Coronavirus

Rebrote de COVID: PCR obligatorio y cuarentena de 7 días para quienes lleguen del exterior

A su vez, se suman países europeos y Brasil a la lista de países con los que quedarán prohibidos los vuelos

miércoles 23 de diciembre de 2020 - 2:04 pm

Con el objetivo de frenar y postergar lo máximo posible la aparición de la nueva cepa en la Argentina, el Gobierno cambiará los requisitos para quienes lleguen del exterior: en principio dejará de ser optativo y pasará a ser obligatorio no sólo hacer un test PCR -dentro de las 72 horas previas al viaje- sino también realizar una cuarentena de al menos 7 días, más allá de registrar resultado negativo.

Hasta el momento, quienes llegaban al país podían optar por realizarse el test o aislarse siete días. Ahora ambas serán obligatorias.

Hoy por la tarde, el Gobierno oficializará el endurecimiento de los ingresos al país por vía terrestre y aérea, cuando el Presidente se reúna con los ministros más involucrados en la pandemia y el plan de vacunación, a las 17, en la Casa Rosada. La medida deberá ser cumplida tanto por residentes como por extranjeros.

Estás nuevas medidas forman parte de un paquete de restricciones que puso en marcha el gobierno para retrasar a toda costa una segunda ola en el país con el agravante de la nueva cepa que comienza esparcirse por toda Europa. El domingo el gobierno ya había dispuesto la prohibición de vuelos desde y hacia Reino Unido y ahora se le suman Alemania, Francia, Holanda, Bélgica, Italia y Australia, entre otros.

Respecto a los países limitrofes, aseguran que el cierre de fronteras con Brasil es un hecho y el resto de los países continuan en evaluación. En cambio, no habrá problemas para salir del país, ni tampoco para regresar de nacionales con las que las fronteras continúen abiertas, como es el caso de los Estados Unidos. Pero sí se exigirá PCR.

Ginés González García fue muy claro al blanquear la extrema preocupación que hay en el Gobierno por el crecimiento de la curva de nuevos casos de coronavirus y la aparición de la nueva cepa, que según especialistas es hasta un 70 por ciento más contagiosa. El ministro de Salud alertó que “si se sigue haciendo lo mismo que está pasando en los últimos 15 días, las cosas van a empeorar” y que de mantenerse este ritmo habrá “lío cuando empiece el verano, no cuando termine”.

A las autoridades argentinas le preocupan también los países vecinos ya que, contrariamente a lo que se esperaba para la llegada del verano, los casos están lejos de entrar en caída. El estado de Sâo Paulo, por ejemplo, ayer decidió volver a endurecer la cuarentena, dejando la fase amarilla y entrando a la roja, dado que la llegada del verano y el período vacacional están produciendo un relajamiento en los cuidados que el equipo del gobernador Joao Doria quiere frenar antes de entrar de lleno en las fiestas.

COMENTARIOS