Femicidio

Desplazaron de su cargo a la operadora que ignoró el llamado al 911 por Florencia Romano

La comunicación se produjo el sábado pasado a las 18.58 y en forma paralela a la investigación del crimen se abrió otra para determinar el motivo por el cual Herrero no le dio curso

domingo 20 de diciembre de 2020 - 7:17 pm

“- 911. Emergencias. Buenas Tardes. 911. Emergencias, buenas tardes. ¿Hola?

-Acá, en Padre Vásquez. Hola, ¿me escucha? Le estoy diciendo que hay violencia de género. Acá, en Padre Vázquez, Gutiérrez. ¡Hola!

-Sí, ahora sí, dígame qué emergencia tiene.

-Le estoy diciendo que hay violencia de género, en pasaje Berra

-¿De qué departamento?

-De Gutiérrez, Maipú.

-¿Cómo se llama la calle?

-Berra, está entre Tucapel y Padre Vázquez.

-¿La numeración de la casa?

-83

-No me figura la calle

-Sí, está en Google Maps. ¿Usted es policía?

-Hasta luego señor, buenas tardes”

Esa fue la respuesta que recibió un vecino de Florencia Romero, la joven de 14 años cuyo cuerpo apareció el jueves en la ciudad mendocina de Maipú, del servicio de emergencias de Mendoza cuando llamó para denunciar un caso de violencia de género al escuchar que la joven gritaba pidiendo ayuda.

La operadora, identificada como Soledad Herrera, fue desplazada de su cargo este fin de semana por no haberle dado curso, ya que se cree que de haber atendido el llamado se podría haber prevenido el crimen. Ahora se espera que la Justicia determine una sentencia contra ella, ante los cargos de abandono de persona e incuplimiento del deber público.

El jefe de la Policía de  Mendoza, Roberto Munives, afirmó al diario Los Andes que “no se entiende por qué ella corta la llamada por iniciativa propia y no tiene una actitud responsable sobre la veracidad de lo que se está denunciando”.

“Desde la Policía se tiene que entender que el 911 debe dar respuesta a todas las llamadas de emergencia porque precisamente es un servicio de emergencia”, subrayó Munives.

“En este caso la llamada tenía características fidedignas o inequívocas de ser una llamada cierta y por decisión propia de la efectivo policial la desestima y corta, no ingresa al sistema de despacho y queda solo en ella”, explicó.

Pasar a despacho implica que cuando se recibe la llamada en la sala de telefonía el receptor de la llamada pasa en forma digital un informe escrito a la sala de radio que lo transmite y genera el desplazamiento de los móviles. “Nunca lo hizo y la única manera de corroborar que una llamada es falsa es el desplazamiento, que el personal acuda”, resaltó.

COMENTARIOS