Salud

Diez consejos para dormir bien en verano

Cómo lograr un buen descanso con las altas temperaturas

domingo 20 de diciembre de 2020 - 7:54 am

Durante el verano las altas temperaturas provocan una sudoración mayor que la que emite el cuerpo durante el resto del año. Eso impide que se pueda alcanzar el sueño fácilmente y haciendo que este se vea interrumpido en muchas ocasiones.

A continuación, diez consejos para lograr un mejor descanso:

1- El uso de fibras naturales supone una gran diferencia frente al uso de las derivadas del petróleo. Los materiales naturales ayudan a una mayor transpiración, permitiendo una mejor oxigenación del cuerpo y remitiendo la sensación de calor.

2- Realizar una pequeña ventilación de la habitación antes de ir a dormir ayudará a que el ambiente se refresque. Lo aconsejable es realizarlo cuando se pasa del día a la noche y las temperaturas bajan ligeramente (después de las 23). De esta forma, se eliminará la condensación debido al calor y la humedad.

3- Mantener las persianas bajas durante el día, especialmente durante las horas en las que más calor hace (entre las 13 y las 17 horas) ayudará a mantener toda la vivienda más fresca al no caldearse los espacios.

4- Ducharse con agua templada antes de dormir y no de agua fría ya que ésta actuará como terapia de choque frente al organismo y, en consecuencia, el cuerpo comenzará a generar calor para equilibrar la temperatura corporal.

5- Las altas temperaturas hacen que la garganta se seque. Por ello, es aconsejable dejar una botella de agua al lado de la cama, y en especial, no encender la luz de la habitación ni usar ningún dispositivo que la emita.

6- Durante las tres horas previas a dormir, controlar la ingesta de bebidas para no despertarse en medio de la noche para acudir al baño.

7- Si bien no es recomendable dormir con el aire acondicionado, en caso de hacerlo la temperatura recomendada de la habitación es de 20 grados.

8- No ingerir alcohol ya que crea el efecto contrario en el sueño y se convierte en un “sueño hipnótico” y no permite que se alcance la segunda fase del sueño profundo.

9- Realizar cenas ligeras y frescas, siempre 3 horas antes de irse a dormir, facilitará la entrada del sueño ya que ayuda al sistema digestivo a realizar la digestión, pudiendo centrarse el cuerpo en alcanzar el sueño.

10- No practicar deporte 3 horas antes de irse a dormir, ya que el ejercicio aumenta la temperatura corporal, la frecuencia cardiaca y eleva la adrenalina, por lo que no permitirá al cuerpo prepararse de forma correcta para el descanso.

Fuente: Men´s health

COMENTARIOS