Estados Unidos

El hombre disfrazado que asaltó el Capitolio lleva días sin comer en prisión porque no hay alimentos orgánicos

Jake Angeli fue arrestado por “entrar a un edificio público sin autorización, así como de entrada violenta y conducta desordenada”. Su abogado dijo que “sigue una dieta extremadamente restrictiva, quizás por razones religiosas”.

martes 12 de enero de 2021 - 3:47 pm

Jake Angeli, conocido como “Q-Shaman” o “Yellowstone Wolf”, fue el hombre de 33 años que ocupó las portadas de cientos de diarios del mundo, esto tras participar de los violentos disturbios en el Capitolio de Estados Unidos disfrazado como unguerrero sioux, uno de los pueblos nativos más icónicos de América del Norte.

Hace pocos días, el hombre que se reconoce en algunas de las fotos del motín vistiendo un sombrero de piel con cuernos y con el rostro pintado de rojo y azul fue arrestado para enfrentar los cargos de entrar a un edificio público sin autorización, así como de entrada violenta y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio, según informó el Departamento de Justicia de EEUU.

Angeli no ha comido desde que fue detenido ya que solo ingiere comida orgánica, y los guardias de seguridad no le proveen este tipo de alimento.

“Sigue una dieta extremadamente restrictiva, quizás por razones religiosas”, aseguró su abogado en una audiencia virtual en un tribunal federal el pasado lunes, según The Arizona Republic.

Asimismo, su madre, Martha Chansley, explicó la situación de su hijo. “Se enferma si no come alimentos orgánicos”, aseguró, según el periódico. “Necesita comer”. afirmó.

En fotos: él es ‘QAnon Shaman’ el líder pro-Trump que tómo junto a turba el Capitolio en Washington

Así también lo confirmó una reportera estadounidense en su cuenta de Twitter: Su madre “dice que no ha comido desde el viernes porque el centro de detención no le dará toda la comida orgánica”.

De otro lado, en la comparecencia virtual ante el tribunal, la jueza magistrada Deborah Fine afirmó estar “profundamente preocupada” y le pidió al abogado del acusado que resuelva el problema con los alguaciles estadounidenses.

Inmediatamente el hecho generó burla y rechazo en redes sociales. “Ok, esto es gracioso. Alimentos orgánicos exigidos por terroristas domésticos”, señaló la exsenadora de Missouri Claire McCaskill.

Otros internautas aseguraban que, “imagínese pensar que su privilegio blanco se extiende hasta destrozar el Capitolio y luego exigir alimentos orgánicos en la cárcel”.

Angeli es un miembro del movimiento que gira alrededor de la teoría conspirativa QAnon, originada en 2017 a raíz de unas supuestas revelaciones secretas sobre una elite pedófila y satánica que rige el mundo desde las sombras, con Hillary Clinton, Barack Obama y el papa Francisco en la cima. Y Angeli había levantado su perfil en esta corriente al llamar la atención con su look en muchas protestas de la derecha en el estado de Arizona durante el 2020.

COMENTARIOS