Coronavirus

El crudo relato del diario Le Monde sobre la situación de los derechos humanos en Formosa

Con testimonios de victimas, ONGs y funcionarios, el medio francófono replica en el país galo la situación que atraviesan los formoseños

lunes 1 de febrero de 2021 - 3:09 pm

Con la polémica instalada sobre la violación de derechos humanos en Formosa, las detenciones arbitrarias a pacientes, positivos o no de coronavirus, y su posterior alojamiento en centros de aislamiento -en donde denuncian hacinamiento-, un medio francés hizo eco de la situación.

Se trata del popular diario Le Monde el cual bajo el titulo “Sospecha de violaciones de derechos humanos en centros de aislamiento en el norte de Argentina” el medio describió la situación que viven actualmente los formoseños a partir de los testimonios de victimas, funcionarios y diversas ONG.

La nota comienza con el duro relato sobre uno de los ejemplos de la situación carcelaria en la que se encuentran las personas recluidas en los Centros de Atención Sanitaria (CAS): “En el pasillo de una escuela pública, una niña de 4 años extiende su brazo a través de una reja para que un cuidador del otro lado le tome la temperatura en la muñeca”. Está situación fue filmada y difundida en redes sociales siendo uno de los principales disparadores de las denuncias de violaciones a los derechos humanos en la provincia norteña.

En otro pasaje del articulo elaborado por el corresponsal Aude Villiers-Moriamé, se menciona la estrategia del gobierno de Formosa contra el Coronavirus aunque pone en duda las bondades que intentan instalar los funcionarios de la provincia: “Formosa es la provincia argentina con menor número de muertes por coronavirus: 10 en total, y menos de 1.200 casos positivos (para casi 600.000 habitantes) desde el inicio de la epidemia. Un historial que las autoridades provinciales presentan periódicamente como prueba de una política sanitaria exitosa, pero que, según detractores del gobierno local, se basa en una restricción excesiva de las libertades individuales. La provincia cerró sus fronteras a todas las llegadas, sean o no de Formosa, durante ocho meses. En octubre de 2020, la muerte de un joven por ahogamiento luego de que intentara ingresar cruzando un río porque quería ver a su hija conmocionó a la opinión pública. Un mes después, la Corte Suprema (el máximo órgano judicial de Argentina) ordenó a Formosa que permitiera ingresar a su territorio a quien lo solicitara”.

El diario citó a su vez el testimonio de Paola García Rey, subdirectora de Amnistía Internacional en la Argentina, dado que la ONG viene recogiendo testimonios de lo que está ocurriendo en Formosa desde enero.

“La política de la provincia es enviar a las personas que han dado positivo por COVID-19 así como a los casos de contacto a estos centros de aislamiento. Enfermos o no, las personas se alojan en los mismos espacios mal ventilados, separados por finos tabiques, comparten los mismos lugares para las comida”, comentó García Rey.

COMENTARIOS