Redes Sociales

Amazon desactivó Parler, la red social de los seguidores de Trump

Los dueños de la plataforma no consiguieron ningún otro proveedor de servidores después que el gigante digital la suspendiera por no moderar los mensajes incitando a la violencia tras los disturbios en el Capitolio

lunes 11 de enero de 2021 - 10:20 am

La red social conservadora Parler fue desactivada de internet este lunes, indicó un sitio especializado, después que Amazon advirtiese a la compañía que perdería el acceso a sus servidores por ser incapaz de moderar los mensajes incitando a la violencia.

El sitio de rastreo de internet Down For Everyone Or Just Me mostró a Parler desactivado justo después de medianoche local (8 GMT del lunes), lo que sugiere que sus dueños no consiguieron ningún otro proveedor de servicio.

Parler, cuya popularidad se disparó en las últimas semanas, se convirtió en un refugio para algunos internautas indignados con la política de moderación de las redes sociales como Twitter, que cerró definitivamente la cuenta de Donald Trump el viernes.

En la red conservadora se han difundido mensajes de apoyo a quienes irrumpieron en el Congreso e incluso algunos en los que se convocaban nuevas protestas contra el resultado de las presidenciales de noviembre, ganadas por el demócrata Joe Biden.

Amazon sigue así los pasos de Google y Apple, que ya retiraron Parler de sus plataformas de descargas. En una carta enviada a la red social, la compañía justificó la decisión por el aumento de “contenidos violentos”.

En una seria de entradas en Parler, su fundador, John Matze, confirmó el sábado que su aplicación no estaría disponible a partir del día siguiente y acusó a los gigantes tecnológicos de estar en “guerra contra la libertad de expresión”.

Matz había adelantado en su perfil que podía que “la red social no esté disponible en internet durante una semana” tras la decisión de Amazon. “Vamos a hacer todo lo posible por encontrar un nuevo proveedor rápidamente”, agregó.

A sus inicios en 2018, Parler era sobre todo un territorio de extremistas, pero ahora atrae a conservadores más tradicionales, incluidos congresistas republicanos.

COMENTARIOS