Coronavirus

Coronavirus: comienza la distribución del suero equino hiperinmune desarrollado por científicos argentinos

Este lunes comienza la distribución en el país. Qué es, cómo funciona y quiénes son los argentinos detrás del medicamento desarrollado en el país que demostró reducir en un 45% la mortalidaden pacientes con Covid-19.

lunes 11 de enero de 2021 - 2:14 pm

El suero equino hiperinmune desarrollado por investigadores argentinos para el tratamiento de pacientes adultos con cuadros moderados a severos de coronavirus, que la ANMAT aprobó a fines de diciembre, estará disponible a partir de este lunes para su uso hospitalario y bajo prescripción para las clínicas, obras sociales, prepagas o ministerios de salud que así lo soliciten.

El suero hiperinmune es una herramienta que complementará a las vacunas, aunque a diferencia de éstas, que sirven para prevenir la infección, los anticuerpos equinos son empleados con pacientes que ya se encuentran cursando la enfermedad.

En pacientes que están empeorando y no desarrollan propia respuesta inmune a tiempo, el suministro de anticuerpos en forma exógena por esta inmunoterapia pasiva permite evitar la proliferación viral y darle tiempo al paciente para desarrollar su propias defensas, evitando la inflamación respiratoria generalizada que provoca esta enfermedad”, explicó a Télam Fernando Goldbaum, director del Centro de Rediseño e Ingeniería de Proteínas de la Unsam y socio fundador de la empresa biotecnológica Inmunova -dos de las instituciones desarrolladoras del proyecto.

El equipo científico de la empresa logró demostrar que la droga, basada en anticuerpos policlonales de caballo, lograba disminuir la progresión y el impacto de la enfermedad en un 45% para los casos severos.

Tras comprobar su seguridad y eficacia, advirtieron entonces que podría convertirse en una herramienta terapéutica clave para mitigar los efectos del coronavirus y combatir la pandemia a nivel doméstico, sobre todo, en un escenario marcado por un preocupante incremento de casos. Otra de las principales ventajas es que el producto puede fabricarse a gran escala.

Si bien aún no se conoce el precio, desde Inmunova, estimaron que sería mucho más económico que los anticuerpos monoclonales y otros tratamientos equivalentes que se realizan en diferentes partes del mundo. En el presente, está culminando su fase de etiquetado y embalaje.

Qué es el suero equino hiperinmune

El suero equino, llamado “CoviFab”, es una inmunoterapia innovadora basada en anticuerpos policlonales de caballo que se aplica en dos dosis (las personas las reciben por vía intravenosa separadas entre sí por 48 horas) y puede reducir en un 45% la mortalidad, en un 24% la necesidad de internación en terapia intensiva y en un 36% el requerimiento de asistencia respiratoria mecánica.

Tres son las principales características de este suero, que transformó en el primer medicamento innovador para tratar la enfermedad realizado por completo en Argentina: aporta inmunidad pasiva y anticuerpos policlonales generados por hiperinmunización.

“Policlonal es la respuesta de un organismo inmunocompetente que, enfrenado a un antígeno determinado, activa muchos clones capaces de responder a él, mientras que los anticuerpos monoclonales provienen de un solo clon”, explicó Goldbaum.

“En este caso usamos anticuerpos policlonales porque, al reconocer al antígeno de diferentes formas, genera mayor potencia, mayor capacidad neutralizante y menor posibilidad de que los mutantes no sean neutralizados”, agregó.

El científico explicó también que este tratamiento puede ser “eventualmente complementario” de otros como el suero de pacientes convalecientes -comúnmente llamado “plasma” de personas recuperadas– o los anticuerpos monoclonales que se están desarrollando “en EEUU, Corea y otros países”.

El ensayo

El estudio clínico sobre 242 pacientes adultos de 18 a 79 años (el promedio de edad fue de 54 y el 65% fueron hombres) ,permitió comprobar “de manera contundente” que el medicamento es “muy seguro y sus efectos adversos, muy leves”, lo que resultó determinante para la aprobación de la Anmat.

Se le suministró a personas que se habían contagiado covid y atravesaban la patología de una forma moderada a severa durante los primeros 10 días del inicio de los síntomas. Tanto a los que recibieron la sustancia activa como los de la rama placebo, se les suministró mediante infusión intravenosa la primera dosis al inicio y la segunda a las 48 horas. En todos los casos, se trataba de individuos que requerían de hospitalización y se encontraban desperdigados en 19 hospitales y clínicas del AMBA, Neuquén y Tucumán. Vale destacar que todos los pacientes se enrolaron en el estudio de manera voluntaria.

Los ensayos culminaron a fines de noviembre y, hasta la fecha, las pruebas no han sido publicadas en ninguna revista científica, aunque el equipo científico de la empresa comunicó que lo haría en breve. Es bueno destacar esta falta por el momento porque se trata de un paso indispensable para que el procedimiento obtenga validez al interior de la comunidad académica.

A nivel mundial se están realizando ensayos clínicos con sueros equinos en Brasil, México y Costa Rica, pero en estadios menos avanzado.

Producción y distribución

El producto es el fruto de los esfuerzos compartidos y de la articulación de diversas entidades públicas y privadas, entre las que se destacan el laboratorio Inmunova, la Universidad Nacional de San Martín, el Instituto Biológico Argentino, el Instituto Leloir, la compañía biotecnológica mAbxience (que también se encarga de la producción regional de la vacuna de AstraZeneca/Oxford), el Conicet y el Instituto Malbrán.

El proyecto de suero equino hiperinmune recibió financiamiento del Ministerio de Desarrollo Productivo a través de un crédito del FONDEP, en el marco del Programa de Asistencia al Sistema Productivo Nacional que apoyó la generación de insumos, equipamientos y soluciones para mitigar los efectos de la pandemia por el COVID-19 por parte de PyMEs, industrias, emprendedores, universidades e instituciones científico-tecnológicas.

A través de este programa, que puso en marcha la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y de los Emprendedores, se financiaron 214 proyectos por más de 2.300 millones de pesos, entre los cuales se destacan también la producción de los superbarbijos de tela anti viral, el desarrollo de test de detección del COVID-19 y la fabricación de respiradores de producción nacional.

COMENTARIOS