Salud

Cómo cuidar tu dentadura de los alimentos navideños

Qué tener en cuenta respecto a su consumo para evitar caries o daños en las piezas dentales

jueves 24 de diciembre de 2020 - 7:30 am

Hay ciertos alimentos y bebidas, típicamente navideñas, que deterioran las piezas dentales y el esmalte. A continuación, consejos para evitar las caries y roturas.

– El turrón duro puede llegar fracturar los dientes, así como destrozar los empastes y dañar los trabajos de ortodoncia.

– Los turrones blando y de chocolate son los que contienen más cantidad de azúcar.

– Las golosinas, pegajosas y blandas como fruta confitada, además de ser una bomba de azúcar, crean muchos problemas de inflamación de encías en los niños y adultos que llevan aparatos de ortodoncia.

– Las bacterias productoras de caries se nutren especialmente de los alimentos ricos en azúcares.

– Cócteles y otras bebidas con azúcar: Consumirlos en exceso puede llegar a ser muy agresivo para los dientes, dañando gravemente el esmalte.

– Evitá beber bebidas carbonatas o jugos ácidos (naranja, limón o pomelo). Este tipo de bebidas descalcifican el esmalte de tus dientes y provocan un desgaste prematuro.

– El vino tinto (al igual que el café y el té), pueden teñir el esmalte.

– De los vinos, el blanco y el champán son los más agresivos para el esmalte y para el cemento de la raíz dental.

Cuatro reglas de oro para unos dientes sanos durante todo el año:

– Cepillar los dientes después de cada ingesta de comida y, al menos, tres veces al día. Nunca debés irte a la cama sin lavarlos y sin haber usado seda o hilo dental entre tus dientes.

– Debés mantener una correcta higiene de tu lengua y paladar mediante limpiadores linguales o, incluso, con tu propio cepillo. Para evitar que las encías se inflamen y sangren, realizá masajes con movimientos circulares en cada cepillado.

– Antes de usar cualquier colutorio es mejor que consultes a un especialista. Alguno no pueden usarse en determinados casos y otros no se recomiendan emplearlos de manera continua.

– Cambiá tu cepillo cada tres meses, o siempre que las cerdas hayan perdido la forma y estén despuntadas.

Fuente: Guapísimas

COMENTARIOS