Seguinos en nuestras redes

Aplicaciones

Entrevista a Noe Antúnez: audiolibros, el sueño de la actuación y los secretos del doblaje

En diálogo con Nexofin, la actriz, locutora y periodista comenta el origen de su pasión por la actuación, los métodos y técnicas para realizar el doblaje, la historia de su primer día como estudiante en Buenos Aires viniendo desde su Chaco natal, y analiza su nuevo rol como conductora en Radio Metro

Desde muy chiquita en la ciudad de Resistencia (provincia de Chaco), Noe Antúnez tenía el gusto de actuar, imitar, jugar a hacer voces y tonadas.

A partir de ahí, la protagonista empezó a preparar su sueño de estar en la televisión al mirar la tira infantil Chiquititas en Telefe. Cuando estaba en el colegio secundario no dudó al venir a estudiar teatro y periodismo a Buenos Aires.

Al detallar sobre su experiencia al arribar a la Capital Federal para formarse profesionalmente, la joven explica: “Llegué a Buenos Aires en marzo, el mismo día que empezaba TEA. No entendía nada de la ciudad, un primo me buscó y me acompañó hasta el lugar donde cursaba. El 8 de marzo del 2003, no me olvido más”.

Hoy es Locutora Nacional e Integral de Radio y TV por el Instituto Sudamericano para la Enseñanza de la Comunicación (ISEC). Tener una materia como el español neutro donde había que actuar e interpretar le fascinó.

Se perfeccionó tomando otras clases y seminarios por fuera de la carrera. Así, comenzó a trabajar como actriz de doblaje de películas, series, documentales y programas de TV hasta que le llegó la propuesta de la productora Reading U.

Su trabajo en audiolibros son tan distintos entre sí como La última noche del tigre de Cristina Pacheco, Guerra de Guerrillas de Marxitania Ortega y Los árboles caídos también son el bosque de Alejandra Kamiya. Su desempeño con estas obras la confirmaron como una de las más voces más versátiles de la narración de audiolibros en español.

Recientemente se la escuchó conduciendo en Radio Metro el segmento Metro Verano, junto a Jason Mayne y Danny Miche, de lunes a viernes de 10 a 13.

En diálogo con Nexofin, la actriz, locutora y periodista comenta el origen de su pasión por la actuación, los métodos y técnicas para realizar el doblaje, la historia de su primer día como estudiante en Buenos Aires viniendo desde su Chaco natal y repasa su rol como presentadora en la emisora del barrio porteño de Colegiales.

Nexofin (N): Sos oriunda de Chaco, ¿cuándo decidiste que querías ser actriz?

Noe Antúnez (NA): Sí. Soy de Resistencia. Me vine a Buenos Aires cuando terminé el colegio. Decidí ser actriz cuando era niña. Jugaba y actuaba toooodo el tiempo.

Me disfrazaba, maquillaba, cantaba imitando a los artistas, me ponía un baldecito rojo de sombrero y andaba por toda la casa payaseando.

Miraba Chiquititas sentada en la cama y le decía a mi mamá señalando la TV: “Yo quiero estar ahí adentro actuando, mamá”.

Y cuando estaba en el colegio secundario decidí venir a estudiar teatro y periodismo a Buenos Aires. No había dudas. Y me vine.

N: ¿Cómo fue el cambio al llegar a Buenos Aires?

Tremendo. Abrupto. No entendía nada. Sentía mucha adrenalina y cagazo. El contraste era demasiado grande. Yo había venido solo dos veces a Baires.

Una vez cuando era niña, a competir con gimnasia artística, que era el deporte que practiqué por muchos años y alguna otra vez.

Me acuerdo que cuando me cayó la ficha que tenía que despedirme realmente de todo: mi lugar de pertenencia, mis amigas y amigos, novio, familia, etc. me dieron ganas de estirarla al máximo y pasar el último verano allá.

Entonces llegué a Buenos Aires en marzo el mismo día que empezaba TEA. No entendía nada de la ciudad, un primo me buscó y me acompañó hasta el lugar donde cursaba. El 8 de marzo del 2003, no me olvido más. Pero algo me decía que tenía que estar acá.

