Alimentación

Siete tips para comer saludable en la playa

Cómo mantener una buena alimentación al estar de vacaciones

sábado 9 de enero de 2021 - 7:50 am

Los días en la playa, o en cualquier otro destino de vacaciones, traen consigo el dilema sobre qué comer. Hay que pensar en un menú balanceado, fresco y de estación para no caer en consumir todos los días comida chatarra.

¿Cómo lograrlo? Acá, siete tips que ayudarán a organizarse_

1. Conseguir una conservadora

Existe una gran cantidad de modelos y tamaños que se adaptan a las necesidades de la familia. Los bolsos térmicos, tipo lunchera, son otra alternativa. Resultan prácticos para transportar y permiten mantener a resguardo la comida sensible al calor.

2. Siempre llevar agua o divisar un punto cercano en el que se pueda conseguir

​Una opción es congelar una botella desde la noche anterior.

3. Pensar en colaciones frescas y que no requieran demasiada preparación

Choclos, tomates cherry, bastones de zanahoria, huevos duros, pepino en rodajas y, como acompañamiento, un frasco de hummus pueden ser alternativas ideales como guarnición o para antes del almuerzo. Un tip: llevar desde casa algunos recipientes herméticos, ya que no es usual encontrarlos en un departamento o casa alquilada y mucho menos, en un hotel o apart.

4. Renovar los sabores de los sándwiches

Con pan integral y verduras se convertirán en un plato saludable y menos calórico. Acá dos combinaciones:

– Pan integral, mayonesa de zanahoria, queso fresco, choclo en granos y tomates cherry.

– Pan integral, mouse de palta (también puede ser palta pisada), hojas de rúcula y zanahoria rallada.

5. Pensar en otras preparaciones fáciles de hacer

​ Los panes rellenos, las hamburguesas de legumbres y las tartas de verduras son buenas posibilidades.

6. Incorporar fruta

​En esta época se consiguen las variedades más refrescantes. Lo ideal es colocarlas en la heladera un par de horas antes de ir a la playa.

7. Tener a mano frutos secos, barritas de cereales o galletitas integrales

Serán una salvación para cuando se sienta el efecto “mar o río” y se sienta hambre. Obviamente, los paradores ofrecen propuestas válidas. La idea es seleccionar las más adecuadas y no caer siempre en el menú menos aconsejado.

Fuente: Clarín

COMENTARIOS