Belleza

Diez usos que le podés dar al corrector

Por qué no debería faltar este producto en tu nécessaire

viernes 25 de diciembre de 2020 - 7:52 am

El corrector es el cosmético al que le podés sacar más partido, quizás solo lo uses para cubrir tus ojeras o disimular alguna mancha en tu rostro. Pero también le podés dar muchos usos más.

1. Cubrir imperfecciones

Cuando las imperfecciones aparecen, el corrector se convierte en el mejor aliado posible. Se recomienda aplicarlo en dos fases. Primero, usar un pequeño punto sobre el granito y difuminr con la yema de los dedos para crear como un lienzo que se unifique con el tono de la piel. Después, aplicar un segundo punto de nuevo en la zona inflamada, aumentando así la cobertura, sellando un poco con la yema del dedo de nuevo.

2. Corregir ojeras

Tanto si has dormido mal, o si tenés la piel más fina y las ojeras son más visibles, el corrector es tu salvador. Es clave aplicarlo solo en la zona del lagrimal y, desde ahí, ir difuminando. No lo apliques por todo el contorno o por la mitad de él, ya que suele provocar un efecto parche poco natural. Se trata de cubrir, no de disfrazar la mirada.

3. Para ocultar manchas y rojeces

Tanto por una sobre exposición al sol como por cuestiones hormonales, las manchas suelen empezar a aparecer en la piel a partir de los 20 años.

En el proceso de tratarlas, a veces no queda otra que cubrirlas, lo mismo ocurre con las rojeces, ahora más presentes por estrés o por el uso de la mascarilla, que afectan a la barrera protectora de la piel. Para cubrirlas aplicar un punto sobre la mancha o la rojez y, en estos casos, difuminar con brocha, ya que creará un efecto filtro muy natural. En estos casos conviene usar correctores que puedan tratar el problema y no solo lo tapen, y también los que tengan SPF, que protegerán la piel de irritaciones solares o futuras manchas.

4. Como prebase labial

Cuando un corrector cumple esta función, se consigue varios beneficios en uno: facilita el acabado mate, ayuda a que el color se fije y la barra tenga un efecto permanente. También, se pueden corregir imperfecciones cercanas al contorno de los labios. Aplicá tres puntos en el labio inferior y tres en el superior (izquierda, centro, derecha). Distribuí con la yema del dedo índice de manera que quede uniforme. Dejá secar un poco y, pasados unos 30 segundos, podés aplicar tu labial.

5. Como prebase de sombra de ojos

La misma función que tiene en labios, se puede aplicar en los párpados: en momentos exprés, esta es una alternativa. Aplicá, en este caso un punto en el centro, cerca de la línea de las pestañas, y difuminá con los dedos hacia arriba y los extremos.

6. Iluminador

Aplicá un corrector más claro que tu tono de piel en el arco de la ceja, la punta de la nariz, el área superior del pómulo y en el arco del labio.

7. Contouring

Es una opción muy válida para resaltar los volúmenes del rostro. En este caso, será mejor que elijas uno o dos tonos más oscuros al tuyo. Lo aplicaremos en el arco de la frente (junto a la línea de salida del cabello), hacia las sienes, y siguiendo la línea inferior del pómulo, en eje de oreja a boda, para después difuminar. También podremos contornear la nariz añadiendo una línea vertical a cada extremo, difuminando de nuevo tras ello.

8. Para esculpir tus cejas

El corrector puede ayudar sobre todo si las tenés menos definidas o poco oscuras. Con un tono más claro que el tuyo, hacé una línea siguiendo la ceja, tanto arriba como abajo de ella, y después difuminá. Esto aumentará el contraste y creará unas cejas más llamativas y salvajes.

9. Corregir desastres al aplicarte el eyeliner

Usá un pincel biselado de pelo corto para corregir el trazo, acortarlo o redefinirlo. Si lo tuyo nunca ha sido el eyeliner, este truco te puede ayudar.

10. Para sacarte de apuros de maquillaje

Un corrector es la herramienta que va a sacarte de más apuros, llevalo en tu bolso, ya que la mayoría pueden aplicarse incluso sobre el maquillaje. Comprá uno de calidad y acudí a los expertos para elegir el tono más adecuado.

Fuente: Babú

COMENTARIOS