beneficios, ya que disminuye el colesterol y es un gran suplemento vitamínico.

Té rooibos

Esta hierba única contiene muchos componentes antiinflamatorios como zinc, alfahidroxiácidos, vitaminas y antioxidantes. También podés usarla en el baño, porque es remineralizante y efectiva contra el acné. Llená la bañera hasta la mitad con agua muy caliente y añadí aproximadamente cuatro bolsitas de té. Dejalo reposar al menos 10 minutos y luego sumergite. Si mientras te bañás te tomas un té rooibos, la experiencia será perfecta. Esta infusión es ideal para la noche porque no contiene teína.

Manzanilla

Posee propiedades sedantes suaves, lo que la convierte en una buena aliada para combatir el estrés y mejorar la digestión. También podés prepararla para una sesión de spa casera como elemento de belleza. Llená la bañera con agua caliente y añadile una infusión fría de manzanilla, que habrás preparado añadiendo 3 o 4 cucharadas de flores de manzanilla a medio litro de agua hirviendo (las bolsitas preparadas también valen). Luego sumergite y relajate.

Pétalos de rosa

Tienen un aroma exquisito y reaniman la piel cansada. En la bañadera, prepará el agua a unos 37º y añadí cuatro gotas de esencia de rosas al agua y pétalos de rosas para cubrir la superficie. Es el ingrediente perfecto para las pieles más sensibles o secas.

Además son un gran depurativo y suponen un aporte de vitamina C, mejoran la capacidad respiratoria y son antioxidantes, lo que supone beneficios perfectos para la piel y para el organismo en una deliciosa infusión.

Sandía

Su pulpa y su cáscara son perfectas calmantes para casos de quemaduras en la piel.

Verduras de hoja verde

Elegí hortalizas ricas en clorofila (brócoli, alcachofa, canónigos, berros, espinacas, acelgas o perejil), que promueven la desintoxicación natural, tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y favorecen el rejuvenecimiento celular. Triturá la mezcla que más te guste e incorporala al agua tibia. Remové para que se integre lo máximo posible y sumergite.

Vino

Un baño y una copa de vino son el plan ideal para después de una larga y cansada jornada de trabajo. Puede resultar positivo en su justa medida (una copa al día). Si lo querés en el baño, añadí 4 tazas de vino tinto y una taza de miel a la bañera, que tendremos preparada previamente a unos 37º. Las propiedades de este baño estimulan la producción de colágeno y elastina de la piel, combaten el envejecimiento gracias a los polifenoles de la uva e impiden la acción de los radicales libres. También favorecen la circulación sanguínea y linfática, especialmente la de retorno de las piernas.

Miel

Es el componente perfecto para combinar con un té o leche caliente por su aporte de minerales y su capacidad antiséptica. Por otro lado, con aceite en el baño ayuda a que éste se mezcle con el agua en lugar de que flote en la parte superior, lo que permite crear una mezcla homogénea que entra en mejor contacto con la piel y resulta nutritiva. Ayuda a desintoxicarla, la suaviza y cuida. Posee también propiedades cicatrizantes, por lo que es perfecta en ciertas situaciones ante posibles heridas.

Fuente: Mia revista

COMENTARIOS