Negocios

En crisis, YPF le cuelga el cartel de venta a la torre Pelli en Puerto Madero

La empresa busca obtener USD 400 millones por el edificio que tuvo un costo de construcción en 2008 de USD 135 millones. El objetivo es ahorrar en tiempos de trabajo remoto por la pandemia

martes 5 de enero de 2021 - 12:45 pm

La crisis por la pandemia sigue afectando en el mundo de los negocios: YPF puso a la venta su emblemática torre ubicada en Puerto Madero.

La compañía petrolera definió deshacerse del edificio que fue inaugurado en el año 2008 y que fue diseñado por el famoso arquitecto tucumano ya fallecido César Pelli en épocas en que la compañía estaba privatizada y en manos de la española Repsol.

Con esta operación YPF busca recaudar, según cotizaciones del mercado inmobiliario, unos 400 millones de dólares lo que mostraría el salto del valor del edificio teniendo en cuenta que su construcción tuvo un costo de 135 millones de dólares.

“Se ha puesto en marcha la posibilidad de ejecutar la operación ni bien se alcance una oferta con el valor esperado. En rigor, la decisión se enmarca en la estrategia de la petrolera de concentrar sus recursos en el core del negocio, esto es la producción de energía (y financiar con los recursos parte del plan de trabajo), pero también apunta a engrosar la política de austeridad y gestión eficiente que la firma que conduce Sergio Affronti parece haber adoptado en esta etapa”, señalan fuentes ligadas a la decisión de poner a la venta el emblemático edificio ubicado en Puerto Madero.

La Torre Pelli es la tercera sede que ocupó la compañía. En una primera etapa la empresa estatal estaba ubicada en lo que hoy se conoce como el Ministerio de Agricultura de la Nación, en Paseo Colón 922. En 1938 se mudó a un edificio construido especialmente para la compañía ubicado en Avenida Presidente Roque Sáenz Peña 77.

El antecedente: a fines del 2020, YPF hizo pública la venta de la Torre Blanca, un edificio que tenia en el centro porteño por U$S30 millones. Está ubicada en Tucuman 744, y fue comprada por Aysa, que hasta ese momento alquilaba ese mismo espacio.

COMENTARIOS