Alberto Fernández

Una encuesta reveló que el 60% no le cree “nada” o “la mayoría de las veces” a Alberto Fernández

Las promesas del presidente respecto al porvenir económico del país, la gestión de la pandemia y anuncios fallidos apuntalan la imagen negativa

martes 22 de diciembre de 2020 - 11:43 am

El primer año de Alberto Fernández como presidente de Argentina estuvo plagado de desafíos cuyos resultados condicionarían su imagen y credibilidad: el durísimo impacto de la pandemia y la cuarentena, crisis económica y su relación con Cristina Kirchner que también estaría bajo el escrutinio de la ciudadanía. Es por ello que a días de finalizar el 2020 una encuestadora realizó un sondeo respecto a la credibilidad del presidente bajo la pregunta “¿el Presidente, que habla casi a diario con los medios y funciona como auto-vocero, es creíble?” Los datos preocupan en Casa Rosada: El 49,7% respondió que “no le cree nada” de lo que dice.

La encuesta fue realizada por la consultora Synopsis. En su último sondeo, de 1.231 casos en todo el país, encuestados entre el 4 y el 8 de diciembre y con +/- 2,9% de margen de error expone datos alarmantes. Su imagen, que en el arranque del otoño combinaba 69,2% puntos a favor y 28,8% en contra (el coronavirus sirvió para dispararla a números tan altos), llega al verano invertida: + 38% y – 61,9% mal.

Al analizar la encuesta los datos son aún mas duros. Tras consultar “¿Ud. le cree a Alberto Fernández cuando habla?” el 49,7% dijo que “no le cree nada” y el 11,5%, que “no le cree la mayoría de las veces”. Es decir, casi un 60% duda de la pureza de su discurso.

En la vereda de enfrente, un 12,8% “le cree todo lo que dice” y un 17,3%, “le cree la mayoría de las veces”. Total de 30,1%. Balance claramente en contra.

Si bien el grueso de los “desconfiados” forman parte del electorado que voto a Mauricio Macri, Jose Luis Espert y Juan José Gómez Centurión, los hay también en votantes de Roberto Lavagna: más de un 42% no le cree “nada” y un 35,2%, “poco”. Incluso entre quienes votaron a Alberto Fernández en las elecciones de 2019 un 17,3% duda de su palabra: el grupo de los “desencantados” es cada vez mas grande.

Consultado por Clarín, Lucas Romero, director de Synopsis, brindó un breve análisis sobre los resultados y aseguró que “la contradicción estaba siempre presente“. “Alberto Fernández pagó costos en materia de credibilidad, porque se sintió presionado, urgido, por la situación económica y vio la necesidad de generar buenas expectativas. ‘La pandemia la superamos’, ‘ya viene lo mejor’, ‘vamos a recuperar’, ‘vamos a poner de pie a la Argentina’. Este es el mandato que viene siendo la impronta del Presidente en la segunda mitad del año, para influir en las expectativas y la recuperación económica. Pero claro, también asumís costos de prometer cosas que después no se producen“, agregó. Por último concluyó: “impresiona ver en qué condiciones termina la credibilidad de Alberto Fernández en este primer año”.

Un analista y ex funcionario oficialista, cercano al Instituto Patria y consultado por el mismo medio, aporta otra mirada. Incluso más cruda: “Está claro que el Presidente habla demasiado, hay soberbia en la comunicación y su crédito se va ajustando. No se ve una estrategia clara en el mensaje, algo básico para un proyecto político. En ese contexto, un sector de la sociedad ya lo condenó. Pero el kirchnerista duro, el que quiere a Cristina, y algunos otros más, siguen creyendo en él. La gente necesita creer en algo. Y en un punto el Covid lo ayudó a justificar la inoperancia del Gobierno. Es un milagro que tenga aún la popularidad que tiene con esta gestión“.

El mismo dirigente le pone un plazo a ese crédito: “Si en febrero, marzo, no está la vacuna y no empiezan las clases, esto se va a complicar mucho. Tiene que haber un vuelco en la gestión”, sentenció.

COMENTARIOS