Coronavirus

Los casos de COVID en la Ciudad aumentan de la mano de los jóvenes de entre 20 y 30

En estos días preocuparon las imágenes de los festejos de Navidad y fin de año en plazas y parques, con miles de jóvenes sin distancia social. Es esa franja etaria la que debe redoblar sus cuidados

domingo 3 de enero de 2021 - 9:34 am

La curva de casos de coronavirus sigue en ascenso en la Ciudad de Buenos Aires: hoy el R0 (R Cero), el índice de contagiosidad del virus, está por encima de 1 mientras las redes se inundan de imágenes de fiestas clandestinas y reuniones sin cuidados. La gran diferencia con la “primera ola” de la enfermedad es que ahora los que más se contagian son los jóvenes.

Este panorama se puede ver claramente en el sitio Web covidstats.com.ar, a cargo de Mauro Infantino, que usa los datos oficiales. Si se elabora un mapa de grupos etarios se observa que, en el último mes, las franjas de pacientes de entre 25 y 35 años picaron en punta y aumentaron su primacía respecto al resto de los grupos de edades. Siempre solieron ser mayoría, pero ahora esa mayoría es mucho más contundente y creciente que meses atrás.

El jueves 31 se reportaron en la ciudad 1.405 casos positivos. Cerca de 900 contagios se dieron en personas de entre 20 y 49 años. De ese total, 339 tenían entre 20 y 29 años.

“En estos días, hay más circulación comunitaria del virus”, admitió a Clarín un vocero del Ministerio de Salud de la Ciudad. “Se había conseguido ubicar el R0 por debajo de uno, pero ahora está por encima de 1, es decir, los contagios van en ascenso”, agrega.

“Dos semanas atrás estábamos con una media móvil de 300 casos diarios, y en diez días pasamos a 600”, precisó. Dado que los fines de semana y feriados hay menos testeos y menos gente recurre al sistema de salud, se usa como referencia la media móvil de los últimos siete días, a fin de tener una visión más exacta de cómo evoluciona la curva y observar tendencias.

En los últimos siete días el promedio diario de casos fue de 863 sólo en residentes. A su vez, la positividad actual es del 30,8%, según el último parte diario de la cartera sanitaria de la Ciudad. Ese es el índice medido entre los 996.998 testeos hechos con PCR en territorio porteño. Médicos que trabajan en Unidades Febriles de Urgencia (UFU) sostienen que en algunas la positividad llega al 40%.

El aumento preocupa aunque, de acuerdo al vocero del Ministerio de Salud porteño, “por ahora no tiene impacto en la ocupación hospitalaria de pacientes leves, moderados ni graves. El sistema de salud no tiene el estrés que se registró en otro momento, donde gran parte de los casos se internaba”.

¿Por qué? “Por un lado, esto se debe a la cantidad de asintomáticos. Por el otro, a que el coronavirus está afectando a segmentos más jóvenes. Además, ya se aprendió más sobre la enfermedad y se determina mejor cuáles son los casos para internación y cuáles no”, indica el mismo vocero.

“No terminamos de entender por qué se adelantó tanto esta segunda ola, que la mayoría esperaba para el final del verano, pero seguramente el relajamiento de cuidados y restricciones sin dudas ha tenido que ver. Sobre todo el aumento en la frecuencia de las reuniones y la cantidad de personas que participan de ellas, así como el contexto en el cual se dan”, señala Rodrigo Quiroga, bioinformático e investigador asistente en el CONICET, en diálogo con este diario.

COMENTARIOS