N: En época de pandemia, ¿qué extrañas de allá?

Vivo acá hace 17 años pero igual extraño cosas. Tengo a toda mi familia allá y muchos amigues. El encierro de la pandemia me potenció mi conexión con la naturaleza, extraño el aire libre, las sobremesas en familia, el río Paraná que es lo más lindo qué hay! Mis sobrinos. Pasear con mis ñeris.

N: ¿Cuál ha sido tu experiencia más intensa?

Probablemente haber viajado sola a Vietnam. Luego, allá me encontré con mi hermano y continuamos viajando juntos por el Sudeste Asiático.

N: ¿Y la más divertida?

Me cuesta elegir una sola, la verdad. Me gusta mucho divertirme. Para mí el humor es clave, el doble sentido, la ironía. Estar con mis amigues me divierte mucho. Suena cliché. Pero es real.

Medio que si me embolo en general haciendo algo no me da igual. Intento elegir cosas que me diviertan siempre, el laburo, actividades, vínculos. Si no hay amor y humor, que no haya nada.

N: Sos locutora y actriz de doblaje, ¿cuáles son los métodos o técnicas?

La técnica creo que te la da la formación de la carrera y la experiencia. En estas profesiones tan prácticas una aprende haciendo, poniendo el cuerpo, experimentando. La respiración y modulación te la enseñan pero la aplicas cuando empezas a laburar.

N: ¿Qué preparación previa hay para doblar a un personaje?

Depende lo que tengas que doblar. Hay algunos programas y personajes que no hay preparación previa. Que te llaman para grabarlo y en el momento te dan el guion y es lectura a primera vista.

Lo que se hace en el doblaje es “medir” tu frase, pasarla un par de veces, siempre con la referencia del audio del idioma original en los auriculares y el lipsync de la pantalla.

Por supuesto que es un proceso más complejo que estoy simplificando ahora porque sino sería la nota más larga de la historia de WhatsApp.

Otras veces, sobre todo en ficción, se trabaja el tono, la intención. Y si te convocaron es porque tu voz ya da con ese personaje.

— Nexofin (@Nexofin) February 12, 2021

N: ¿Qué cualidades son necesarias para ser actriz?

Ser millonaria para bancarla hasta pegarla Nah… A ver. Varias: tener convicción, paciencia, entrega, creatividad, inventiva. Trabajar mucho la autoestima porque en general hay muchos más “no” que “si” en el camino.

Ser solidaria para trabajar en equipo. Ser empática. Versátil. Entender que ser actriz o actor no tiene que ver con la fama. Si con la pasión, el talento, la formación, la espera.

N: Has narrado audiolibros, documentales y programas en Discovery, ¿a qué personaje te gustaría doblar y por qué?

A Anya Taylor-Joy en Gambito de Dama. Porque me parece maravilloso el laburo que hace como actriz y porque es un personaje muy enigmático que atraviesa situaciones muy intensas, cambiantes y especiales.

N: ¿Quiénes son tus intérpretes favoritos?

Penelope Cruz, Meryl Streep qué entrega esa mujer siempre por favor! Leo Di Caprio, Emma Stone, Javier Bardem. Bueno, es una lista que podría seguir con tantos talentos.

Y de acá me gusta mucho como trabaja Belén Blanco, Rodrigo De La Serna, Leo Sbaraglia, Ailín Salas…

N: ¿Cómo ves el futuro de tu profesión?

Mmm… Jajaja que se yo. La pandemia arrasó con todo. Lamentablemente de por sí es una industria que le cuesta y esto no sumó mucho.

Puedo decirte lo que deseo más allá de cómo la veo. Deseo enormemente que las profesiones artísticas se recuperen. Que haya más producciones, que se animen a elegir nuevos actores y actrices para nuevos roles.

N: Te llamaron de Metro para un programa de verano, ¿cómo surgió la posibilidad?

Sí! Y qué bien la pasamos con Jason Mayne y Danny Miche… trabajé en Metro hace algunos años cuando estaba empezando.

Arranqué como productora y hacía de todo un poco. Luego, me fui pero quedó el contacto y la mejor onda y me volvieron a llamar para hacer este programa.

