Seguinos en nuestras redes

Economía

Continúa el éxodo: la empresa dueña de Groupon vendió su negocio y dejó la Argentina

La firma argentina Agrupate se quedó con la operación de Peixe. Ahora, el sitio buscará ser un marketplace que ofrezca promociones a los compradores

En 2018, Peixe Urbano –presente en varios países de la región– se había quedado con el negocio de Groupon, una de las pioneras globales del rubro, en América Latina. De la fusión, surgió Peixe, la firma que hoy deja el mercado argentino. Desde Agrupate aseguraron que con la adquisición pasan a convertirse en el líder del segmento en todo el país.

“Agrupate se renueva y busca competir en el mercado con un cambio de 180 grados, convirtiéndose en una plataforma líder que conecta vendedores y compradores, ofreciendo importantes descuentos y opciones de envío, para que el usuario tenga la libertad de elegir”, explicaron en un comunicado.

“Adquirimos la operación de nuestro competidor directo. La empresa está enfocada ahora en un camino de transformación en un marketplace tradicional, con foco en servicios pero también en la venta de productos. El fuerte de la compañía estaba en servicios como turismo y belleza, pero la pandemia hizo crecer otros como cursos online o la venta de productos electrodomésticos, bazar o muebles” comentó Leandro Peres Lerea, CMO de la empresa.

Peixe está presente en varios mercados de la región, como Brasil, Chile, Colombia, México y Perú. Según medios chilenos, la empresa atraviesa una delicada situación financiera, con deudas a proveedores y bancos, y requiere una reestructuración. De acuerdo a las fuentes, citadas por Diario Financiero, la compañía arrastraba números rojos previos a la pandemia y como gran parte de su negocio tiene foco en servicios como cines, entretenimiento y paquetes de vacaciones, la llegada del virus hizo que sus ingresos se desplomaran.

Aunque no trascendió el monto de la operación, en realidad se habría realizado a través de la adquisición del pasivo que la empresa brasileña tenía en la Argentina.

Via: Infobae

Economía

El dólar “blue” sin techo: subió a $232 y batió un récord histórico

La divisa que opera en el mercado paralelo acumula un alza de 25 pesos en un período de seis meses.

En el último lunes del mes de junio, el dólar “blue” volvió a batir un récord al escalar a $232, su precio más alto en la historia de sus operaciones. La divisa que se negocia en el mercado marginal ganó seis pesos respecto al cierre del pasado viernes y de esta manera acumula un alza de 25 pesos en lo que va del año.

“En comparación con los financieros, el blue es el que menos aumentó desde que los bonos atados a la inflación sufrieran una fuerte caída”, indicó Claudio Caprarulo, economista de Analytica.

El oficial mayorista, por su parte, avanzó 47 centavos, a 124,71 pesos. En este sentido, la brecha cambiaria con el dólar paralelo alcanza el 86 por ciento, muy por debajo de los 150 puntos porcentuales.

Las paridades bursátiles también operaron con tendencia alcista. El dólar MEP, instrumento que se negocia mediante bonos y permite sortear las restricciones cambiarias que rigen en el país de forma legal, cerró ofrecido a $238,72. Es una suba diaria de $7,70 (+3,3%) y, en lo que va del mes, acumula una escalada de $31 (+13,8%).

El contado con liquidación (CCL) mediante títulos AL30, una herramienta habilitada del mercado para girar los dólares fuera de la Argentina, cotizó a $242,98. Es $6,50 más que el viernes (+2,8%) y $32,47 frente al último día de mayo (+14,9%).

Por otro lado, el dólar oficial minorista se vende en el Banco Nación a $129,50. Para los compradores del billete “solidario”, a esa cotización hay que sumarle un recargo del 30% de impuesto PAIS y 35% de Ganancias, lo que da como resultado un dólar a $213,67.

Continuar leyendo

Economía

El Banco Central aplica más trabas al dólar por el aumento de las importaciones

El ministerio de Desarrollo Productivo de Daniel Scioli lo secundará en el intento de moderar el ritmo mensual de compras al exterior. Inquieta la sangría de reservas

Tras la reunión del BCRA con el foco en la evaporación de las reservas,  el Gobierno relanzará su esquema para administrar el comercio exterior. De esta forma, la entidad monetaria se alista para iniciar una serie de pasos que obturen la salida de dólares, básicamente exigiendo a las empresas que financien sus importaciones con crédito comercial externo o de sus matrices, en caso que se trate de multinacionales.

