Policiales

Clausuraron un emblemático balneario de Pinamar por quebrar los protocolos COVID-19

La policía terminó desalojando a las cerca de 400 personas que se habían amuchado en el balneario, sin distancia social ni barbijos

viernes 1 de enero de 2021 - 10:05 pm

A menos de cinco horas de comenzado el nuevo año, dos balnearios y un autocine ignoraron las reglas de Provincia y el Municipio para trabajar durante la pandemia y organizaron fiestas con más gente de lo permitido y en lugares donde no estaba habilitado.

Cerca de las 4 AM, personal del Municipio y del Registro de Comercialización de Bebidas Alcohólicas (REBA) del gobierno bonaerense desembarcaron junto a la Policía Bonaerense en el célebre parador UFO Point, que había organizado una celebración exclusiva: la mesa para recibir el 2021 costaba 100.000 pesos y la entrada a la fiesta post 12 de la noche, $ 4.000.

Este viernes el Municipio preparaba una clausura preventiva y una multa para el lugar por excederse en la capacidad de personas permitidas y por no cumplir con los protocolos de cuidado por el COVID-19 dispuestos para locales gastronómicos en ciudades en Fase 4, como lo es Pinamar.

También quedó bajo el ojo del municipio el parador Kophiphi por las mismas razones, y se arriesga a sufrir las consecuentes multas económicas, que pueden llegar hasta los 3.500.000 pesos. “En este momento UFO no está clausurado pero iremos a poner la faja”, aclaró Zakim. Una clausura de este tipo puede ir desde uno a 90 días. Se especula que en el caso de UFO será por pocos días pero perderán el trabajo del fin de semana, probablemente los días que más gente llegue a Pinamar este enero, dadas las circunstancias de la pandemia.

Según indicó el intendente de Pinamar, Martín Yeza, en sus redes sociales, la Comuna recibió durante la noche de Año Nuevo 30 denuncias por ruidos molestos. “23 fueron resueltas conversando con los vecinos y en 7 domicilios se hicieron multas por persistencia. Se realizó 1 clausura en un balneario y un desalojo policial en un autocine que organizó una fiesta. En Pinamar hay cerca de 300.000 personas. Realmente creemos que la noche en general estuvo ordenada y lamentablemente nunca faltan quienes rompen las normas de respeto y convivencia”, escribió.

Al lugar se le labró una multa por “desvirtuación de rubro”, ya que tienen habilitación para autocine y un pequeño bar. “Pero fuimos y era un boliche a cielo abierto”, detalló Zakim en referencia al autocine, ubicado cerca de la entrada a la ciudad desde la ruta 11.

De modo que el Municipio hizo una infracción por violación de protocolos, ya que además de no estar habilitado para hacer una fiesta había dejando entrar a unas 500 personas. “No era ni un bar ni un autocine. Era algo mucho mayor. Usaron ese predio como espacio para la gente”, agregó el funcionario.

COMENTARIOS