Coronavirus

Asociaciones científicas denunciaron al juez que ordenó suministrar dióxido de cloro al paciente del Otamendi

Por su parte, el médico neurocirujano Dante Converti, quien le administró la sustancia al paciente fallecido, fue imputado y allanaron su consultorio.

miércoles 13 de enero de 2021 - 4:17 pm

Ocho asociaciones científicas y fundaciones denunciaron al juez Javier Pico Terrero “por manifiesto mal desempeño” tras haber ordenado, en un fallo, que se suministrara a un paciente con coronavirus dióxido de cloro, sustancia que no está aprobada por la ANMAT y su uso está desaconsejado por la multiplicidad de eventos adversos.

Resulta evidente el desempeño apresurado y negligente del magistrado denunciado, toda vez, que más allá de la premura necesaria para dictar una medida cautelar, omitió haber consultado a los organismos correspondientes, como el propio Cuerpo Medico Forense y las sociedades científicas con competencia en la materia”, sostienen los denunciantes.

La demanda solicita que “se impongan las máximas sanciones previstas para el caso denunciado”, para que el caso “pueda convertirse en un precedente que llame a la cordura, a la prudencia y a la reflexión profunda y crítica del sistema que permitió ampliar de modo arbitrario, desordenado, inequitativo e insolidario la atención médica en nuestro país”.

En ese aspecto, remarcaron que el juez debió haber consultado con el “Cuerpo Médico Forense y las sociedades científicas con competencia en la materia”, algo que omitió. “Incluso una rápida consulta en cualquier buscador de internet” le habría permitido “conocer los peligros y advertencias” realizadas por la OMS y la ANMAT.

El magistrado Pico Terrero ordenó que, a pedido de sus hijastros, el sanatorio Otamendi le suministrara dióxido de cloro o ibuprofenato de sodio a un paciente internado y contagiado de coronavirus, Oscar Jorge García Rúa. La sustancia finalmente fue administrada por un neurocirujano externo a la clínica, Dante Converti,  ya que la institución se negó a hacerlo.

El paciente falleció poco después de recibir el tratamiento avalado por el magistrado a pedido de los hijastros de Rúa, quienes anunciaron que procederán judicialmente contra el centro médico.

Sobre Coverti, la demanda de los organismos científicos señala que el juez “con tan solo una receta formulada por un médico que se presenta como especialista en neurocirugía, resuelve obligar a la institución donde se encuentra internado el paciente” a dar el tratamiento no avalado por Anmat y “expresamente desaconsejado” debido a “la multiplicidad de eventos adversos” registrados tras su uso.

Por otro lado, “no solo (ese médico) no es especialista en neurocirugía” sino que además, aun cuando lo fuera, Pico Terrero debió haber advertido que, de todos modos, la neurología no tiene en “su ámbito de competencia la indicación de una formulación para el tratamiento de una enfermedad infecciosa”.

Dante Converti también fue imputado en la causa penal que tramita en el fuero federal porteño por la denuncia del Ministerio de Salud. Sebastián Casanello, el juez que quedó a cargo de la causa, ordenó el allanamiento para “preservar la prueba” que fue trasladada al juzgado con sede en Comodoro Py 2002 y ahora “será analizada”.

Durante el allanamiento en el consultorio ubicado en la calle Ayacucho, que se realizó este martes poco después de las 21 y culminó a las 23, la Policía secuestró historias clínicas y recetas de dióxido de cloro, entre otras evidencias.

COMENTARIOS