Política

Desde Chapadmalal, Alberto Fernández promulgó el ajuste de jubilaciones y culpó a “los jóvenes” por el rebrote

domingo 3 de enero de 2021 - 1:18 pm

Alberto Fernández promulgó este domingo la polémica ley de movilidad jubilatoria sancionada el martes en Diputados en un acto en Chapadmalal, desde donde se lanzó la campaña “Anses Verano”. Además, el presidente les apuntó a los jóvenes por el rebrote de casos de coronavirus. 

“Estoy muy contento de que el decreto número uno sea para los jubilados, porque cuando yo asumí en diciembre de 2019 les dije a todos los argentinos que tenía una prioridad, que era prestarles más atención a los más necesitados”, comenzó el Presidente.

Acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y la titular de la Anses, Fernanda Raverta, el mandatario explicó: “Lo menos que podemos hacer es darles algunas mínimas garantías, como por ejemplo la garantía de la movilidad, y permitir que también tengan un grado de previsión. No inventamos nada, miramos en la historia reciente cuál fue la mejor fórmula y la volvimos a poner en vigencia”.

A la vez, el presidente salió al cruce de las críticas que recibió la nueva ley de movilidad: “Los que se quejan de que no sostuvimos la fórmula de la gestión anterior son los mismos que hicieron caer el 20% el ingreso real de los jubilados. Y la fórmula que estamos imponiendo en términos reales hizo crecer el 20% de sus ingresos“.

Con respecto a la pandemia y el rebrote de casos en las últimas semanas, Fernández se mostró preocupado y les apuntó a los más jóvenes: “Uno se descuida y los que más se descuidan son nuestros jóvenes. Sé que para muchos ir a bailar es lindo, jugar al futbol es lindo, todo es lindo, salvo que haya un virus en el medio. Quiero llamar a la reflexión de todos. La pandemia no se terminó“.

En este sentido, agregó: “La vacuna nos va a dar con el correr de los meses inmunidad a un número importante de argentinos, pero mientras tanto no podemos jugar con fuego. Porque el virus sigue circulando”.

La nueva reforma jubilatoria establece aumentos trimestrales a partir de marzo (a diferencia de los semestrales de la ley anterior) vinculados a la evolución salarial y de la recaudación tributaria de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), y ese índice nunca podrá producir la disminución del haber del beneficiario.

Sin embargo, la falta de una garantía frente a la inflación, la elección del menor índice entre salarios más impuestos versus la recaudación total de las ANSeS, la ausencia de una recomposición de los haberes por las pérdidas de los últimos años y los temas que deberá definir la reglamentación son los puntos más conflictivos de la nueva ley de movilidad previsional que abarca también a la totalidad de las prestaciones sociales. Un universo de 18 millones de personas.

COMENTARIOS