Coronavirus

Rusia reporta retrasos en la producción de la segunda dosis de la Sputnik V

“Es cierto que los problemas tecnológicos persisten", aseguran desde Rusia. La segunda dosis requiere mayor infraestructura para que se produzca la misma cantidad que de la primera

miércoles 30 de diciembre de 2020 - 12:07 pm

La llegada de las primeras 300 mil dosis de la vacuna contra el coronavirus Sputnik V marcó un punto de quiebre en la pandemia que ya lleva mas de nueve meses en el país: Este martes comenzó la inmunización de un primer grupo de la población. El inicio del proceso de inoculación no estuvo ajeno a problemas vinculados con ciertos desmanejos del gobierno respecto a la logística para traer las vacunas al país y sobre la verdadera efectividad de la misma cuando aun faltan ciertos informes sobre su fase de prueba que sean avalados por la comunidad científica.

La Sputnik V, a diferencia de otras vacunas, está compuesta de dos dosis distintas. Las 300 mil recibidas corresponden solo a la primera fórmula por lo que cumplen con la mitad del proceso. Las personas que ya han sido vacunadas aun deben recibir la segunda dosis para completar el proceso de inmunización. Sin embargo, esto podría traer nuevos problemas para la Casa Rosada: fuentes del gobierno y del proceso de fabricación en Rusia indicaron a la agencia Reuters que había atrasos en su producción lo que complicaría el programa de vacunación en Argentina.

Una fuente cercana al proceso de fabricación, y otra del gobierno, dijeron que el envío estaba compuesto solo por dosis excedentes del primer componente, que se había producido en cantidades mayores que el segundo. La fuente cercana al proceso de fabricación dijo que los fabricantes de vacunas ahora estaban trabajando para igualar la producción de los dos componentes.

Es cierto que los problemas tecnológicos persisten (…) Se produce más del primer componente por litro en biorreactores que de la segunda dosis”, explicó. “Pero muchos productores simplemente están instalando más biorreactores para producir la segunda dosis. Eso es todo. Si su reactor produce menos por litro, entonces necesita más capacidad”, dijo la fuente. Generium, una de las firmas farmacéuticas rusas privadas encargadas de producir Sputnik V, dijo que actualmente está produciendo ambos componentes de la vacuna en cantidades iguales.

Según el ministro de Salud, Ginés González García, la persona que comenzó con el proceso de inoculación puede recibir la segunda dosis desde 21 hasta 60 0 75 días después de la primera. Por lo que los primeros vacunados ya han comenzado una carrera contrarreloj para completar en tiempo y forma el proceso de vacunación.

Consultado por Clarín, el ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), Lautaro De Vedia, comenta que, por lo que está estudiado, “lo ideal” sería darlo en el día 21. Es decir, tres semanas después de haberse aplicado la primera dosis. De hecho, el sitio web de Sputnik V lo expresa claramente: “La vacunación se repite en 21 días”.

“Si se pierde esa dosis por alguna razón se puede dar a posteriori, aparentemente hasta los 60 días, según los estudios. Luego no hay certeza de que el efecto sea el mismo. Eso no se sabe todavía. Por eso es importante darse la dosis en tiempo”, subraya De Vedia.

Ante los temores de un atraso en las entregas el Fondo Ruso de Inversión Directa asegura que la segunda fórmula será entregada en tiempo y forma. En la misma linea, la asesora presidencial Cecilia Nicolini –quien viajó a Moscú junto a funcionarios de la ANMAT- buscó transmitir calma. “Vamos a seguir continuando con los plazos que convenimos a través del contrato que firmamos“, indicó.

COMENTARIOS