Jason Mayne, Noe Antúnez y Danny Miche en Radio Metro.

N: ¿Cuál es el mayor desafío a la hora de conducir?

No ser poseída por el blanco mental hay que ser muy ocurrente la mayoría del tiempo… Antes le tenía más miedo al error, a equivocarme al aire, ahora ya no.

Ahora si viene el furcio, el error, bueno uno se ríe, sigue adelante usa a favor eso, ponele. Siempre obvio con la mayor responsabilidad y disfrute hacia el trabajo.

Te puede interesar:

N: ¿Qué planes tenes para el presente año?

Seguir haciendo radio y ACTUAR. Tengo muchas ganas y algunos proyectos dando vueltas por ahí. Cuando arranco la pandemia estaba actuando en Microteatro y la idea era seguir con otras obras… pero puff… Covid-19.

N: Vamos con un pequeño ping-pong, ¿virtudes y defectos?

¿Vos decís? Jajaja Virtudes: soy buena mina, responsable, honesta, y muchísimas cosas maravillosas más jajaja queda muy mal que esté yo diciéndote todo esto de mi misma.

Defectos: autoexigente, un toque desordenada, vehemente, que se yo..

N: ¿Amistades que tengas del medio?

Esta posta queda re mal contestarla. Parece que me estoy colgando de sus tetas, diría Moria. Me lo guardo para mí.

N: ¿Frase de cabecera?

Descúbrala usted [email protected]… ya está dicha en medio de la nota.

N: ¿Un deseo para el 2021?

Que se acabe el Covid. Y que me elijan para hacer una película y una serie. Uy, fueron como 3 deseos.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Noe Antúnez es…?

Una piba buena onda. Que se fue a la gran ciudad a cumplir sus sueños y que en el camino descubrió muchísimas cosas más.

Aplicaciones

Para considerar: el truco para usar Telegram como agenda personal

El servicio de mensajería instantánea, desarrollado por los hermanos Nikolai y Pavel Durov ofrece una opción útil para recordatorios, guardar contenido en la nube y para los mensajes “a uno mismo”

Telegram es una interesante aplicación que tiene como principios la velocidad y seguridad de la información. El servicio de mensajería instantánea, desarrollado por los hermanos Nikolai y Pavel Durov ofrece un espacio interesante la sección “Mensajes guardados”

¿Qué puede hacer? Almacenado de contenido, como para convertir a esta aplicación en una suerte de agenda personal y de plataforma de almacenamiento en la nube. Según indica el canal TN, la buena noticia es que la sección no tiene límite de espacio de almacenamiento.

Para usar esta opción en Telegram, el primer paso es tocar las tres rayas que aparecen en la parte superior izquierda de la pantalla principal. En el menú encontrarás el ítem “Mensajes guardados”.

Al abrir por primera vez ese apartado, verás el siguiente mensaje ‘Almacenamiento en la nube’: Guarda mensajes reenviándolos aquí. Envía archivos para almacenarlos. Accede desde cualquier dispositivo. Encuentra tus cosas con la búsqueda.

Atención: ¿llegan los mensajes entre WhatsApp y Telegram?

Aquel será el nombre del chat privado: “Mensajes guardados”. De esa forma lo encontrarás en la lista de conversaciones.

Una de las opciones más sencillas es escribir allí mensajes, que se mantendrán en una “conversación íntima”, pues se trata de una especie de “chat con uno mismo”.

Continuar leyendo

Aplicaciones

WhatsApp: cómo poder enviar fotos sin perder la calidad

Por lo general, la aplicación las comprime automáticamente para ahorrar espacio, una operación que hace que pierdan un poco de nitidez

WhatsApp es una de las aplicaciones más utilizadas alrededor del mundo. Millones de usuarios son los que eligen esta herramienta para comunicarse sin importar la distancia geográfica.

Hay muchos que no saben que se pueden enviar imágenes en alta resolución (o sin pérdida de nitidez). ¿Hay alguna manera de enviar imágenes sin comprimir en WhatsApp? Según detalla el sitio Infobae, la respuesta es que se puede y de muchas maneras.

