Fórmula Jubilatoria

Diputados vota en el recinto el ajuste en las jubilaciones: principales claves

Mientras en el Senado se debatirá la legalización del aborto, en Diputados el oficialismo aprobará una nueva fórmula para el aumento de los haberes jubilatorios. Polémica por la ausencia de una "clausula gatillo"

martes 29 de diciembre de 2020 - 10:59 am

Con el apoyo del oficialismo y bloques aliados, la Cámara de Diputados dará sanción al proyecto de ley de movilidad previsional, sin cambios, tal como fue sancionada por Senadores. De acuerdo a la nueva fórmula, las actualizaciones en los haberes se realizarán de forma trimestral: en marzo, junio, septiembre y diciembre.

El Frente de Todos, con 117 diputados más aliados, tiene garantizados los votos para alzarse con la ley. Entre quienes acompañaran el proyecto y no forman parte del bloque oficialista se encuentran los legisladores cordobeses que responden al gobernador de dicha provincia, Juan Schiaretti (nuevamente apoya una ley del Frente de Todos). A su vez, tres misioneros y otros tres del bloque mendocino de José Luis Ramón. El oficialismo espera contar con los dos miembros del bloque Justicialista, y con ello ya tendrían los votos suficientes. Pero también contarían con la neuquina Alma Sapag, y al menos otros dos de Acción Federal.

Por el lado de los opositores al proyecto están los diputados de Juntos por el Cambio (115), los lavagnistas de Consenso Federal (3) y la izquierda (2).

La nueva fórmula

Los futuros aumentos de los haberes jubilatorios tomarán como variables de referencia salarios, la recaudación impositiva que va al sistema y los ingresos totales de la ANSeS. De las dos primeras de esas variables (salarios y recaudación) dependerán los aumentos de marzo, junio y septiembre. En diciembre habrá o no un ajuste según lo que pasó con tercera variable, la recaudación total de la ANSeS, según detalla Clarín.

En definitiva, al final de cada año, los aumentos podrían ser inferiores a las mejoras de los trabajadores activos, o inferiores al crecimiento de la recaudación de la ANSES.

La inflación

Respecto a la inflación, la nueva fórmula no contiene ninguna clausula de compensación en caso de que el aumento que establece la misma sea por debajo de la suba de precios. Si los aumentos de las jubilaciones y demás prestaciones son inferiores a la inflación, no hay ninguna corrección de los haberes y los beneficiarios de todo el sistema – 18 millones de personas – tendrán una caída real en los beneficios que perciben.

Si los salarios y la recaudación tributaria crecen por encima de la inflación, los jubilados y demás beneficiarios tendrán un aumento real en sus beneficios. Pero ese aumento podría ser inferior a la mejora de los salarios, si los ingresos totales de la ANSeS son más bajos y en diciembre haya que efectuar un ajuste.

Si pasa lo contrario, y la inflación se dispara, volverán a perder en términos reales frente al incremento de los precios.

Para evitar este último escenario negativo, desde la oposición se buscó, sin éxito, que la fórmula incorpore una clausula gatillo. Esto es, en caso de que el aumento de las jubilaciones sea por debajo de la inflación se emparde automaticamente con dicho cifra.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Claudio Moroni, en relación al problema de la cláusula gatillo, reafirmó su negativa en el debate del proyecto en comisión: “Para los que piden garantías para el futuro. Nosotros no tenemos que plantear una fórmula compleja, cláusula gatillo, etc. Nosotros queremos una fórmula que sea coherente con nuestro proyecto político/económico y es esta fórmula. Y mostró que funciona”.

COMENTARIOS