Salud

Diez formas de limpiar los dientes de tu perro

Diferentes maneras de mantener su higiene bucal según sus necesidades

domingo 27 de diciembre de 2020 - 7:50 am

La acumulación diaria de sarro en la boca del perro provoca que, a la larga y debido a las bacterias, se forme una capa dura llamada placa, que lo predispone a padecer enfermedades periodontales. Suele observarse en adultos y ancianos que no siguen una rutina de higiene dental y afecta especialmente a razas de tamaño pequeño.

Por esa razón es fundamental llevar a cabo un cepillado diario y, en caso de no ser posible, una higiene lo más seguida posible. A continuación, diferentes formas de limpiarlos y consejos para evitar la formación de placa.

1. Cepillo de dientes para perros

El uso del cepillo y pasta dental para perros es la mejor opción. El efecto mecánico que realizamos al frotar logra eliminar el sarro, aunque no siempre la placa más dura. En el mercado podés encontrar diferentes tipos de kits de higiene dental para perros, que además de estar elaborados especialmente para ellos contienen una pasta dental comestible, que no supone ningún riesgo si la ingiere. Nunca se debe emplear pasta para humanos, ni siquiera de niños.

Para acostumbrarlo a limpiarle la boca con cepillo, lo ideal es empezar cuando es cachorro, aunque no por ser ya un perro adulto nos opondremos a usarlo.

Al principio usaremos nuestros dedos como cepillo y le pasaremos la pasta por los dientes y encías, siempre con cuidado y reforzándole de forma positiva para que lo asocie con algo bueno. Cuando esté más acostumbrado podremos empezar a usar un cepillo. Sería ideal hacerlo de forma diaria, aunque podés espaciar algo más el tiempo y seguir esta rutina unas tres veces a la semana.

2. Funda de cepillo

En ocasiones el cepillo de dientes puede ser incómodo para tu perro, por ello, a veces se recomienda el uso de una funda de cepillo para perros, que es también muy indicada para cachorros. Esta herramienta Nos permite llegar mejor a los rincones de la cavidad bucal y suele ser menos invasiva, por lo que suelen tolerarlo mejor.

El efecto es el mismo que proporciona el cepillo, por lo que es igualmente recomendable. Podés usar también pasta de dientes comercial para completar la higiene.

3. Juguete dental para perros

En algunos casos existe dificultad para llevar a cabo el cepillado, especialmente cuando se combina con pasta de dientes para perros, por ese motivo puede ser interesante buscar opciones alternativas, como los juguetes dentales para perros.

4. Enjuague bucal para perros

Son especialmente indicados en aquellos casos en los que no se deja manipular con facilidad la boca, bien sea por dolor o por falta de habituación.

Este tipo de productos suelen ser antisépticos y además de combatir el sarro y la placa ayudan a eliminar el mal aliento. No obstante, es un producto que se debe mezclar con el agua, por lo que algunos pueden rechazarlo al notar un sabor extraño.

5. Dentífrico en spray

Un dentífrico en forma de spray puede ser indicado para aquellos que no se dejan manipular la boca con facilidad, no obstante puede resultarles molesto el hecho de pulverizarles la boca, por lo que no está aconsejado para perros con problemas de comportamiento, como estrés, agresividad, miedo o ansiedad. Al igual que ocurre con el enjuague, este tipo de productos no siempre son aceptados, pero su aplicación es más cómoda y rápida.

6. Pienso dental para perros

Al igual que existe alimentación específica para diversas patologías, en el mercado encontraremos también alimentos secos específicos para prevenir y tratar las enfermedades periodontales.

Están pensados especialmente para perros adultos, nunca para cachorros, y además de ayudarlo a mantener una correcta higiene dental, mediante el raspado, sirven para combatir el mal aliento y limitan el desarrollo de la placa. Por el contrario, la comida blanda, las sobras de nuestra comida o el alimento húmedo, generan mayor acumulación de sarro, mal aliento y diarrea, si se le ofrece en abundancia, por lo que es recomendable limitarlos a ocasiones puntuales.

7. Pelota dental para perros

Aunque no son un sustituto de la higiene dental con cepillo, existen pelotas que permiten mejorar la rutina de limpieza dental de tu mascota de una forma más amena y divertida. Informate y utilizá aquellos productos que más le gusten, siempre como un extra en su rutina de limpieza bucal.

8. Snacks dentales

Estos complementos no son tan efectivos como una rutina de cepillado diaria, no obstante, es una forma de retirar los restos de alimento y sarro tras las comidas, aunque también podemos usarlo en forma de premio durante el día. Se debe elegir el tipo de snack en función del tamaño del perro, pues existen distintos formatos.

9. Huesos dentales para perros

Son complementos de larga duración, que permiten que mantenga una adecuada rutina de higiene dental a la vez que se entretiene y baja sus niveles de estrés y fomenta la masticación en objetos adecuados en adultos y cachorros, algo imprescindible para su bienestar, pues es una conducta propia de la especie.

Evitá los huesos de cuero y apostá por los que sean específicos para el cuidado bucal, así mismo, existen otros productos semejantes y 100% naturales.

10. Limpieza bucal para perros

Si sufre gingivitis o enfermedad periodontal (grados II y III) será importante consultar con el veterinario la opción de realizar una limpieza bucal en la clínica veterinaria. Para realizar esta operación se usa una máquina de limpieza de ultrasonidos, similar a la empleada por los dentistas con humanos. Con la limpieza se permite eliminar el sarro, la placa y las bacterias residentes.

Requiere el uso de anestesia general, por lo que no está indicada en perros ancianos. Cabe señalar que mientras se recomienda este tipo de higiene en casos leves, no está recomendada en caso de enfermedad periodontal severa (grado IV) ya que puede provocar la caída de los dientes afectados.

Aunque realices limpiezas bucales periódicas, será fundamental seguir con la higiene de cepillado para prevenir la acumulación de sarro. También existen algunos remedios caseros para complementar la higiene. No van a ser igual de efectivos, pero pueden ayudar a prevenir la acumulación de sarro:

– Usá una gasa en lugar de un cepillo: la limpieza no será igual de efectiva si usamos una gasa, ya que el cepillo nos permite llegar a todos los rincones. No obstante puede ser una forma de sustituir esta herramienta en caso de emergencia. Humedecé la gasa y envolvela en nuestro dedo índice, frotando todos los dientes suavemente.

– Elaborá tu propia pasta de dientes casera: existen muchas recetas. Si tenés el ingrediente principal, bicarbonato de sodio, podés hacer una mezcla efectiva. Consultá con tu veterinario para que te asesore.

– Ofrecé manzana y zanahoria: aunque ambas contienen azúcar, en dosis moderadas y puntuales pueden ayudar a mantener la higiene. Además, les encantará, pues será como ofrecerles una golosina más.

– Usá hierbas naturales para la gingivitis: especialmente si tiene las encías inflamadas, podemos usar hierbas curativas que encontraremos en cualquier herbolario o veterinario holístico. Entre ellas destacamos la uva de oregón, la caléndula o el aloe vera.

Fuente: Experto animal

COMENTARIOS