De acuerdo al sitio Infobae, el estrechamiento del cepo podría prolongarse mientras se prolongue el frío y las importaciones de energía (en particular, de cargas de Gas Natural Licuado) sigan presionando las escasas reservas de la autoridad monetaria.

El Ministerio de Desarrollo Productivo, en el que todavía no se terminó de acomodar Daniel Scioli, podría aliviar la tarea del Central a través del Sistema de Monitoreo de Importaciones, todo para reducir al mínimo posible lo que en el gobierno definen como “importaciones especulativas”.

Especulación en todo caso alentada por una brecha que la política económica y la política a secas no logran reducir de modo convincente y que hace apetecible stockearse antes que la mercadería importada -piezas y repuestos en particular- se vuelva más cara, escasa y de difícil acceso.

Daniel Scioli, Miguel Pesce y Martín Guzmán, los tres principales encargados de administrar la escasez de dólares

En concreto, hasta el 30 de septiembre, las empresas deberán buscar financiamiento para poder adquirir insumos del exterior cuando superen el 5% del total importado durante el año anterior (medido en dólares). Esta medida alcanzaba al 75% de las empresas, pero ahora se sumará el 25% restante.

Un escenario diferente tendrán las las pequeñas y medianas y medianas empresas cuyo acceso a dólares podrá ser hasta un 15% mayor que 2021. Superada esa cifra, deberán buscar financiamiento por otras vías. La medida está destinada para aquellas que importaron hasta US$1.000.000 ese año.

Las importaciones de energía y medicamentos no sufrirán restricciones al ser considerados por el Gobierno como sectores “prioritarios”

Melconian, luego de su encuentro con CFK: “La Argentina hace 12 años que está en el mismo lugar”

Hay una cifra que circula entre algunos funcionarios de la Casa Rosada y que les genera preocupación: junio termina con estimaciones del orden de USD 9.000 millones, lo que implicaría una fuerte suba respecto a los USD 7.800 millones de mayo y que mostraría así incremento de 56% respecto de un año antes.

Continuar leyendo

Economía

Guzmán afronta la difícil tarea de obtener fondos y recuperar la confianza en el mercado argentino

El ministro de Economía enfrenta este martes una de las operaciones mas exigentes e importantes desde el inicio de su gestión. Deberá obtener fondos para pagar vencimientos por $243.000 millones de pesos, para financiar el déficit fiscal.

El pasado viernes, el  Directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó las metas comprometidas por el país para el período enero-marzo, algo que desde el Gobierno esperaban con optimismo.

Esta acción, permitirá el giro en las próximas semanas, de unos 4.100 millones de dólares, que serán destinados a cubrir el pago de nuevos vencimientos de deuda, según señalaron fuentes de la propia entidad financiera internacional a la agencia Reuters.

Las condiciones en las que Guzmán tiene que renovar vencimientos y a su vez conseguir algunos fondos más para financiar el déficit fiscal son complicadas. Según indica un informe de la consultora GMA Capital “tras algunos días tranquilos, los rescates en los Fondos Comunes de Inversión CER (FCI-CER) y los denominados T+1 volvieron a crecer”.
“Solo en junio, un monto de $270.000 millones salió de estas categorías para migrar, en buena medida, hacia posiciones de riesgo bancario (FCI Money Market y plazos fijos)”, señala GMA Capital a la web de Ámbito.

“En rigor, la autoridad monetaria habría intervenido con una emisión de $420.000 millones en lo que va de junio, una cifra que no es no trivial porque equivale casi al 11% de la base monetaria”, señala la firma consultora.

La clave estará puesta en ver si se cumplirán las metas del segundo trimestre, que finaliza el próximo jueves 30 de junio, y que tiene a la reducción de subsidios a las tarifas de servicios públicos y, en especial, a la acumulación de reservas en el Banco Central en el centro de la escena.

El FMI anunció el pasado 8 de junio, que había llegado a un acuerdo sobre el marco macroeconómico con las autoridades de Argentina, el mayor deudor del Fondo, según se destacó. En ese momento, el organismo financiero internacional informó que se habían cumplido “todos los objetivos cuantitativos del programa” para el primer trimestre del año.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR