Coronavirus

Cómo minimizar el riesgo de contagio en las reuniones por las Fiestas

Las posibilidades de infecciones siguen latentes y en esta época tampoco debemos descuidarnos

jueves 24 de diciembre de 2020 - 7:02 am

Una sala llena de amigos y familiares que no se han visto en mucho tiempo, se abrazan, se besan y celebran el reencuentro alrededor de una mesa llena de manjares. Comparten horas juntos, se ríen, gritan, se pasan platos y cubiertos los unos a los otros, y se intercambian regalos. Antes de 2020 esta podría ser una típica postal navideña. Ahora es un escenario ideal para la propagación del coronavirus.

Por eso mismo, los expertos advierten que la única forma de evitar la transmisión del virus es renunciar a las celebraciones en persona. En caso de que se hagan, es imposible eliminar los riesgos de contagio, pero hay medidas para mitigarlos.

Si te vas a desplazar, mejor hacerlo en auto, así evitás las aglomeraciones. Idealmente, la celebración debería ser solo entre las personas que conviven en la misma vivienda. Si no es así, el primer consejo es reunir la menor cantidad posible y tener en cuenta el número de grupos de convivencia que se mezclan.

Por ejemplo, una reunión entre 10 personas tiende a ser menos riesgosa si se juntan solo dos grupos que conviven (cinco viven en una casa y las otras cinco en otra) que si las 10 personas viven en casas distintas.

Los expertos también piden especial atención con los grupos de riesgo. Si es posible, los mayores y las personas que sufren obesidad, diabetes, hipertensión y problemas pulmonares deben evitar las reuniones.

Si una reunión con una persona del grupo de riesgo es inevitable, una opción es hacer una visita corta, sin cenar, sin quitarse la mascarilla. Si van a reunirse, que sea en un lugar abierto, como un patio o un balcón. Si la única opción es dentro de una sala o departamento, dejá todas las ventanas abiertas.

Para aumentar la circulación del aire interior, poner un ventilador cerca de la ventana y de frente, apuntando hacia afuera. De esa manera, el ventilador funciona como un extractor de aire, aspirando aire y empujándolo fuera de la habitación. Eso genera presión negativa dentro de la sala y hace que entre aire fresco desde otra ventana.

Si tenés más de una ventana y más de un ventilador, podés colocar este extra en la ventana opuesta y en la posición contraria, es decir, mirando hacia dentro de la habitación. Así, un ventilador aspira el aire y otro lo expulsa, generando una circulación e intercambio de aire constantes.

Para evitar la contaminación, los ventiladores no deben generar flujo de aire directamente de una persona a otra. Esta medida no excluye las precauciones básicas de mantener las distancias, desinfectarse las manos y usar mascarillas.

Cuanto más tiempo se está expuesto, más aumenta el riesgo. Por eso los expertos sugieren hacer las reuniones cortas. Siempre que sea posible, los que no convivan en la misma casa deben mantener la mayor distancia posible, usar mascarilla y moderar el volumen de voz para reducir la posibilidad de contagio. Cuanto más alto hablás o cantas, más partículas se expulsan al aire.

La cena puede ser uno de los momento más críticos. Es cuando las personas suelen estar más cerca y necesitan quitarse la mascarilla para comer y beber.

Si alguien no lleva mascarilla se convierte en un posible diseminador. Todos podemos serlo, ya que hay personas asintomáticas, que ni siquiera saben que están enfermas. La organización de las mesas puede ayudar. Si en la casa solo hay una mesa, la recomendación es hacer una rotación a la hora de comer, priorizando a los grupos que tienen gente mayor.

Por ejemplo, hay una pareja que vive en una casa y los padres de uno de ellos, que ya son mayores, viven en otra casa. Se recomiendan que los padres coman primero, mientras el resto espera alejado y con mascarilla.

Para los que tienen más espacio y más mesas pueden montarlas separadas por grupos que conviven. Siguiendo el ejemplo anterior, la pareja estaría en una mesa y los padres en otra. Además recomiendan no compartir objetos como cubiertos o vasos, así que mejor no servirse de la misma ensaladera este año.

Fuente: BBC Mundo

COMENTARIOS