Diego Maradona

Sospecha de mala praxis: la historia clínica de Maradona que complica a los médicos

El portal Infobae pudo acceder a un documento exclusivo en el que se habla de quiénes son los médicos de cabecera, de los riesgos que corría Diego y las advertencias de la clínica que fueron desoídas

lunes 4 de enero de 2021 - 7:58 pm

La conmovedora muerte de Diego Maradona sigue trayendo tela para cortar y parece que así será por largos años. En esta oportunidad, el medio Infobae pudo acceder a un documento que muestra el ingreso del ídolo con un alias, al neurocirujano Luque y a la psiquiatra Cosachov como especialistas “de cabecera” y las duras advertencias para su internación domiciliaria en el country donde finalmente murió.

“Gómez, Ariel”, fue el nombre ficticio que había elegido la clínica de Olivos para que nadie pueda ver la información de Maradona internamente. También se utilizó un DNI y una fecha de nacimiento falsas. Lo que sí es correcto es el día en que se internó, el 3 de noviembre.

“En la fecha se produce una reunión entre los familiares del paciente (hijas), el Dr. Leopoldo Luque (médico de cabecera), la psiquiatra de cabecera del paciente (Dra. Cosachov), el Dr. Pablo Dimitroff (Director de CLIO) y quien suscribe, Fernando Villarejo, jefe médico de Unidad de cuidados Intensivos”. Por lo que el escrito desmiente a Luque y sí lo menciona como médico de cabecera.

Otra parte del archivo expone con claridad los riesgos que corría el mejor futbolista de todos los tiempos al internarse en su casa de Tigre.

 “Todos los presentes entienden los riesgos a los que se expone el enfermo si no se somete al tratamiento requerido y se explicita claramente que por las características del paciente en particular también hay riesgos de no tener éxito inmediato con la administración de las drogas indicadas y que a su vez éstas, aún a dosis controladas y con monitoreo adecuado pueden deprimir la conciencia y el drive respiratorio de modo que el paciente pueda necesitar apoyo ventilatorio y asistencia nutricional. Se explicita asimismo las complicaciones eventuales de estas condiciones”.

En otro punto se específica que “debido a que el paciente se interna involuntariamente, las hijas y los médicos de cabecera asumen los riesgos de la internación bajo estos términos para no tener que judicializar el proceso de internación. Los médicos tratantes lo dejaran asentado en la Historia Clínica”.

Si bien no queda explicito quién decidió el tipo de sedantes y las cantidades, los investigadores le explicaron a Infobae que Cosachov, como psiquiatra, no podía estar ajena a esta situación y debía conocer qué se le estaba dando a Maradona. Misma situación corre para Luque, ya que, aparentemente, trabajaban de forma integral.

COMENTARIOS