Método 1: Envía la imagen original a través de WhatsApp cambiando el nombre

– Abrir cualquier explorador de archivos y cambiar el nombre de la imagen a enviar de de imagen.jpg (o .png o .jpeg) a imagen.pdf o imagen.doc.

– El navegador puede mostrar un mensaje de advertencia después de cambiar el nombre. Hay que ignorarlo y continuar.

– Ahora la imagen específica se convierte a un archivo pdf/doc. Se puede adjuntar fácilmente este archivo como documento y enviarlo al destinatario.

– Ahora se debe pedir al destinatario que cambie el nombre de image.pdf a image.jpg utilizando el explorador de archivos.

Método 2: crear múltiples fotos como ZIP

– Esto es útil cuando se tiene varias imágenes para enviar. El destinatario no tiene que cambiar el nombre de cada archivo si utiliza este método de compresión.

– Para este método hay que abrir el administrador de archivos u otra herramienta de compresión de terceros para comprimir una carpeta completa de imágenes para enviar.

– Ahora adjuntar este ZIP como documento o hay que compartir directamente desde el administrador de archivos.

– El receptor debe descomprimirlo en el otro extremo.

– El tamaño de la imagen no se reducirá y, por lo tanto, la claridad permanecerá intacta.

El error de Florencia Peña al enviar una foto subida de tono por WhatsApp

Método 3: adjuntar directamente como documento en WhatsApp

– Este método es bastante sencillo. Todo lo que se tiene que hacer es abrir WhatsApp e ingresar al perfil del destinatario.

– Ahora elegir adjuntarlo como documento y se abrirá el explorador de archivos.

– Desde allí, seleccionar Examinar otros documentos y cargar una carpeta de imágenes desde el menú.

– Esto descargará directamente toda la carpeta como un documento.

– Las imágenes se enviarán sin ningún tipo de compresión.

Hackeó a la NASA y encontró la foto de un OVNI con “forma de cigarrillo”

Método 4: Cargar en la nube y uso compartido de enlaces

– Si bien este método no siempre se recomienda, funciona muy bien en algunos casos especiales.

– Para subir imágenes a la nube, hay que tener una cuenta con cualquier servicio de almacenamiento en la nube, como Google Drive, Dropbox u otros.

– Entonces, primero es necesario usar la aplicación móvil en la nube (o el sitio web) para cargar la imagen en el servidor.

– El usuario recibirá un enlace para compartir. Hay que copiarlo y enviar este enlace al destinatario.

– Si las imágenes son particularmente sensibles y privadas, asegúrese de tomar las medidas de seguridad adecuadas al crear enlaces.

– También puede configurar la función de solicitud de acceso para ver/editar archivos si utiliza Google Drive.

Continuar leyendo

Aplicaciones

WhatsApp: cómo es el truco por si no aparecen tus contactos en la app

En ocasiones, el popular servicio de mensajería puede presentar una falla y no mostrar nuestros contactos

WhatsApp cuenta con múltiples herramientas que son de utilidad para teletrabajo, estar en contacto con amigos o simplemente tener grupos en donde se comparte información o mensajes en común con otros.

Hay varias razones por las que los contactos de repente no aparecen en la app. En algunos casos, el problema ocurre después de cambiar de dispositivo o cuando actualizas el sistema operativo.

Modo oscuro en Wikipedia: para qué sirve y cómo se activa

La primera solución es consultar los permisos concedidos a WhatsApp. Si tienes un teléfono Android, deberás seguir la siguiente ruta: abre Configuración, toque Aplicaciones o Administración de aplicaciones, busque WhatsApp en la lista de aplicaciones, toca en Permisos.

Seleccione la opción Contactos; asegúrese de haber otorgado acceso a los contactos dentro de esta opción. En caso de que los permisos ya estén otorgados, seleccione “No permitir” y luego tocar “Permitir” una vez más.

Google anuncia que incluirá las lenguas quechua y guaraní en su traductor de texto

Si continúa el problema, la recomendación es actualizar la lista de contactos de WhatsApp. En caso de que la dificultad siga, lo ideal es eliminar la cuenta no sin antes hacer una copia de seguridad.

Lo mejor será acompañar este procedimiento con la eliminación de WhatsApp para luego volver a descargarla en el dispositivo.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR