Belleza

Cómo tratar el acné según sea su tipo

Formas de curar esta afección cutánea

martes 2 de febrero de 2021 - 7:13 am

El acné es una afección de la piel que se manifiesta con puntos negros, blancos y granos en el rostro y otras zonas del cuerpo como la espalda, los hombros o el pecho.

Los dermatólogos diferencian dos tipos de acné: el activo y el cicatrizal. El primero refiere a cuando la afección está en pleno proceso de actividad, con un cuadro inflamatorio en la zona en la que aparece. El segundo aplica a las marcas que deja la afección una vez finalizada. Los tratamientos difieren dependiendo de cuál de las dos clases presente.

“Los acnés son causados por una bacteria que se llama Cutibacterium acnes. Para tratarlo, se recetan medicamentos antibacterianos selectivos, por vía oral, para destruir ese germen. También se recomiendan productos tópicos: cremas con distintos elementos para secar los granitos y, a la vez, mejorar las lesiones”, detalla el dermatólogo Mario Fuks (M.N. 69.704) al portal Con Bienestar.

Hay tres clases de acné activo: el genético, el juvenil (típico de la adolescencia aparece entre los 12 y 15 años, dura un cierto tiempo y luego desaparece), y el hormonal. Este último es el más frecuente, se da después de los 18 y si no se trata puede durar hasta los 40-45 años.

Hay tratamientos para el acné donde las pacientes reciben anticonceptivos, que hacen que la afección disminuya pero no se soluciona el problema, sólo se atenúa. Al dejar de tomarlo, la enfermedad estalla con un brote de granos enorme. Hay un montón de elementos que hay que tener en consideración para que la terapia sea eficaz”, indica el especialista.

Existen en la actualidad una variedad de fármacos eficaces. Después de ocho a diez meses de utilizarlos, se puede llegar a tener una solución definitiva.

El cicatrizal es el más frecuente y el que menos especialistas tratan. El principal problema es que los pacientes llegan a la consulta cuando ya pasó la afección, que de haberla tratado como correspondía en su momento, podría no haber llegado a causar tantas marcas. Una opción es tratarlo con algún láser para poder revertir esas cicatrices, o otras tecnologías también en el caso de lesiones hundidas.

Fuente: Conbienestar

COMENTARIOS