Economía

San Lorenzo, en rojo: balances ocultos, cheques sin fondo y deudas millonarias en dólares

Matías Ferrari

Jefe de Redacción en Nexofin. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Social (UBA).

El club conducido por Marcelo Tinelli y Matías Lammens es el único de los denominados "grandes" que no presentó su balance, a más de seis meses de ejercicio; en los últimos cuatro años duplicó su pasivo en dólares, aún sin tener en cuenta los 14 millones de dólares reflejados en el balance por el acuerdo con Carrefour

martes 12 de enero de 2021 - 4:41 pm

San Lorenzo atraviesa uno de los momentos económicos más delicados desde su fundación en 1908. El club de Boedo, conducido por Marcelo Tinelli y Matías Lammens, lidera la tabla de clubes argentinos con mayor cantidad de cheques rechazados: hasta octubre del 2020 -última información oficial disponible en la página oficial del Banco Central de la República Argentina-, San Lorenzo acumulaba 356 millones de pesos en cheques rechazados y aún impagos, tal como dio a conocer NEXOFIN días atrás.

Tras la publicación del mencionado artículo -donde se reveló también que uno de los principales acreedores del club es el Banco Credicoop, liderado por el diputado del Frente de Todos, Carlos Heller- decenas de hinchas se comunicaron con este sitio para dar a conocer más detalles de la crítica situación económico financiera del club azulgrana.

“La situación es difícil, pero lo grave es que nos tenemos que enterar del estado crítico del club a través de información del Banco Central o por balances de otros clubes que nos imputan deudas, porque la actual gestión no presentó nunca los balances al junio del 2020″, explicó a NEXOFIN Matías Plescia, contador e integrante de la Agrupación Volver a San Lorenzo, que tienen en César Francis al único representante de la oposición en la Comisión Directiva de San Lorenzo.

En San Lorenzo hay un blindaje absoluto de los desmanejos financieros que se acumularon en los últimos años: la victoria electoral de diciembre del 2019 con más de un 80% de los votos les permitió a Tinelli y Lammens tomar decisiones sin necesidad de contar con consensos internos. “No hay nada de información. Tenemos una persona en comisión directiva pero no tenemos ningún tipo de información que permita justificar la falta de un balance, a más de seis meses del cierre de ejercicio. Somos el único club ‘grande’ que no presentó balance”.

Aún con el último balance pendiente, una rápida mirada a los números que dejó la gestión de Matías Lammens, actual ministro del Gobierno Nacional y vicepresidente 2º del club, alcanzan para despertar preocupación entre los socios: en el último informe presentado en junio del 2019 figuraba un pasivo de 42 millones de dólares.

Al respecto, Plescia analiza: “En los últimos cuatro años se duplicó el pasivo en dólares del club y todavía desconocemos lo que pasó entre hoy y junio del 2019. De los 42 millones de dólares de pasivo del último balance, hay unos 14 millones que corresponden al acuerdo con Carrefour. Pero el resto son deudas que el club fue tomando por malas decisiones dirigenciales, que apostaron a cerrar contratos en dólares con muchos jugadores que ahora están en el banco de suplentes”.

Los contratos en dólares con jugadores de Primera, sumado a que el club no cuenta con ingresos en divisas generaron un cóctel explosivo en las financias y la economía del club.

La situación está lejos de encontrar una solución y empeora año a año. Así como -tal como mencionamos al inicio del artículo- San Lorenzo acumula hasta hoy 356 millones de pesos en cheques rechazados y aún impagos, esta misma cifra en septiembre del 2019 era de $ 101.000.000, lo que refleja un incremento del 250% en el monto de cheques sin cubrir en poco más de un año.

COMENTARIOS