Diego Maradona

Rompió el silencio el espía que siguió a Maradona en Sevilla: “Aquello era un desastre”

En su paso por el club andaluz en la década del '90, luego de brillar en Nápoli, la institución contrató a un espía para seguir los pasos del astro argentino

martes 15 de diciembre de 2020 - 4:28 pm

La figura de Diego Armando Maradona quedó inmortalizada en el mundo del fútbol, en todos los rincones alrededor del planeta entero. Y a medida que van pasando los días de su triste partida, salen a la luz historias relacionadas a su convulsionada vida, fuera del campo de juego.

En esta ocasión, trascendieron detalles sobre el ritmo de vida que tenía Diego en Sevilla, donde fue a jugar en 1992 tras cumplirse la suspensión de 15 meses impuesta por la FIFA por consumo de cocaína en Napoli. El “10” armó sus valijas y se fue a España, por una transacción de 7,5 millones de dólares, por la insistencia de Carlos Salvador Bilardo, DT del cuadro español en aquel entonces.

Pero, desde el club andaluz no quedaron obnubilados ante la llegada de Maradona y decidieron hacerle un seguimiento muy especial las 24 horas del día, para no dejar nada librado al azar: contrataron a un detective privado para saber qué hacía Diego con su vida fuera de la institución.

En una entrevista con el diario español Vozpópuli, “Charlie”, el agente que tenía la misión de seguir a Mardona desde que salía del entrenamiento del Sevilla, contó detalles de aquellas largas jornadas.

“Esa casa no tenía salida, eso era lo bueno. Era un chalet y solo tenía una salida. Entonces pusimos un coche ahí y nos íbamos turnando. Esa casa era como una tienda de ‘El Corte Inglés’. Contamos 18 o 20 italianos y argentinos entrando y saliendo. El tema es que Maradona no iba a entrenar. Se metía allí a las seis de la mañana”, relató Charlie.

Y agregó: “Yo llevo 30 años en la calle y sé qué gente era. Aquello era un desastre. Hasta filtramos amigas en su entorno. Eran como modelos y con eso les pusimos la trampa. Metimos mano ahí. Maradona era muy buena gente, pero era muy golfoEran las cinco de la mañana y a las diez tenía que estar en la ciudad deportiva entrenando”.

Como era de esperar, la historia entre Diego y el cuadro español no tuvo un final feliz: el Sevilla finalmente utilizó las pruebas de los detectives para desvincular al “10”, incluso un año antes de lo esperado.

COMENTARIOS