Economía

Desconfianza: los argentinos tienen “en el colchón” el equivalente a ocho reservas del BCRA

Los 336.000 millones de dólares estimados por el Indec comprenden a los ahorros que los ciudadanos argentinos tienen declarados pero fuera del sistema, incluyendo tanto a billetes y monedas en cajas de seguridad o "en el colchón" en el país o el exterior, además de depósitos en cuentas o cajas de ahorro en el exterior,

jueves 24 de diciembre de 2020 - 12:59 pm

La desconfianza de los argentinos en el sistema financiero local se ahondó en 2020. Así quedó reflejado en el último informe brindado por el INDEC, correspondiente al tercer trimestre de este año, donde explicaron que los argentinos tienen más de 336.000 millones de dólares en depósitos en moneda extranjera en bancos del exterior o fuera del sistema financiero local.

El dato refleja un aumento de u$s 12.000 millones en el último año en esos fondos. Un año atrás, sumaban U$S 324.165 millones: en los últimos tres meses, el incremento se debió sobre todo a los depósitos fuera del sistema bancario.

Desde 2015, la dolarización aumentó en unos u$s 100.000 millones y llegaron al récord de U$S 336.224 millones, en septiembre último

Esa cifra representa más de ocho veces las reservas brutas declaradas por el Banco Central que, al 30 de septiembre, sumaban U$S 41.379 millones.

Se trata de un proceso de dolarización que lleva varias décadas.

¿Cómo llegó el INDEC a ese número?

Las cifras del INDEC surgen de los movimientos de la compra-venta de moneda extranjera del sistema bancario y financiero. También de la entrada y salida de fondos y capitales que se cursan a través del Banco Central. Y de datos suministrados de bancos y entidades del exterior acerca de las propiedades, colocaciones o activos que tienen los argentinos en sus países y de estimaciones de movimientos, como el turismo extranjero. Una gran parte de esos activos privados externos, más de u$s 233.000 millones, está en monedas y depósitos, en dólares en cuentas del exterior, en cajas de seguridad o “bajo el colchón”.

COMENTARIOS